HISTORIA Y ARTE - LA EUROPA DEL RENACIMIENTO: Las manifestaciones artísticas - 11ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 21 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_europa-renacimiento-manifestaciones-artisticas11





Historia y Arte

LA EUROPA DEL RENACIMIENTO

Las manifestaciones artísticas - 11ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18



El Renacimiento italiano del Cinquecento (continuación)

El Manierismo

l Manierismo es una de las corrientes artísticas más difíciles de definir. Cronológicamente se sitúa entre el Renacimiento Pleno y el Barroco y se manifiesta de forma tan sutil, que, a veces, es difícil determinar si una obra es decididamente manierista o, por el contrario, debe situarse en uno de los otros dos estilos.

Por otro lado, muchos de los artistas que practicaron el nuevo estilo, tan sólo lo hicieron en algunas de sus obras, mientras que en otras fueron fieles a la estética plenamente renacentista.

En un intento de definición, podemos decir del Manierismo que es un estilo que, surgido del arte renacentista, niega los principios del mismo desde dentro, a modo de deformación y no oponiendo nuevas formas o diferentes soluciones.

Así, la arquitectura manierista no introdujo elementos nuevos, sino que destruyó el equilibrio clásico y su gusto por la proporción matemática, limitándose a usar de manera diferente, deformada e inapropiada (podría decirse según el gusto clásico) los elementos que el propio clasicismo había impuesto. De ese modo, la clave de un arco pudo sobresalir del mismo rompiendo así la línea de semicircunferencia que define un arco de medio punto; el fuste de una columna rompía toda su esbeltez, marcando los sillares que la componían o, como hizo Miguel Angel, se alteraba el orden de los elementos o su funcionalidad, al colocar una columna que nada "sostenía y era sostenida a su vez por una ménsula" (Biblioteca Laurenciana).

En pintura, el Manierismo generó formas más alargadas (Madonna del cuello largo de Parmigiannino o casi toda la obra del Greco), como si con ello pretendiera alcanzar un canon de belleza más esbelto, o llevó el uso de la perspectiva a las pinturas de las cúpulas, con lo que se realizaron los más extremados escorzos. Desde el punto de vista temático, la pintura manierista fue partidaria de la ambigüedad, de forma que la lectura de la obra se hace más difícil por hermética e intelectualizada.

Por razones similares, en el retrato manierista se busca una notabilísima perfección en la representación del retratado, que consigue como efecto contrario el distanciamiento del personaje por excesivo y frío parecido.

Otra de las grandes diferencias del Manierismo con respecto al Renacimiento o al Barroco, es la clientela a la que fue destinado. Tratándose de un estilo refinado, culto y difícil, no pudo estar orientado más que a grupos que pudieran entenderlo. Se trató, pues, de un arte de minorías que hizo pocas concesiones y que se recreó en el juego de lo sutil e inteligente.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios