FILATELIA: LA PORTA BOHEMICA

La República Checa lanzaba el 5 de abril de 2017 una bella estampilla de 20 coronas dedicada a sobresaltar las múltiples bellezas de la república, en este caso de un entorno natural ubicado en Bohemia Central, la denominada desde tiempos inmemoriales Porta Bohemica.

Se trata de una imagen del Valle del río Labe, centrada en los meandros que dan entrada a las montañas de Bohemia que se ubican al norte de Praga y donde, tras dejar el maravilloso paisaje lleno de viñedos que el hombre ha ido transformando con infinita paciencia a lo largo de miles de años y que el artista refleja fielmente, el viajero puede explayarse o  extasiarse cuando la carretera lo permite, siguiendo el curso fluvial se acerca, mediante impresionantes acantilados rocosos hasta la otrora gran ciudad industrial de Ústí nad Labem, cercana ya la frontera geográfica con Alemania.

FILATELIA: LA PORTA BOHEMICA

El sobre, cancelado en Velké Zernoseky muestra un racimo de uvas como símbolo de la riqueza vinícola de toda la región y en la ilustración del mismo sobre va la cima del monte del Calvario, que es coronado por las típicas tres cruces de tradición cristiana en la misma reserva natural y al fondo está la montaña de Radobyl y la cadena Rip. En cualquier caso bien está en recordar que esas montañas son de la volcánica y transformadora era de globo terráqueo: la Terciaria.

El sello presenta, en primer término el pintoresco pueblecito en donde se aplicó el matasellado de primer día e inmediatamente sus célebres viñedos escalando la montaña en el lado derecho y en su parte izquierda bien ordenados por debajo de la carretera, entre el camino y el lecho fluvial; sin duda una zona donde los lugareños han demostrado lo que son capaces cuando se ponen a cuidar unas fincas agrícolas.

Cerca de esta zona encontramos uno de los castillos checos más famosos, el de Strekov y que, a los melómanos, puede que les suene porque siempre te recuerdan, cuando aluden al genial Richard Wagner aquí, dicen, se inspiró el genial músico para crear la gran ópera de Tannhäuser. Otro punto de interés podría ser el paseo por la coqueta población de Vanov que acoge a su impresionante formación rocosa de Vrkoc y la caída de agua más grande de toda Bohemia Central.

El autor de este genial viaje imaginario gracias a una estampilla [tan escasas de ver en la correspondencia de nuestros días] fue el gran pintor y artista gráfico Adolf Absolon; el grabado lo realizó el insuperable Milos Ondracek. El formato  horizontal u apaisado, tamaño 450×26 mm., fue impreso en planchas de ocho ejemplares en las instalaciones de imprenta del correo checo en la tradicional manufactura de calidad que nos tiene acostumbrados este servicio postal. Simplemente: ¡Chapeau!

www.cpost.cz
filatelie.kv@cpost.cz
www.madeinczechoslovakia.org

 

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@yahoo.es

¿Te gusta? Pincha para compartir en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • CONSULTA TAMBIÉN LOS ARTÍCULOS RELACIONADOS: