DIARIO DEL VIAJE A CHINA: CONCURSO PERCIBIR CHINA-NINGXIA 2013 (4)

13 DE DICIEMBRE

Tras el copioso desayuno en el comedor de los trabajadores de la radio, donde el ajetreo es tan constante y numeroso que se asemeja a las ramblas barcelonesas en la tarde más bulliciosa. Tras las peticiones del desayuno, escogida la mesa, los cuatro nos sentamos para preparar el día que está calculado al milímetro.

A la hora prevista llegamos a la Oficina de Información del Consejo de Estado para la Información en la calle Chaoyangmennei número 225 (Distrito capitalino de Dongcheng-Beijing). El impacto es innegable, no es fácil tener la sensación de estar siendo observado por centenares de ojos que abarrotan la sala habilitada al efecto, mucho menos para personas relativamente anónimas y comunes.

Nada más acceder la sala de las firmas, en mi caso me tocó hacerlo tras el funcionario de la Embajada de Argentina el Excelentísimo Sr. Guillermo Devoto [fue el responsable del discurso a las autoridades presentes y a los invitados por parte del sector diplomático acreditado en Beijing].

Tras subir las escalares que nos dejan en un espacioso salón, convenientemente identificadas, dos hileras de sillas, una para las autoridades y la segunda para los afortunados que luego serían llamados para subir a la tarima a recoger el diploma acreditativo del premio que desde hacía unas semanas ya saboreábamos [virtualmente] pero que ahora se convertía en real y, esa realidad, nos desborda. A mi derecha tengo al ganador camboyano, a la izquierda al ganador alemán y el cuarteto central se completa con el ganador argentino.

Una bella danza “Dunhuang” nos introducirá en los parlamentos y por consiguiente en el acto institucional oficial. En la apertura de la ceremonia, habla el máximo responsable de la radio Ma Weigong, hay una parte de su alocución que, a pesar de realizarse en chino, me resulta familiar, es como si el cuerpo te avisase que estás ahí y entonces me preparo para escuchar con mayor atención la traducción que realiza al inglés la bella locutora de FM EASY RADIO y, efectivamente, ahí está esa referencia indirecta a mis ancestros: cuando mi padre nos iniciaba en la escucha nocturna de otras voces, otras gentes y que al final acabarían siendo la Universidad Abierta que me llevó por los caminos de la vida. La que en cierta medida hizo que fuera “tan raro e independiente, o tan raro y diferente”. En realidad, personalmente lo calificaría como analítico, consecuente y crítico.

Al discurso del Sr. Weigong le siguió el de Zhang Yanbin, Jefe de la Oficina de Estado del Consejo de Información y a toninuación Chang Hong’an, Director General del Departamento de Turismo y Promoción Internacional de la Administración Nacional China de Turismo.

Fueron unos minutos de inenarrable “cosquilleo” en nuestras entrañas y que forman parte de la historia viva de la radio, porque el acto no sólo se estaba grabando para la televisión, sino que era recogido para la totalidad de las plataformas y actividades de comunicación del conglomerado CRI. Tras finalizar el acto le pregunté a mi asistente si efectivamente esa parte era la que aludía al ganador español y efectivamente así me lo confirmó. ¡Gracias papá por esa herencia que, vista la realidad de la vida, es algo que no tiene precio!

Por la parte diplomática intervino el Sr. Devoto (Embajada de Argentina). En representación de la Embajada de España estaba la encargada de prensa María Linares y Clara Zhan, que acudieron al acto sorprendidas de saber que había un español entre los laureados y cerraba el acto protocolario el ganador norteamericano, Sr. Roger Colin Shouse (Estados Unidos), Profesor de Educación de la Universidad de Pensilvania y editor de prestigiosas publicaciones sobre la enseñanza en los Estados Unidos. Inmediatamente, tras finalizar, se pasa al acto institucional en sí mismo, el llamamiento a cada uno de los 8 ganadores presentes:

Mohamed Sidibrahim (Mauritania)

Ken Chhun Eng (Camboya)

Juan Franco Crespo (España)

Adalbert Herbert Hohenester (Alemania)

Víctor Francisco Luo (Argentina)

Birama Toure (Senegal).

Roger Colin Shouse (Estados Unidos)

Ravi Srivastava (India)

 

Tras completarse la subida a la tribuna, se configura una media luna, inmediatamente, autoridades y cuerpo diplomático proceden a la entrega de los diplomas. Si no recuerdo mal, el mío me lo entrega Zhan Yanbin, Jefe de la Tercera Oficina del Consejo de Estado para la Información: abro mis manos, hago una reverencia, me da la mano y finalmente nos abrazamos. Inmediatamente nos caen centenares de flashes y fotos por doquier que inmortalizaban –imagino- esa cara de incredulidad en la que cada uno de nosotros estaba inmerso. ¿Esto es real? ¿De verdad merecíamos tanta atención?

Una cosa es cierta: se trata de una ceremonia inolvidable y pocas las palabras para describir ese emocionante y protocolario acto que nos dejaba ya a merced de PERCIBIR CHINA, nombre genérico del concurso de conocimientos del año 2013 convocado por la Radio Internacional China.

Tras la finalización, rápidamente al restaurante. Nos acomodan en un comedor  donde la decoración es ya totalmente islámica y dos cuadros delante de mí me transportan a La Meca. La comida es diferente, los sabores y contrastes nos avisan de esa nueva realidad, las provincias del concurso están pobladas por personas mayoritariamente musulmanas.

Siguiente tramo del día, la visita al Templo del Cielo. Curiosamente en esta segunda oportunidad entraba por la puerta que en el anterior viaje utilicé para salir del gigantesco entramado imperial al que no tenía acceso el pueblo chino. Por suerte las gélidas temperaturas son amortiguadas por el sol que luce en el horizonte aunque, sin apenas fuerza, nos transmite un suave y tibio calorcillo.

Queda un poco de margen y nos permiten visitar el mercado de Hong Qiao donde las mujeres tienen tentaciones de todo tipo [especialmente joyas, perlas, piedras preciosas…] muy compactado, por no decir abigarrado local de varios pisos en donde no se desperdicia ni un milímetro de espacio y con suerte, cuando alguien quiere comprar, conseguir productos de calidad a precios competitivos. Como siempre, no dejarse llevar por el momento y regatear se hace imprescindible, pero sobre todo saber lo que se quiere comprar y el precio en nuestra zona de origen. Se trata de un mercado en donde puedes pasarte varios días deambulando si te dedicas a detenerte en cada puesto.

Esperanza se empeñó en hacerme un regalo [como si la acogida que me dispensó no fuese el mejor regalo que uno podía recibir] y en una de las tienditas había un artesano haciendo pintura en botes de cristal de diferente tamaño y formato. Al final me pidió que escogiera [había multitud de piezas ya acabadas] y me decanté por una de inconfundible simbología china: LA GRAN MURALLA que el artesano se ofreció a personalizar, así que esa botellita encierra ya todo un mundo de sensaciones y recuerdos, no solamente ligados a la radio, sino a la persona que ejemplifica una gran cualidad humana y una inigualable relaciones públicas. ¡Xie Xie Esperanza!

De nuevo al auto que nos devolvía a la zona de la radio, a correr se ha dicho, hay tiempo para escapar unos minutos a la emisora, allí nos esperan con los brazos abiertos. Lázaro será el encargado de franquearnos las puertas de acceso al lugar [señalar que como todos los edificios oficiales, está controlado por personal uniformado y el acceso es imposible sin pase acreditativo y persona responsable de la visita] y nos conduce a la familiar redacción española en donde el personal ya está listo para entrar al estudio donde Karelys Cusidó [la gran locutora cubana] nos hace la entrevista a los dos hispanos: Víctor Luo [viajaría a Gansu] y yo. El tiempo en radio es oro, hoy no sería una excepción, el estudio está súper solicitado, apenas hubo respiro para los saludos y tras la grabación, cuando ya nos íbamos, me acordé que no teníamos la foto con la entrega de los presentes a la radio, un pequeño obsequio del Ayuntamiento de Valls [el paquete lo entregué tal cual me lo dio la secretaría del alcalde Sr. Albert Batet] y una pequeña estatuilla de la Colla Vella dels Xiquets de Valls con el 2×8 que llevaba para ser expuesto en la exposición permanente que tienen en los accesos del edificio dedicados a los presentes de los oyentes y donde se relata, de manera pormenorizada, la historia de la radio. Allí existe también una gigantesca bola con miles de sobres de la correspondencia llegada desde todo el mundo a la radiodifusión pública china.

La cena está esperando, vienen los mandamases de la radio a compartir el momento en el segundo piso de los Apartamentos CRI donde hay un restaurante de primera [hasta ese momento sólo conocía el de la planta baja]. En nuestra mesa, aparte de los laureados de Alemania, Camboya, Estados Unidos y España, también estaban los asistentes de cada idioma y responsables directivos de la Radio Internacional China.

Tras finalizar, cada uno a su cuarto que mañana comienza el caso práctico. Hay que preparar los equipajes porque ya no se volverá a Beijing [en mi caso, sólo al aeropuerto para tomar el vuelo de madrugada que me devolverá a Doha y luego a Barcelona]. Ingrid me traerá el portátil para hacer la reseña del día [ya están colgadas las seis que se hicieron sobre la marcha y sin tiempo real para poder arreglar cualquier despiste en el redactado, se colgaban diariamente y con una premura de tiempo impresionante: no sobra ni un minuto durante todo el viaje] que ella luego debía traducir para verter a la sección china y, nada más finalizar ese redactado, pasa a recogerlo porque continúa trabajando más tiempo en la radio… Durante el viaje el enlace se hará a través de la red y, además, ilustrando los pasajes con las bellas fotos que nos iban haciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  • CONSULTA TAMBIÉN LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS: