DESCUBRIENDO LAS TIERRAS CHECAS: CENTENARIO DE LA REPÚBLICA CHECA

El 12 de octubre de 2016 se ponía en circulación una preciosa hojita bloque con dos sellos de 27 coronas y tres viñetas sin valor postal junto a grandes márgenes de la hoja que, por sí mismos, son todo una magistral lección de historia y pueden servir para documentar numerosos momentos de la historia y la cultura de estas tierras centroeuropeas. Fue diseñada por Jan Maget y el grabado lo realizó Václav Fajt, impresión en offset multicolor.

Blog Cultureduca educativa centenario_republica_checa DESCUBRIENDO LAS TIERRAS CHECAS: CENTENARIO DE LA REPÚBLICA CHECA

Si nos detenemos en los sellos, el superior muestra a personajes que forman parte de la nación checa, concretamente aparecen San Wenceslao, Premysl II Otakar y Carlos IV; para el inferior se ha escogido un aspecto social y afecta directamente el pueblo: las viudas o mujeres quedan desamparadas tras los enfrentamientos bélicos que prácticamente conforman todo el resto de la hoja y en donde aparecen personajes de la talla de M R Stefanik, T. G. Masaryk o Edvard  Benes [los dos últimos pasaron gran parte de la I Guerra Mundial en los Estados Unidos y desde allí no cejaron en su empeño por la independencia y siempre estuvieron presionando a las comunidades checas y eslovacas, había que aprovechar el estadio de debilidad en que dejaron las potencias del momento al Imperio Austro-húngaro; previamente se habían firmado unos acuerdos en Cleveland (1915) y en Pittsburg (1918) y llegaba el 28 de octubre de 1918 cuando Checoslovaquia acaba declarando la independencia de la que Masaryk sería su primer presidente].

En otra imagen encontraremos los personajes de los países que protagonizaron la I contienda, el rey Guillermo II de Prusia, el mariscal general von Hindenburg o el zar Nicolás II. Tampoco falta el emperador Francisco José I que cayó abatido el 21 de noviembre de 1916 y punto de origen del conflicto, fue sustituido por Carlos I (sobrino del monarca asesinado).

Otro detalle significativo son las banderas de los diferentes países que estuvieron en conflicto y las imágenes, dantescas, de la destrucción que padeció el continente. Asimismo se reproducen, parcialmente, sendos sellos del otrora influyente imperio que en 1918 se dejaba atrás pero con indelebles huellas en toda la región centroeuropea que en muchos casos muestra la riqueza arquitectónica que aquel imperio dejó en toda su zona de influencia y deja boquiabiertos a los millones de visitantes que atraen sus ciudades.

Sin duda un Resurgimiento Nacional checo que nace en el siglo XIX comenzaba a recoger la cosecha, curiosamente, parte de ese éxito hay que dárselo a la reforma educativa que llevó a cabo la emperatriz María Teresa (1746-1780) que acabará facilitando la escolarización de los más desfavorecidos y las clases sociales surgidas en la Revolución Industrial acabarían rompiendo la baraja. En 1863 los checos ganaban también las elecciones municipales de Praga, se iniciaba el declive de la hegemonía alemana que acabará prácticamente con la declaración de independencia medio siglo después y, sin proponérselo, estaban sembrando la siguiente confrontación a nivel planetario, pero esa es ya otra historia.

www.cpost.cz
filatelie.kv@cpost.cz

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@yahoo.es

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.