HISTORIA Y ARTE - EL SIGLO XIX: Ciencia y técnica - 1ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 20 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_siglo-xix-ciencia-y-tecnica01





Historia y Arte

EL SIGLO XIX

Ciencia y técnica - 1ª parte


1 2 3 4 5



Introducción

e espectacular puede calificarse el desarrollo científico y técnico del siglo XIX, tanto por lo que supuso en sí mismo como por las grandes modificaciones que introdujo en cientos de aspectos de la vida cotidiana. Entre 1800 y 1900 todo cambió y en el origen de esos cambios es fácil encontrar una novedad científica o técnica. El mundo llegó a verse de otro modo porque las nuevas teorías científicas así lo exigían y la vida se vivió de manera diferente porque la revolución tecnológica hizo que la relación del hombre con la naturaleza, e incluso la de los hombres entre sí, fuera también diferente.

A partir del siglo XIX, estudiar, viajar, producir, trabajar, comunicarse, vestirse, divertirse, fueron actividades que pasaron a significar, por obra de la ciencia y la técnica, modos de actuación distintos de lo que hasta entonces habían significado.

El desarrollo científico

A diferencia del siglo XVIII en el que aún fue posible entender al científico como el sabio que conoce todo cuanto el hombre ha descubierto, el siglo XIX trajo consigo la especialización del saber en distintas ciencias que ya no tenían como pretensión un conocimiento total.

Esta nueva concepción fue unida a una profundización tanto teórica como práctica en cada rama de la ciencia. En este sentido el carácter experimental, heredado del empirismo inglés y reforzado más tarde por el positivismo de Comte, resultó definitivo como configurador de la mentalidad científica de la época. Por otro lado el propio espíritu de progreso impulsado por los intereses industriales hizo que la ciencia buscara resultados prácticos (técnicas) de fácil e inmediata aplicación.

Por lo que respecta al ambiente social que rodeó a la ciencia, cabe decir que éste fue particularmente favorable. A lo largo del siglo proliferaron las asociaciones científicas de todo tipo, se crearon centros de investigación, los adelantos en los sistemas de comunicación permitieron una información y una colaboración científica internacional y los grandes hombres de ciencia recibieron los honores y el reconocimiento de toda la sociedad.

En este ambiente no es de extrañar que aparecieran ciencias nuevas como la sociología y la psicología, que de algún modo representaron un nuevo interés por el hombre dentro de un panorama científico poco humanista.

En sociología fue importante la tarea de H. Spencer, que consideró la sociedad como un organismo motor de la historia; el propio Marx reorientó esta idea al considerar la historia fruto de la lucha de clases; y, a finales de siglo, Max Weber se ocupó de descubrir las estructuras básicas de los modelos sociales.

En psicología la obra determinante fue la de Sigmund Freud (1859-1939) a quien puede considerarse con justeza padre de la psicología moderna a partir de sus trabajos sobre el inconsciente y de la técnica del psicoanálisis. No obstante, su obra tendrá más repercusión en el siglo XX.

Por lo que respecta al saber tradicionalmente considerado científico, los adelantos fueron numerosos y con frecuencia los nuevos descubrimientos implicaron la aparición de diferentes ramas dentro de una misma ciencia.

1 2 3 4 5

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios