EL HOMBRE Y LA TIERRA - ACTIVIDADES: La industria peletera - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 45 usuarios conectados

 

/natureduca/hombre-y-tierra-actividades-la-industria-peletera-02







El Hombre y la Tierra

Las relaciones vitales Hombre-Tierra analizadas desde un punto de vista crítico

ACTIVIDADES

La industria peletera - 2ª parte


1 2



Las granjas peleteras

as pieles provenientes de granjas peleteras son denominadas "ecológicas" por los fabricantes, al tratarse de un producto procedente de un animal que no ha sido capturado en estado salvaje. Sin embargo, en estas granjas se tratan a los animales salvajes como si fueran domésticos, actividad totalmente antinatural pues un animal doméstico requiere un proceso muy largo en el tiempo para adquirir esa condición. El zorro y el visón, por ejemplo, son animales esencialmente salvajes que se mantienen confinados en condiciones propias de los animales domésticos.

El zorro, al igual que el visón, es un animal esencialmente salvaje
El zorro, al igual que el visón, es un animal esencialmente salvaje que se mantiene confinado en condiciones propias de los animales domésticos

En una granja peletera se distribuyen los animales en jaulas dispuestas en largas hileras. Estos habitáculos suelen ser muy reducidos; en el caso de los visones suelen habitar dos o más ejemplares en cada jaula, salvo en los últimos años de su vida, que no son agrupados para que las peleas no dañen las pieles, pero . Muchos de los animales cautivos mueren por las antinaturales condiciones de confinamiento, ya que sus características salvajes y las necesidades propias de cada especie no pueden desarrollarse en condiciones normales. Por ejemplo, en situación de libertad los visones pasan casi el 70% de su tiempo en el agua, nadando y refrescándose; en las granjas y sobre todo en verano con las altas temperaturas sufren un tremendo estrés y nerviosismo, y en muchas ocasiones se traduce en enfermedades que culminan con la muerte.

El sacrificio y sus métodos

El método de sacrificio de los animales criados en cautividad vela principalmente por la integridad de la piel en el momento del sacrificio. Esos métodos, en principio defendidos como "humanos" por la industria peletera,  infligen un sufrimiento demostrado e innecesario. Los animales de granja se sacrifican cuando su piel se encuentra en el momento más óptimo, en el caso de los visones nacidos en primavera se suelen sacrificar a finales del mismo año, precisamente cuando ya se ha realizado la primera muda de piel. Si los visones vivieran en libertad podrían alcanzar los 6 años de edad.

Los métodos de sacrificio son variados, pero los permitidos abarcan desde una inyección letal, pasando por el gaseado y la electrocución. La inyección letal consiste en suministrar al animal una dosis de sodium pentobarbital, sin embargo si la dosis no es correcta (los sacrificios en serie pueden pueden generar este tipo de errores) el animal puede despertar en el momento en que está siendo despellejado vivo. El gaseado es el método habitual en la mayoría de las especies, y se realiza mediante asfixia de monóxido o dióxido de carbono, normalmente aplicando el gas emitido por el tubo de escape de un motor. Este método inflige al animal una lenta agonía durante los minutos que dura el envenenamiento. Al igual que ocurre con la inyección letal, si en las premuras del gaseado no se asegura la muerte del animal, se puede despertar en medio de la operación de despellejado. En el caso de los zorros se utiliza normalmente la electrocución, consistente en enganchar electrodos en la boca y el ano y aplicar una tensión eléctrica que puede llegar a los 200 voltios; el efecto es una muerte muy dolorosa.

Cómo se procesan las pieles naturales

Los animales cuya piel va a servir de materia prima para la confección de prendas, son criados en cautividad en condiciones de control para mantener determinadas características genéticas en la reproducción, por ejemplo tamaño de los ejemplares o color y textura del pelo. En estas instalaciones se suelen llevar a cabo cruces de variedades, para conseguir pieles con características nuevas y deseables. El apreciado zorro plateado, por ejemplo, se consiguió de esta forma.

Tras el sacrificado del animal, que como se ha dicho se produce normalmente por electrocución, gas o inyección letal, se despelleja y se limpia la piel raspándola para eliminar la grasa; también se les pasa por serrín para ayudar a eliminar cualquier resto de sebo o grasa. Tras el lavado se les aplica determinados productos químicos destinados a suavizarlas y curtirlas. Aunque algunas pieles reciben tratamientos adicionales por su delicadeza o características especiales, básicamente se lustran, planchan y se secan al aire tras ser pulverizados con algunos productos químicos protectores. Finalmente, salvo en los casos de pieles de gran colorido que se venden en forma natural tras el lustrado, el pelo es estirado o recortado para darle aspecto aterciopelado; en algunos casos se rellena la piel con pelos de otros animales para dar matices o contrastes de color, además de proporcionarle más espesor.

Para dotar a una piel de un colorido más atractivo se recurre al tinte o blanqueo, aunque este proceso suele debilitarla y provocar que en muchas ocasiones oxide el pelo tras su exposición al sol. También se utiliza el tinte para estarcir pieles que imiten a las moteadas o las de leopardo. En algunos casos se altera el color de la piel mediante productos químicos disueltos, tales como sales de cobre o hierro. En estas condiciones la piel está lista para ser utilizada en la confección de prendas de vestir.

1 2

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios