Trasplante de un limero – Lima Bears – Lima persa – Citrus × latifolia – Limas dulces, cítricos

En este vídeo os muestro cómo trasplanto un limero de la variedad Bears (Citrus × latifolia), de fruto también conocido como lima de Tahití, lima persa, limón criollo o limón mesina. Esta variedad no tiene amargor y es más dulce que la típica lima ácida (Citrus x aurantifolia), también es un poco más grande, a veces con los extremos algo puntiagudos; la piel es más gruesa. No tiene semillas. El árbol apenas presenta espinas, en comparación con otras variedades, es más resistente a enfermedades y el fruto se conserva más tiempo después de la recolección.
Esta variedad fue nombrada así en honor a John T. Bearss, que la desarrolló hacia 1895 en Porteville (California – EEUU).

Lo ideal para su plantación sería utilizar estiércol, pero al no disponer de animales utilizo compost de elaboración propia, y en el que tengo trabajando incansablemente una gran colonia de lombrices (en el vídeo muestro algunos ejemplares).

Este tipo de plantas que vienen en maceta con su propio cepellón, al contrario que los que se venden a raíz desnuda, se pueden trasplantar durante todo el año, ya que las raíces no sufren al no tener que adaptarse al sustrato del nuevo terreno.

Antes de pasarlo al hoyo hay que introducir el cepellón en el agua y dejarlo sumergido unos minutos para que se hidrate.
El hoyo practicado debe ser ancho, aproximadamente el doble del diámetro del cepellón, para que las raíces puedan alargar bien durante los primeros meses. El estiércol o compost, hay que depositarlo en el fondo (nunca alrededor de las raíces), y cubrirlo con uno o dos cm de tierra para que la acidez del abono no toque directamente las raíces. Posteriormente se termina de rellenar con tierra normal de jardín.

MUY IMPORTANTE: en la planta es visible el punto donde ha sido injertado; ese punto tiene que quedar siempre por encima de la superficie de la tierra; hay que tenerlo muy en cuenta cuando se introduzca en el hoyo, y si es necesario ir añadiendo tierra debajo del asiento hasta que dicha zona quede bien visible sobre el terreno. Si no se hiciera así, la planta emitiría raíces por encima del injerto al quedar enterrado; las raíces sólo deben brotar de la planta patrón (la que está por debajo del injerto).

¿Te gusta? Pincha para compartir en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Abel Domínguez

MI canal de Youtube: https://www.youtube.com/c/AbelElTecnotron

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • CONSULTA TAMBIÉN LOS ARTÍCULOS RELACIONADOS: