DESCUBRIENDO RUMANIA: LA IGLESIA FORTIFICADA DE BRASOV

La ciudad de Brasov se localiza en el centro de Rumania, pasa por ser el principal punto de destino para el turismo de montaña al pie de los denominados Alpes de Transilvania. La coqueta villa es una de las más bellas ciudades del país y se ubica en las laderas del Timpa, un lugar donde históricamente convergen Valaquia, Moldavia y Transilvania.

Blog Cultureduca educativa brasov  DESCUBRIENDO RUMANIA: LA IGLESIA FORTIFICADA DE BRASOV

Su arquitectura es sorprendente para el viajero, especialmente porque se libró de la época comunista y sus realizaciones que entonces se conoció como “arquitectura progresista” [Dios mío, qué fealdades]. Para hacernos una idea ¿recuerdan los que nos leen los edificios de los años sesenta de la zona de Bellvitge en Hospitalet de Llobregat y que levantara la entonces “honorable familia” que hoy está en los juzgados? ¡Cuánto nos habríamos ahorrado si el “sebón” no le hubiera dado aire en aquellas lejanas épocas del último cuarto del siglo XX. Pues exactamente eso, colmenas a destajo para “atrapar a los que venían a trabajar”.

Brasov se libró de esa horrible arquitectura y gracias a ello tenemos un casco histórico modélico para lo que acabó sucediendo en otras partes del país. Por supuesto, su pasado, su historia, la hacen única y por doquier nos puede sorprender con una página de su pasado, como acontece hoy con la Iglesia Fortificada.

Por aquí anduvieron los Caballeros de la Orden Teutónica [entonces respondía al nombre de Corona] y saltaba a un documento tal cual lo tiene hoy en 1295. Los turcos la conquistaron en 1421 y Miguel el Bravo sería aclamado tras la unificación de los tres principados. En el XVII el imperio de los Habsburgo derrotó a los otomanos y la ciudad queda engarzada con la historia austriaca para, tras la I Guerra Mundial, regresar a Rumania.

La iglesia fortificada aparece mencionada en 1362 en un documento de Luis de Anjou certificando los derechos que, a comienzos del XIII, los nobles germánicos reciben [fue poblada con colonos sajones] y la edificaron como Iglesia Cristiana Evangélica. De estilo gótico, denota una clara influencia de los monasterios cistercienses y la arquitectura tradicional transilvana. Está dedicada a San Nicolás y fue destruida en 1839. La edificación que hoy conocemos se erigió en 1841 y fue remozada en 1903 cuando se incorporaron las actuales cuatro torres.

La fortificación tenía originalmente una forma oval, se inició en el XVI y continuó trabajándose en ella hasta el XVIII. Se complementó con nueve torres defensivas y por medio de un pasillo las casas del emplazamiento lograban comunicar [eso les permitía refugiarse] con el recinto fortificado. Las cuatro campanas se incorporaron entre 1903-1926.

Después de 1700 la iglesia perdió su rol defensivo y en el XIX se transforma la zona del bastión en rectoría, la actual fue construida a comienzos del XX. El cementerio evangélico se levantó en 1826 y durante ese siglo se ampliaban los límites  originales con elementos neoclásicos.

En el interior tenemos impresionantes elementos decorativos con una estatua de Jesús (1868) y el clásico púlpito (1881). Sobresale una gigantesca araña [lámpara de varios círculos], las vidrieras del coro, las esculturas de piedra y un órgano de 1842 que es toda una joya entre este tipo de instrumentos musicales.

El sello que nos trajo hasta aquí es el de la emisión conjunta [Croacia-Rumania] del pasado 11 de noviembre de 2014. Sólo teníamos datos de la emisión croata con dos efectos de 7,60 Kunas y la iglesia de Brasov aparecía en el efecto inferior del díptico aparecido en versión hojita bloque. La fotografía fue realizada por Mihai Vamasescu y en total el correo croata lanzó 35.000 ejemplares.

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@yahoo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *