HISTORIA Y ARTE - LAS CIVILIZACIONES FLUVIALES: Introducción - 1ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 30 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_civilizaciones-fluviales-introduccion01





Historia y Arte

LAS CIVILIZACIONES FLUVIALES

Introducción - 1ª parte


1 2 3



Antecedentes históricos

a Revolución neolítica aceleró el proceso de civilización y encaminó hacia la Historia a varios grupos de pueblos. A lo largo de fértiles valles fluviales surgieron dos civilizaciones de características muy similares, una en Occidente Próximo y otra en el noreste de África.

Los habitantes de estas regiones serán los primeros en desarrollar la escritura y en generar formas políticas de proporciones imperiales. Las ciudades serán el marco de estos acontecimientos y, en ellas, artesanos, comerciantes, sacerdotes y artistas, encontraron el ámbito adecuado para sus actividades.

Orígenes de las poblaciones asentadas a lo largo de los ríos Éufrates y Tigris, en Mesopotamia, y del Nilo, en Egipto,

Los orígenes de las poblaciones asentadas a lo largo de los ríos Éufrates y Tigris, en Mesopotamia, y del Nilo, en Egipto, son oscuros. Los viejos asentamientos neolíticos de todo el Oriente Próximo debieron ser la base étnica de los diversos pueblos que se establecieron en estos valles fluviales. La ocupación de estos territorios estuvo relacionada con el desarrollo de la agricultura.

En cuanto los hombres supieron sacar provecho de la tierra, arando y sembrando, los terrenos que riegan el Éufrates y el Tigris en Mesopotamia y el Nilo en Egipto comenzaron a ser atractivas y óptimas para el asentamiento humano.

Las primeras prácticas agrícolas, desconocedoras de sistemas de abonado, tenían el inconveniente de que agotaban la productividad de la tierra en muy pocos años. Tal vez las primeras tribus llegaron a estos valles buscando nuevos terrenos y pronto descubrieron que el peculiar ritmo estacional de los ríos, hacía de aquellas tierras algo excepcional.

Sometidos a grandes crecidas anuales, el Éufrates, el Tigris y el Nilo, inundaban los márgenes, y las aguas depositaban en los suelos agrícolas barros y limos fertilizantes que abonaban de forma natural las tierras, además de darles la humedad necesaria. Esta circunstancia fue la que permitió que los asentamientos fueran permanentes y que, en torno a estos ríos, se desarrollaran las primeras civilizaciones.

1 2 3

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios