CONSERVACIÓN: Espacios y paisajes naturales: El Parque Nacional de Ordesa - 4ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 95 usuarios conectados

 

/natureduca/conservacion-espacios-y-paisajes-naturales-el-parque-nacional-de-ordesa-04






Conservación

ESPACIOS Y PAISAJES NATURALES

El Parque Nacional de Ordesa - 4ª parte


1 2 3 4



Itinerario de interés

entro del Parque de Ordesa pueden realizarse numerosos recorridos, bien por las cumbres o por el fondo del valle, con equipos especiales de montañismo o sin necesidad de ellos.

Ahora bien, si el visitante dispone de un solo día y tiene que elegir entre las variadas excursiones que están señalizadas por el Valle, no dudamos en señalar la denominada de la Faja de Pelay, ya que a través de su recorrido se logra alcanzar una completa visión panorámica y de altura del conjunto del Parque, así como la mayor variedad de pisos y asociaciones vegetales.

Ruta de la Faja de Pelay
Ruta de la Faja de Pelay (en rojo)

Esta excursión, de una duración aproximada de medio día, es conveniente emprenderla a primera hora de la mañana. Partiendo de la estación de recepción y aparcamiento, cruzamos el río Arazas por el llamado Puente de Briet, en honor del apasionado explorador de este valle; atravesamos las praderas de la margen izquierda del río para adentrarnos primero en el bosque de hayas y seguidamente en el bosque mixto de coníferas y caducifolias, hasta encontrar la llamada Senda de los Cazadores, estrecho sendero que asciende casi en vertical, a través de tupidas masas de pino silvestre, hasta la cornisa ya citada de la Faja de Pelay, a una altitud próxima a los 2.000 metros, y que será el punto más alto del recorrido.

La dura ascensión hará obligado un descanso para reponer fuerzas, y nada mejor para ello que el Mirador de Carcilarruego, imponente proa que se adentra en el valle y desde la cual puede divisarse un panorama inolvidable. Enfrente, la mole del Mondarrruego y el Tozal del Mallo; más a la derecha los circos de Carriata y de Cotatuero y, por fin, imponente, cubierto de nieves y ventisqueros y generalmente entre brumas, el macizo del Monte Perdido (3.355 m).

Tozal del Mallo
Tozal del Mallo

A partir del mirador, emprendemos el camino casi horizontal de la Faja entre pinos negros y rododendros, salvando impresionantes cortados, para ir descendiendo lentamente hasta la famosa cascada Cola de Caballo, al pie ya del Monte Perdido. Por allí cruzaremos el río y emprenderemos el camino de regreso por la orilla derecha, entre pedrizas y altas praderas, hasta encontrar las Gradas de Soaso, gargantas escalonadas por donde el río se asoma al estrecho valle. El camino se adentra después en el bosque de pinos, atraviesa un magnífico hayedo y llega, finalmente, entre una sucesión de bellas cascadas, al punto de partida.

1 2 3 4

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios