INVENTOS E INVENTORES: Historia de los inventos: La aeronáutica - 4ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 103 usuarios conectados

 

/natureduca/inventos-e-inventores-historia-la-aeronautica-04

Inventos e inventores

HISTORIA DE LOS INVENTOS

Fuente: Revista "Sucesos"

La aeronáutica - 4ª parte


1 2 3 4

De los Wright a la era del Jet (continuación)

letra capitular En 1900, Orville y Wilbur Wright empezaron a hacer experimentos con planeadores, pero su gran día no llegó hasta el 17 de diciembre de 1903, fecha en que estuvo terminada la construcción de su primer avión: un aparato impulsado por un motor de gasolina de cuatro cilindros y 12 H. P. Fue una mañana fría y con mucho viento... El aparato salió de su hangar y comenzó a moverse... Orville se puso a los mandos... Al principio, el aeroplano avanzó sobre raíles, mientras Wilbur sostenía una de las alas; después se elevó a tres metros de altura, cabeceó, y al final voló pesadamente unos treinta metros antes de tocar tierra.

"El vuelo no duró más que unos doce segundos, escribió posteriormente Orville, pero fue la primera vez en la historia del mundo que una máquina portadora de un hombre pudo remontarse al aire por su propia fuerza y volar sin reducción de velocidad para aterrizar finalmente a la misma altura de su punto de partida".

JUAN DE LA CIERVA: inventor del autogiro
JUAN DE LA CIERVA: inventor del autogiro

El avión era ya una indiscutible realidad. En 1905, los hermanos Wright lograron volar durante media hora seguida, cubriendo unas 25 millas. A la vez Henri Faraman, Santos Dumont y otros lograron mejorar considerablemente el invento, el cual siguió una trayectoria de ininterrumpido progreso. En 1911 hizo su aparición el primer hidroavión, debido al norteamericano Glen H. Curtiss.

RATEAU. Creador de las turbinas de gas y de vapor. Fabricó ventiladores helicoidales
RATEAU. Creador de las turbinas de gas y de vapor. Fabricó ventiladores helicoidales

Dos años más tarde levantó vuelo el primer cuadrimotor del mundo, el "Le Grand" diseñado por el ruso Igor Sikorski. Un español, el ingeniero Juan de la Cierva, ideó el autogiro en 1919, iniciando dos años después sus primeras pruebas en Madrid, que culminaron el 12 de diciembre de 1924, cuando un helicóptero cubrió el trayecto Cuatro Vientos - Getafe en 8 horas 12 minutos, primer vuelo en autogiro de la historia homologado por la Federación Aeronáutica Internacional. Así De la Cierva obtuvo el primer aparato más pesado que el aire de despegue vertical, cuya posibilidad había sido ya vislumbrada por Leonardo da Vinci la friolera de más de cuatrocientos años atrás.

WHITTLE. Padre de la propulsión por reacción. El avión a chorro reemplazó al de hélice
WHITTLE. Padre de la propulsión por reacción. El avión a chorro reemplazó al de hélice

Mucho antes de la Segunda Guerra Mundial, ingenieros clarividentes comprendieron que la hélice había alcanzado el límite de sus posibilidades y se dieron a la tarea de buscar una forma de propulsión que permitiera alcanzar mayores velocidades. La encontraron en el motor a reacción, cuyo principio básico había sido enunciado nada menos que en el siglo III a. de C. por Herón, antiguo matemático de Alejandría. Frank Whittle, en Inglaterra, registró sus primeras patentes de turbinas a chorro en 1930 Hans von Ohain, en Alemania, hizo igual cosa en 1935. El 27 de agosto de 1939, el HE-178 alemán construido por Heinkel para el motor Ohain realizó el primer vuelo a reacción de la historia. Así, la aviación entró en la senda del motor a chorro que la llevó primero a batir la barrera del sonido y luego a dejarla largamente atrás en numerosos vuelos de prueba.

La aeronáutica vive hoy una etapa de plena madurez en que los diseños audaces y modelos de aeronaves fabulosas, tanto civiles como militares, se multiplican profusamente, derribando con puntualidad las barreras del tiempo y la distancia. Sólo otra ciencia afín logra opacarla, y es la de la astronáutica, la cual, comparativamente, a pesar de sus brillantes logros, vive aún una fase inicial que podría corresponder a lo que fue la aviación en tiempos de los hermanos Wright. La llegada del hombre a la Luna, es sólo un "pequeño paso para la humanidad" si estimamos los posibles éxitos en las próximas décadas en la exploración del espacio exterior. Es posible, y cada vez más viable. Es sólo, cuestión de tiempo y tecnología.

1 2 3 4



Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios