INVENTOS E INVENTORES: Historia de los inventos: La aeronáutica - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 61 usuarios conectados

 

/natureduca/inventos-e-inventores-historia-la-aeronautica-02

Inventos e inventores

HISTORIA DE LOS INVENTOS

Fuente: Revista "Sucesos"

La aeronáutica - 2ª parte


1 2 3 4

Surge el aerostato (continuación)

a historia comenzó en noviembre de 1782 en Avignon cuando Joseph Montgolfier, un fabricante de papel de fértil imaginación, meditaba un día junto el fuego. En un momento dado, viendo cómo ascendían el humo y el aire caliente, Montgolfier tuvo una sencilla y a la vez genial inspiración: pidió a su ama de llaves algunos trozos de seda y, sin moverse de su habitación, fabricó un simple globo de tela, inflándolo con aire caliente. Con alborozo, el fabricante de papel observó cómo el globo se elevaba, oscilando, hasta alcanzar el techo. Así, de una manera casi casual, había sido inventado el aerostato. Joseph Montgolfier solicitó la colaboración de su hermano Ettiene, y juntos se dieron a la tarea de construir el primer globo de la historia, el cual estuvo terminado en la primavera del año siguiente.

El 4 de junio de 1783, fecha estelar en la historia de la aeronáutica, los dos hermanos hicieron la primera demostración de su invento en el centro de Annonay, su ciudad natal, ante una gran muchedumbre que asistió maravillada. Inflado merced al aire caliente suministrado por una gran hoguera avivada con lana y paja, el globo se elevó hasta alcanzar una altura de dos mil metros. La Academia de Ciencias de París acogió con gran beneplácito y entusiasmo el exitoso experimento y prestó todo su apoyo a los Montgolfier para que construyeran un nuevo aerostato. Así, tres meses después, un segundo globo fue lanzado en Versalles en presencia del rey y la reina, esta vez conduciendo tres pasajeros: un carnero, un pato y un gallo, que realizaron un vuelo libre de unos tres kilómetros. Al igual que los chimpancés utilizados en los vuelos de los "sputniks", los animales sobrevivieron perfectamente a la prueba.

El vuelo humano hecho realidad

Apenas tres meses después que se elevara el primer globo de los Montgolfier, el físico francés Jacques Charles probó la potencia ascensional de un nuevo gas recién descubierto, llamado por aquella época " aire inflamable", y que no era otra cosa que el hidrógeno.

El 28 de agosto de 1783, Charles, ayudado por los hermanos Robert, dos artesanos mecánicos, lanzó su primer aeróstato de hidrógeno que realizó un vuelo de 25 kilómetros con pleno éxito. Sin embargo, no faltó el final fuera de programa: al aterrizar el globo fue atacado y destruido completamente por un grupo de campesinos aterrorizados.

Los vuelos con éxito de los primeros aeróstatos crearon un clima de entusiasmo propicio para que se efectuaran las primeras ascensiones humanas. El 21 de noviembre de 1783, los primeros viajeros aéreos humanos de la historia, el joven físico Pilâtre de Rozier y el marqués de Arlande, despegaban de los jardines de la Muerte en la periferia de París. Nueve días más tarde Charles y uno de los Robert se elevaron en su globo de hidrógeno alcanzando la increíble altura para esa época de tres mil metros, con lo que confirmaron que el vuelo del hombre era ya una maciza realidad. Se cuenta que viendo ascender el globo un escéptico preguntó a Benjamín Franklin, supuesto testigo de esta proeza: "Pero ¿para qué sirve todo esto?" El gran físico y político norteamericano clavó su mirada en él y de inmediato le respondió: "¿Para qué sirve un recién nacido?"

En tanto que el aerostato se difundía rápidamente, uno de los viejos inventos concebidos por Leonardo se convirtió en realidad cuando el 22 de octubre de 1797 el intrépido André-Jacques Garnerin saltó con un paracaídas desde un globo que volaba a gran altura sobre el cielo de París.

Los dirigibles

Durante mucho tiempo los aeróstatos estuvieron a merced de los vientos, por más que se ensayaron no pocos métodos para controlar su dirección a base de alas y remos, los que en definitiva nunca dieron resultado. La solución a este problema vino por otro camino: la aplicación del motor, con lo que el aeróstato se convirtió en dirigible. En 1851, Henri Giffard hizo uso de un motor de vapor de cinco H. P. En 1878, el profesor C. E. Ritchell voló sobre Hartford, Connecticut, en un dirigible impulsado por una hélice movida con vapor. Pero hasta 1898 los globos no se independizaron absolutamente del viento y de las corrientes atmosféricas.

LA AERONAVEGACIÓN. Arriba, el dirigible "Le France” presto a elevarse en 1885. Centenas de pasajeros viajaban de un continente a otro en estos aparatos inflados con hidrógeno.
LA AERONAVEGACIÓN. Arriba, el dirigible "Le France” presto a elevarse en 1885. Centenas de pasajeros viajaban de un continente a otro en estos aparatos inflados con hidrógeno.

Ese año se empezaron a aplicar motores de gasolina a la conquista del aire, gracias al esfuerzo de dos grandes inventores que trabajaron independientemente: el brasileño Santos Dumont, en París, y el conde Ferdinand von Zeppelin, en Alemania.

TRAGEDIA. El incendio del “Hindenburg” marcó el ocaso de los dirigibles. En el desastre perecieron 35 personas.
TRAGEDIA. El incendio del “Hindenburg” marcó el ocaso de los dirigibles. En el desastre perecieron 35 personas.

A este último se debió el más acabado perfeccionamiento del dirigible, cuyas máximas expresiones fueron primero el zepelín y más tarde el "Graf Zeppelin". Sin embargo, este tipo de aeronave no estaba destinado a servir de modelo al futuro progreso de la aviación.

1 2 3 4



Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios