HISTORIA Y ARTE - LA CIVILIZACIÓN ISLÁMICA: Mentalidad y pensamiento - 1ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 13 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_civilizacion-islamica-mentalidad-y-pensamiento01



Historia y Arte

LA CIVILIZACIÓN ISLÁMICA

Mentalidad y pensamiento - 1ª parte


1 2 3 4



Introducción

a expansión del Islam se produjo a partir del núcleo árabe, pero en el corto espacio de tiempo de un siglo, el mundo musulmán se extendió por un vasto territorio en el que habitaban muy distintos pueblos y al que llegaban diferentes influencias de otras civilizaciones. No puede por ello identificarse mundo musulmán con mundo árabe, ni tampoco entenderse que la cultura y mentalidad árabes fueron las que predominaron en todo el mundo musulmán.

En este sentido, la civilización islámica supo aceptar, no sólo todo aquello que de bueno encontró en los pueblos que aglutinó bajo una misma fe, sino también todos los contenidos culturales que del legado de la antigüedad llegaron hasta sus manos y fueron muchos.

Esta actitud sincrética fue la que permitió un constante enriquecimiento de la cultura islámica, hasta el punto de llegar a ser admirada por el occidente cristiano.

Por otro lado, el proceso expansivo iniciado en las ciudades de Medina y La Meca se orientó tanto hacia el este como hacia el oeste, por una amplia zona de carácter desértico, más propia para el asentamiento concentrado que para el disperso. Si a eso se añade que los contingentes invasores, por razones de seguridad, debidas a la inferioridad numérica, siempre tendieron a permanecer unidos y que algunos de los territorios ocupados ya tenían una fuerte tradición urbana (Mesopotamia, por ejemplo) será fácil entender que el mundo musulmán se sintiera particularmente atraído por el modo de vida urbano.

De todo lo dicho pueden desprenderse dos características de la civilización islámica: su sincretismo cultural y su carácter urbano.

Ahora bien, sin duda alguna fue la religión islámica la que más poderosamente conformó la mentalidad musulmana y la que determinó todo un modo de entender la vida, ya que la religión coránica trascendía al mundo de las creencias para convertirse en una auténtica reglamentadora del modelo de vida.

La religión islámica

Cuando Mahoma diseñó la doctrina del Islam, lo hizo desde una actitud de claro eclecticismo. Perteneciente a una familia de mercaderes de La Meca, Mahoma entró en contacto con grupos judíos y cristianos y conoció así más de una tradición religiosa, cuyos fundamentos también enlazaban con la religión de los árabes, ya que la "Piedra Negra" de la Kaaba se asociaba al patriarca Abraham. De ese modo, Mahoma conoció y adoptó el monoteísmo judaico.

El Kaaba, o piedra negra, en la ciudad santa de la Meca, que es venerada por los musulmanes y en torno a la cual se realiza el último rito de la peregrinación que señala el Corán
El Kaaba, o piedra negra, en la ciudad santa de la Meca, que es venerada por los musulmanes y en torno a la cual se realiza el último rito de la peregrinación que señala el Corán

Según la tradición, el arcángel Gabriel se le apareció para comunicarle, como profeta elegido por Dios, la religión que debía predicar. Mahoma se anunció como el último profeta de una lista en la que se encontraban Moisés, Abraham y el propio Jesús y su misión era la de transmitir el mensaje de Alá (Allah), el único Dios al que todos debían someterse (Islam significa sumisión).

1 2 3 4

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios