ACUICULTURA: Cultivos: moluscos: ostra, ostión - 3ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 138 usuarios conectados

 

/natureduca/acuicultura-cultivos-moluscos-ostra-ostion-03





Acuicultura

Acuicultura

CULTIVOS - MOLUSCOS

Ostra, ostión - 3ª parte


1 2 3



Colocación de los colectores y control de las siembras

esulta de sumo interés conocer el momento idóneo para la colocación de colectores, que debe coincidir con la mayor presencia de larvas en el agua, pues si se colocan demasiado pronto, pueden cubrirse los colectores con limo, algas y/o incrustaciones que impidan las fijaciones de ostras y si se colocan tarde ya no habrá larvas para fijarse.

cultivo_ostras_caja.jpg (13366 bytes)
Conjunto de cajas de cultivo de ostras (Acuicultura del Atlántico S.A.)

La determinación, pues, del momento idóneo (junio y septiembre normalmente) exige pescas periódicas de plancton que, examinadas al microscopio (lupa), nos irán indicando la creciente existencia -o ausencia- de larvas; con este dato y una buena ración de "ojo clínico" se acertará.

ostra_adulta.jpg (8568 bytes)
Cajas de cultivo con ostra adulta (Acuicultura del Atlántico S.A.)

fijacion_ostra_concha.jpg (11179 bytes)
Fijaciones de ostra sobre una concha de ostra (Acuicultura del Atlántico S.A.)

Otro detalle de suma importancia para la colocación de colectores es la localización de los lugares de fijación, ya que éstos no tienen por qué coincidir con los de estabulación de los progenitores.

Las larvas, durante su vida pelágica, son arrastradas de forma incontrolada por las corrientes hasta el momento de su fijación, siendo imprevisible el lugar en que ésta suceda. Sin embargo, hay cierta probabilidad de que ésta se realice en zonas de choque de corrientes o de turbulencias en general, ya que ahí quedan retenidas las materias en suspensión (larvas) durante cierto tiempo, por lo que hay mas probabilidades de lograr fijaciones.

Estas turbulencias, en parte, las provoca el ostricultor agrupando los colectores adecuadamente e incluso cubriéndolos de ramajes. En todo caso la localización de lugares de puesta habrá de basarse en una cobertura sistemática de zonas con colectores de prueba.

Una vez que las ostritas han llegado al tamaño aproximado de 1 a 2 centímetros (talla de uña) hay que desprenderlas del colector (con los ostiones se hace con talla mayor, unos 4 cm.) para iniciar su cultivo controlado, que podrá ser horizontal, sembrándolas en parque o estabulándolas en bandejas que o bien se ponen también en el fondo de un parque o -en cultivo vertical- se cuelgan de la cuerda de una batea o de un flotador. En lugar de bandejas también pueden utilizarse sacos de malla amplia de plástico. En algunos países se usan estacas como soporte de las ostras, pero su rendimiento es pobre, igual que las nuevas técnicas de cultivo en manglares.

En el cultivo en parque y en cestas habrá que rarear (resiembra sobre superficie mayor), pues el aumento de talla exige densidades menores por disponibilidad de alimento. En cambio, para el cultivo en cuerda cuando la cría haya alcanzado un tamaño de unos 30 a 50 mm. se pegan las ostras de tres en tres, por medio de cemento, a las cuerdas de una batea ostrera, donde permanecen hasta su venta.

cultivo_ostras_caja2.jpg (14584 bytes) cultivo_ostras_caja3.jpg (14578 bytes)
cultivo_ostras_caja4.jpg (14511 bytes) cultivo_ostras_caja5.jpg (12582 bytes)
Cajas de cultivo de ostra  (Acuicultura del Atlántico S.A.)

Durante el cultivo en cuerda habrán de vigilarse cuidadosamente las fijaciones de otros moluscos, especialmente del mejillón, que se eliminan por diversos procedimientos, como cepillado individual de cada ostra o chorros de agua, preferentemente caliente.

En el cultivo en bandejas hay que vigilar además las fijaciones de algas, que pueden obturar su rejilla e impedir así el aporte de agua nueva y, por tanto, de oxígeno y plancton; esto se realiza tratando las bandejas previamente con productos antiincrustantes especiales o bien cepillándolas periódicamente.

En el cultivo en parques normalmente sólo se precisará eliminar algas y fango si fueran excesivos, lo que se logra arrastrando cadenas con una embarcación por encima del parque o bien con chorros de agua aplicados al fondo.

La recogida de la ostra adulta para venta se realiza en los parques o bien con marea rastreando el fondo, o bien en bajamar por medio de rastrillos vulgares de tipo agrícola. En el cultivo en cuerdas se extraen éstas y se despegan las ostras del cemento; las ostras cultivadas en bandejas o sacos, evidentemente, sólo habrán de ser extraídas de éstos.

Los lugares más idóneos para el cultivo horizontal de ostra son los resguardados de viento y oleaje, con amplias mareas y buenas corrientes, configuración plana y fondos duros (arena gruesa, gravilla, sin acumulación de fango).

Es importante la ausencia de hondonadas por las charcas que pueden producirse en las bajamares, porque el agua retenida llega a alcanzar temperaturas excesivamente altas en verano y excesivamente bajas en invierno. Las condiciones óptimas para el cultivo vertical ya se expusieron al tratar de los viveros flotantes.

1 2 3

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios