TRICENTENARIO DEL ICONO DE MÁRIAPÓCS

 

Hajdúdorog, con poco más de 10.000 almas, fue en su tiempo la sede del único obispado ortodoxo de Hungría y ese fue el motivo para que en el 2012 se emitiera un sello conmemorativo del Centenario de la diócesis, este sello se empleó para confeccionar el tríptico-tarjeta conmemorativo del tricentenario del célebre icono mariano cercano a la ciudad que se realizó el 8 de noviembre de 2015.

Blog Cultureduca educativa icono_mariapocs01 TRICENTENARIO DEL ICONO DE MÁRIAPÓCS

Máriapócs es una de tantas ciudades húngaras que a pesar de su reducido tamaño encierra un rico pasado, sobre todo en el aspecto del fervor religioso y en concreto hacía María Virgen, la Madre de Dios, el foco de atracción de miles de penitentes se localiza en la parte oriental del país. Fue en el lejano 1676 cuando el icono tuvo el acto de fe certificado por el magistrado László Csige que realizó públicamente la ceremonia de acción de gracias ante la milagrosa pintura. El sacerdote Dániel Papp celebraría la liturgia correspondiente el 4 de noviembre de 1696 en una pequeña iglesia de madera en donde los agricultores de la zona le informaron haber sido iluminados por la Virgen.

A partir de esas iluminaciones el icono se consideró milagroso y hasta el mismo Emperador solicitó que el cuadro fuese llevado a Viena; de donde no regresaría, en su lugar una copia lo acabará reemplazando en 1707 y es también la que ha llegado a nuestros días. El original desapareció y, la copia, milagrosamente, volvería a presentar las apariciones ante los creyentes el 1-2-5 de agosto de 1715; según los testimonios de la época fueron presenciados por centenares de personas que relataron el fenómeno bajo secreto de confesión. Dicho milagro, sorprendentemente, sería de nuevo documentado casi dos siglos después, en 1905.

Así que el pasado 20 de marzo de 2015, justo cuando se celebraba el tricentenario del fenómeno con este icono de Theotokos, el Papa Francisco acordó, con el Metropolitano griego, celebrar el rito católico bizantino en Hungría.

El tríptico-tarjeta se vendió por 755 florines el pasado 8 de noviembre de 2015, se comercializaron 1700 juegos que habían sido impresos en offset y el diseño fue de Anita  Laczkó. La tarjeta reproduce información sobre estos hechos en inglés y húngaro, empleándose un matasellos especial conmemorativo para perpetuar el fervor mariano ante los creyentes de todo el mundo que suelen acudir al famoso santuario magiar.

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@yahoo.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *