LA RADIO EN LA LITERATURA: EL LIBRO NEGRO DE LA IZQUIERDA ESPAÑOLA

 

“Más felicidad hay en dar que en recibir”
[Hechos 20: 33-35]

 

De nuevo una reseña que no esperaba realizar. Cuando compré el ejemplar en mi habitual librería barcelonesa de saldos, no esperaba descubrir en él temas radiales a pesar de que, en la INCIVIL, la radio jugó un gran papel como en alguna otra referencia anterior quedó reflejado.

En cuanto al libro, un tocho de casi 600 páginas de letra bien apretada, no es una historia habitual, sino una recopilación de una docena de autores que se han centrado en el conflicto de nuestros abuelos y en los que prácticamente no quedó familia que no contribuyera a la locura del momento y llegan hasta nuestros días en el exhaustivo análisis del pensamiento de izquierdas que tantas veces ha llevado a las masas “al paraíso en la tierra”.  Se trata de una recopilación que ha realizado el editor José Javier Esparza, Chronica Editorial, Barcelona 2011 y que arroja mucha luz sobre unos hechos que muchos se sorprenderán si es que lo llegan a tener en sus manos.

Destaco su gran responsabilidad, narrar los hechos y citarte los documentos en los que está basado o aparece recogido cualquier comentario u opinión que, como es habitual, suele levantar ampollas en esas pieles supersensibles que ven la paja en el vecino pero que no pueden quitarse la viga de su entorno. Porque nadie quiere a estas alturas reconocer la dura y cruda, realidad, de unos hechos en los que determinados personajes funcionaron como verdaderos carniceros y que algunos reclaman, en su locura hacia el abismo, como si fueran santitos sus protagonistas políticos.

La recopilación puede levantar la hiel a los acérrimos que sin analizar los hechos a la luz de los documentos históricos, se lo tragan todo. Vaya que yo me iría bien lejos, a aquel célebre anuncio que se ha recuperado [el mensaje] “Busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo”. El que se acerque buscando esclarecer algunos hechos seguramente encontrará respuesta a su búsqueda y se complementaría con una colección que en su día lanzó EL MUNDO: La Guerra Civil día a Día, con 36 tomos debería de haber sido suficiente [nunca hay suficiente, si va por México, cerca del inmenso paseo de la zona central del DF, detrás del Palacio Tacuba había, hace dos décadas, gran cantidad de negocios libreros e infinidad de trabajos sobre la contienda española vista desde el otro lado y que, a pesar de todo, no estada tan infectada como ahora sucede en la sociedad española. Otra vez. Confiemos en no repetir los errores de entonces o verdaderamente, Churchill, estaba en lo cierto: no tendríamos remedio].

Lo mejor: las referencias que cada apartado recoge; esas citas bibliográficas son toda una joya para el investigador: le dan una cantidad de datos que muchas veces abruman al historiador ante el extensísimo material existente. Pueden servir como punto de partida para cualquier trabajo y para encarar la investigación desde cualquier óptica, ese material puede resultar realmente imprescindible. Si algo echamos en falta en este trabajo es un índice onomástico para ir directos al personaje-protagonista de los hechos; aunque en cierta medida el extenso índice ya nos puede indicar por donde pueden ir los diferentes trabajos a poco que uno esté en el ajo.

Y como lo que nos interesa en esta web es el mundo de La radio en la Literatura, allá vamos. Las alusiones a la radio como es habitual, siempre al final del párrafo, entre corchetes y negrita, la página en la que se encuentra esa referencia.

 

“Para “salvar la República”, como dice Modesto, el general de artillería de la Armada Francisco Matz, subsecretario del Ministerio de Marina, asistido por le oficial de transmisiones Balboa, organiza desde el 15 de julio las comunicaciones por radiotelégrafo para que sólo sean conocidas por los marinos afectos al Frente Popular. ¿Lógica prevención ante un golpe de Estado? Sin duda. Pero ocurre que entre las instrucciones cursadas desde el Ministerio a los marinos figura aquella de que no pierdan de vista a sus jefes pues están “todo ellos complicados en la traición”. La marinería, muy infiltrada por los partidos revolucionarios, se hace con el control de las naves y apresa a los mandos. En pocas semanas los oficiales de la Armada serán aniquilados. Alrededor del 50% de los oficiales de la Marina en zona republicana serán ejecutados por el Frente Popular a lo largo de la guerra, especialmente en Cartagena y Málaga” [139]

Se teme que una supuesta “quinta columna” actúe a favor de los nacionales desde dentro de la ciudad. La prensa izquierdista venía reclamando abiertamente el fusilamiento de los presos políticos. El término quinta columna surgió en la guerra civil a partir de un discurso radiofónico del general Queipo de Llano, según el cual cuatro columnas del ejército se dirigían contra Madrid y una quinta trabajaba desde dentro de la capital. Otras fuentes atribuyen el término a Mola. En todo caso la alusión a la “quinta columna” sirvió de pretexto al Frente Popular para intensificar la represión [un eufemismo para referirse a los asesinatos sin justificación]”. [186 y 196]

“Casi al mismo tiempo, las autoridades de Madrid se incautaban de Radio POUM [esta organización política sería salvajemente reprimida por sus más próximos y a ella se le cargaron  infinidad de barbaridades, en algunos casos sin justificación] y suspendían la publicación El Combatiente Rojo”. [216]

Los republicanos habían vaciado de (sic) las salas del Museo del Prado por orden expresa de Negrín.  Éste, jefe del gobierno, había tenido la desfachatez de no informar a Azaña de la caída de Barcelona y cuál fue su sorpresa cuando conoció por la radio que la Ciudad Condal ya no estaba en manos de la República y que el propietario del castillo en el que estaba oculto había sido nombrado alcalde de Barcelona”. [259]

“Cabe decir que, desde la última semana de Septiembre, Radio Toulouse [durante varias décadas más, tras finalizar la guerra, era el lugar en donde se ponía en el aire la programación en lengua española de Radio París, posteriormente Radio Francia Internacional y Ruedo Ibérico tenía una gran influencia], completamente dominada por el maquis franco-español, realizó una importantísima labor de agitación y propaganda preparando la invasión y convirtiéndose en portavoz de la agresión armada contra España”. [277]

“Cuando Moscú proclamó la condena de Tito, a Comorena le faltó tiempo para publicar un rotundo artículo en el que denunciaba a Tito como “agente de la causa imperialista norteamericana”. Con ello, por cierto, puso en un extraordinario apuro a los locutores del PSUC en Radio Belgrado, que tuvieron que poner pies en polvorosa”. [301]

“Radio España Independiente-La Pirenaica, la emisora del PCE [la mítica REI o Radio España Independiente que primero funcionó desde la URSS y finalmente quedó instalada en Bucarest, aunque con oficinas diseminadas por todo el orbe soviético, prestó un gran servicio en la historia de la radio, especialmente la clandestina], dirigida personalmente por La Pasionaria [frecuentemente en la biografía de la misma se omite el período de la Pirenaica, como si allí no hubiera nadie tras las cortinas; los radioescuchas que soñaban con la QSL –dibujo de Picasso y composición de Renau- o el banderín, debían de escribir a un apartado de correos en Praga y frecuentemente la respuesta llegaba matasellada en la oficina del Ministerio de Salud de París], comenzó una atroz campaña de difamación contra Comorena”. [303]

“Como el PCE no había podido aniquilar a Comorena en Francia, el Partido decidió provocar su liquidación en España. ¿Cómo? Apelando a los militantes comunistas del interior. La consigna era “tratar a Comorena como un enemigo de la clase obrera”. Es decir, asesinarle. La orden se lanzó a través de la radio La Pirenaica primero, y del periódico Mundo Obrero después, con fecha 15 de septiembre de 1951”. [302]

“No hace muchas semanas, la prensa francesa y la radio inglesa comunicaban que en Cataluña habían sido detenidos 22 comunistas e incautadas dos imprentas donde se hacían, según estos comunicados, Mundo Obrero, órgano del Partido Comunista, y Treball, órgano del PSUC. “La comedia e finita”, señores Molinero y Massip”. [303]

La emisora La Pirenaica aseguró que todo era una maniobra de la policía franquista para presentar como héroe a quien en realidad eran un miserable delator desenmascarado” [en realidad era habitual el inicio de las purgas en todos los partidos comunistas de la época, pero el español escribió, posiblemente, algunas de sus páginas más siniestras en el intervalo que va del final de la guerra a la muerte del general Franco en 1976]. [303]

Dionisio Riduejo dirigió Radio Nacional de España desde su fundación en 1938, cuando la emisora tenía su primera sede en Salamanca. Tovar mantuvo una estrecha relación con Ramón Serrano Súñer [justo hace unos días mientras tomaba una cerveza uno de los contertulios nacido en La Terra Alta, nos narraba cómo se cerraba a cal y canto la población de Gandesa cuando, según él, llegaba el personaje a la zona, por lo visto tenía grandes propiedades en la región, personalmente no he verificado estos datos], al que acompañó en varios de sus viajes a Alemania e incluso estuvo presente en la célebre entrevista que el entonces cuñado de Franco mantuvo con Hitler en Berlín con una delegación integrada por hombres afines al nacionalsocialismo como el propio Riduejo, Miguel Mora Figueroa o Miguel Primo de Rivera”. [328]

“Sus únicos apoyos eran el gobierno argelino a través de su servicio secreto, y el MPAIAC (Movimiento para la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario), al cual facilitaba el gobierno de Argelia unas emisiones de radio muy escuchadas en España [y no le falta razón, entre los que nos hemos dedicado a la radio, eran unas emisiones diarias, que en onda larga, media y corta, llegaban como un cañón a Barcelona y la mayoría de las noches, cuando llegábamos del trabajo a la casa en la que estábamos de realquilados,  eso de un pisito para cada hijo era realmente un sueño que sólo se podían permitir los verdaderamente pudientes, los curritos, desde el primer día, sacrificándose o formándose, porque aquellas noches tan disímiles y con personas de tan diferentes orígenes daban para hablar e intercambiar opiniones de todo lo que el inolvidable Antonio Cubillo decía a través de las ondas hertzianas. Estos días también me apareció el bloque de un lustro con las nóminas del 1976-1980 y ya entonces la media del 30% para el sistema confiscatorio español que, para más recochineo, nos quiere hacer creer que la merecida pensión la recibimos de forma graciable porque otros trabajan cuando alcanzamos la edad del retiro y pasamos a otra más maravillosa llamada jubilación –de jubileo-]. El MPAIAC propugnaba la “lucha armada”, aunque con poca capacidad para ella”. [357]

“Es interesante la opinión de Armando López Salinas, antiguo subdirector de Mundo Obrero y corresponsal en Madrid de Radio España Independiente (más conocida como Radio Pirenaica), destacado militante del PCE y miembro de su Comité Central sobre la actitud cínica del PSOE afirmando que: “Brandt (sic) también el Departamento de Estado de los EE.UU, aceptaba la posible marginación electoral del PCE en los primeros comicios generales y seudo constituyentes, tal como nos habían dicho Felipe González y Enrique Múgica, antiguo militante del PCE en conversaciones bilaterales”. Afirmaban que aunque el PSOE sólo consiguiese un diputado como en tiempos de Pablo Iglesias lucharían con todo ardor por la legalización del PCE”. [394]

“El 20 de enero de 1984, aparecen unos cuerpos que finalmente once años después se identificarán oficialmente como los restos de José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala. Mientras la locutora de la Cadena SER de Alicante, Nieves Martínez Martínez, se dedicada a su programa de radio-fórmula musical Los Cuarenta Principales, en el que atendía las llamadas de los oyentes entre canción y canción, recibió una que jamás olvidará: “Escuche atentamente lo que le voy a decir. A las tres de la tarde hemos ejecutado a los miembros de ETA Lasa y Zabala. Antes de morir han pedido un sacerdote, pero no se lo hemos concedido, no se lo merecían”. La anónima voz cita una localidad alicantina llamada Busot. El comunicante habla de masacrar manifestaciones de apoyo a etarras y alude a los GAL, pero en ningún momento lo reivindica en nombre de estos. Habían pasado tres meses de la desaparición de los refugiados vascos en Bayona. Nadie prestó excesiva atención a aquella llamada”. [421]

“La Cadena SER: colaborador necesario. La estrategia socialista no hubiera sido posible sin la ayuda de los medios de comunicación más favorables a la izquierda española. El Grupo Prisa, desempeña un papel fundamental en esta historia, poniendo toda su maquinaria de propaganda a trabajar: desde la Cadena SER, en esa jornada de sábado, se informa de cosas como esta: “Tenemos novedades que contradicen lo que dice el ministro del Interior” [evidentemente no eran alumnos de la gran escuela que fue la BBC y luego se extrañan de la poca credibilidad de los medios que deben de estar para informar y no para manipular; ahí podría encuadrarse el por qué determinado político permaneció varias semanas al lado del ultrapoderoso Señor Polanco; hoy, PRISA, si nos atenemos a lo que aparece por las redes es un gigante con pies de barro y numerosos negocios emprendidos al otro lado del charco no sólo no han mejorado la cuenta de resultados sino que han empobrecido, lamentablemente, la calidad, cantidad y pluralidad de los medios de aquellas naciones de habla hispana. Hoy es un páramo el panorama radial de la región, aunque en mi último periplo por la lejana Patagonia me hacen abrigar esperanzas de que no todo está perdido aunque la célebre radio fórmula encorseta y enmudece otras formas más creativas de hacer radio. El hermano de uno de los personajes clave de esa cadena acabó de Ministro con Zapatero ¿se estaban pagando los favores recibidos?].

La Cadena SER empieza a poner en duda, desde el principio, los datos que facilita el Gobierno. El mismo día del atentado, por la noche, en la Cadena SER, Ana Terradillos, informaba de lo siguientes: “Tres fuentes distintas de la lucha antiterrorista han confirmado a la Cadena Ser que en el primer vagón del tren que explotaba antes de llegar a Amocha iba un terrorista suicida. Interior no lo confirma”. En otro momento de la emisión, también se dice: “Fuentes de la lucha antiterrorista insisten en que al menos una persona se ha inmolado en uno de los vagones del tren que llegaba a Atocha.

Tras emitir esta noticia en la emisora de Prisa se recibe una llamada en la redacción de un responsable del Instituto Anatómico Forense pidiendo explicaciones de la falsedad y exigiendo que se retractaran de todo lo dicho ya que ningún forense podía acreditar esa información, pero los responsables de la emisora hacen caso omiso ante tal petición”. [451]

“Sobre las seis de la tarde, comienzan a congregarse manifestantes en la puerta de la sede del Partido Popular a (sic) la calle Génova, para pedir explicaciones a los miembros del Gobierno sobre los autores del atentado. Unos inocentes mensajes “sms” de móvil y la radio de Prisa conseguirán una convocatoria jamás imaginada. La sede el PP, en una horas, estará tomada por unos manifestantes que gritan consignas contra la “mentira del Gobierno”. El objetivo está cumplido. La Cadena SER, como tenía previsto, corta el Carrusel Deportivo para hacer de altavoz de las protestas ciudadanas. Mientras en la cadena de noticias CNN+, televisión, también, del Grupo Prisa, retransmite en directo la concentración “espontánea” frente a la sede de los populares. Es precisamente en ese momento, a las 19,53 horas, cuando en medio del partido entre el Real Madrid y el Zaragoza, minutos antes de la comparecencia del ministro, la SER corta la retransmisión para informar de las detenciones –que ha filtrado la cúpula del PSOE-“. [456]

Y hasta aquí todo lo que dio de sí hoy LA RADIO EN LA LITERATURA y el texto que les hemos presentado. Hay que digerirlo con cuidado y, en muchas ocasiones, tomar aire. No es fácil abstraerse de unos hechos que sembraron de negro toda la península y, muchos, parecen encantados de volver a recuperar: como si tuviéramos que enorgullecernos de aquella horrible experiencia. Ya se sabe, si siembras cizaña, posiblemente recogerás tempestades.

Por favor lean, incluso los más inútiles panfletos, pueden llegar a traer verdades incuestionables como la que el otro día me encontré en el semanario local: Gran éxito de la diputada de ERC en Madrid, una uruguaya ya metida en años, que vino a enaltecer las virtudes de la independencia y la república, el éxito apoteósico de la convocatoria (30 personas contabilizó el semanario local en una población de 25.000 habitantes), aunque, por arte de magia, a la hora de “papear o mover los carrillos” como ustedes gusten, la cifra fue de 60 comensales ¿quién pagó el banquete?

En ese mismo número la apolítica [según un amigo vallense] Òmnium Cultural realizaba otra convocatoria un día después: juntó una veintena de personas y, algunas, repetían del día anterior. Menos de un uno por mil y el jaleo que montan gracias a los medios, la permisividad y las subvenciones. Nadie dice quién mueve la cuna, aunque todos lo imaginan ¿o nos quieren hacer creer que nadie sabe nada como en el caso de la Madre Superiora?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  • CONSULTA TAMBIÉN LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS: