GEOGRAFÍA - FÍSICA: Hidrografía: Oceanografía física - 3ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 99 usuarios conectados

 

/natureduca/geografia-fisica-hidrografia-oceanografia-fisica-03






Geografía

FÍSICA

Hidrografía: Oceanografía física - 3ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9



Relieve (continuación)

Región abisal

a región abisal es la zona del fondo marino más extensa del planeta; representa aproximadamente el 80% de las superficies oceánicas, es decir, más de la mitad de toda la extensión de la Tierra. Está comprendida entre los 2.000 y 6.000 metros de profundidad aproximadamente, pero en esta zona se encuentran también las mayores depresiones, algunas llegan incluso a los 11 km. de profundidad (véase el apartado sobre las fosas submarinas). En la región abisal, concretamente en su zona más llana o llanura abisal, se manifiestan procesos de sedimentación constante por efecto de la precipitación química de las sales disueltas, la descomposición de la materia orgánica, y las materias procedentes de la erosión continental que se deslizan a través del talud continental.

En lo que respecta a la producción biológica, la falta de luz solar impide la existencia de vegetación; la fauna está adaptada a grandes presiones y manifiestan características biológicas especiales, tales como ojos telescópicos o luminosos, e incluso degeneración total de esos órganos (muchos son ciegos) por extrema adaptación a la oscuridad.

Llanura abisal

La superficie llana o más o menos ondulada de la región abisal es la llanura abisal. Su desnivel es inferior a 1º, pero su anchura puede alcanzar varios cientos de kilómetros.

A pesar de su regularidad orográfica, presenta ocasionalmente accidentes submarinos salpicados por toda la superficie; entre ellos se distinguen cordilleras, mesetas, pequeñas islas de origen volcánico, pitones (agujas aisladas producidas por erupciones volcánicas), y guyots (similares a los pitones pero con las cúspides aplanadas).

Dorsales oceánicas

Las dorsales oceánicas son cordilleras sumergidas, habitualmente con actividad volcánica, que constituyen los límites de las placas litosféricas (también ocupan áreas continentales). En éstas dorsales se manifiestan fuerzas expansionistas de la corteza terrestre, y que al asomar a la superficie dan lugar a la formación de archipiélagos de origen volcánico; a lo largo de la historia geológica se han ido modificando y reposicionando estos límites. En las áreas existentes entre las dorsales y la plataforma continental se desarrollan las cubetas sedimentarias submarinas, consistentes en unas llanuras muy amplias y profundas con numerosos accidentes.

Las dorsales oceánicas son cordilleras sumergidas (también continentales) que constituyen los límites de las placas litosféricas
Las dorsales oceánicas son cordilleras sumergidas (también continentales) que constituyen los límites de las placas litosféricas

La comprensión de las dorsales oceánicas son fundamentales para el conocimiento de la evolución de las cuencas oceánicas, y es una referencia obligada en el estudio de la tectónica de placas. Las dorsales se asocian con la actividad volcánica, sísmica y las grietas hidrotermales que emiten fluidos ricos en sustancias químicas procedentes del interior de la corteza terrestre.

En las dorsales oceánicas se crea corteza oceánica. Al manifestarse la erupción volcánica, la corteza más antigua se separa hacia los bordes de la dorsal, mientras la lava fundida asciende hasta la superficie enfriándose y solidificándose. Esta actividad volcánica y magmática implica el movimiento de la dorsal oceánica; en el Atlántico se manifiesta el movimiento mas suave, con unos 2 cm. al año de media.

En el Pacífico oriental se suceden los desplazamientos más rápidos, con unos 14 cm. de media anual; en ella la corteza regresa al manto terrestre (queda subducida) al cabalgar una placa sobre la otra (se superponen). Cuando se produce la subdución se forman grandes fosas submarinas (véase el apartado sobre fosas submarinas). La fosa más profunda conocida es la de las Marianas, situada al Este de las Filipinas, con alrededor de unos 11 km. de profundidad.

Las mayores cadenas montañosas terrestres se incluyen en los sistemas de dorsales oceánicas. La cadena de Nansen, por ejemplo, se extiende por el océano Ártico desde la placa continental siberiana hasta Islandia; desde aquí continúa a través del Atlántico central hacia el Sur, bordeando el cabo de Buena Esperanza hasta adentrarse en el Océano Índico. Después se divide en dos ramas entre la India y Madagascar; la primera hacia el golfo de Adén, donde se vuelve a dividir, una hacia el mar Rojo y la otra convertida en cordillera se adentra en el Rift Valley, o gran falla africana. La otra rama se dirige al Sur de Australia y Nueva Zelanda, alcanzando el golfo de California tras cruzar todo el océano Pacífico.

1 2 3 4 5 6 7 8 9

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios