MITOLOGÍA EN SELLOS ESLOVENOS

El 25 de mayo de 2007 apareció un sello de 0,45€ dedicado a Elves, El Pequeño. Se trata de una historia tradicional de la rica cultura oral del pueblo esloveno. Elves tiene, en realidad, diferentes denominaciones según la parte del territorio en que nos encontremos o incluso más allá del estricto marco geográfico del actual territorio esloveno, recordemos, de pasada, que las repúblicas balcánicas compartieron historias y costumbres hasta la desaparición traumática, de la antigua Yugoslavia.

Blog Cultureduca educativa articleimage MITOLOGÍA EN SELLOS ESLOVENOS

En la zona costera se le conoce como Kapic (Dripper), que busca oro en las cavernas de la región [otra de las grandes riquezas eslovenas, se habla de 15.000 cuevas inventariadas]; Lesnik (Woody) o Gugljaj (Rocky) que vivía en los árboles encantados; Dimko Gris (Ahumado) que ayudaba a los carboneros de Pohorje Laber a vigilar el oro y la casa de los espíritus de Setek o bien Skratec (Enanito) que era protector de los mineros de Perkmandeljc. De esta zona hay variaciones en la escritura, siendo habitual encontrar referencias a Pergmandelc, Birkmandeljc, Berkmandeljc o Perkmandelj; se dice que ha guiado y protegido a los trabajadores del subsuelo en Carintia durante más de trescientos años.

Los habitantes de Idrija suelen realizar una ofrenda diaria de pan y comida a los dioses y espíritus para que les protejan; anualmente le confeccionan un abrigo rojo. Los de las montañas de Gorjanci cuidan del Elfo Taus (aquí el carcelero busca sus tesoros en la zona de Huda o el río Krka) al que visten con un abrigo verde, pantalones y gorra de color rojo. En el Este y el Oeste de Eslovenia es Catez, mitad hombre, mitad aguijón, cambia de tamaño, tiene grandes pies, es un leñador o un pastorcillo.

Tenemos un personaje popular y multifacético cuya misión es proteger a sus habitantes hasta la muerte. De ahí que no sea extraño tenerlo como invitado en los hogares eslovenos compartiendo la comida y vino que le ofrecen sus habitantes con gran prodigalidad gracias al sacrificado trabajo de los campesinos que saben extraer de la tierra sus mejores frutos. Aunque, en este siglo XXI, el ser humano, parece que le da la espalda al medio que le alimenta y, sobre todo, maltrata la naturaleza ¿llegaremos a tiempo para salvar el planeta? ¿Dejaremos que nos continúe proveyendo de alimento o permitiremos su total destrucción?

Elves y su historieta podrían hacernos pensar en lo diferente que era el mundo vivido sin prisas y la realidad en la que estamos inmersos en esta loca carrera hacia ninguna parte en la que nos han embarcado, políticos y embaucadores con sus promesas, siempre incumplidas y, cuando se cumplen, siempre a costa de los impuestos que salen de los que trabajan. Ahora se levantan voces en la UE preguntándose si realmente ha merecido la pena la carrera y la ampliación hacia el Este, de ahí que traten de frenar el éxodo de rumanos y búlgaros que, dicho sea de otro modo, ya se han instalado por toda Europa Occidental y ahora hacen peligrar la natalidad de los países de origen. Quizá nos hemos dejado engañar y hemos perdido el hábito de recordar nuestras tradiciones más inmediatas, entre las que sobresalían, por todo lo que significaban para los críos, la lectura de cuentos antes de irse a dormir o las historietas que oíamos de los labios de los abuelos, especialmente durante las largas noches invernales. ¡Es cierto, no había televisor, ese gran enemigo del hábito de la charla en la mayoría de los hogares de nuestro tiempo! 

OFFICIAL PHILATELIC SERVICE
POŠTA SLOVENIJE
SEKTOR ZA POSTA P.P. 500.
Slomškov trg. 10
SI-2001 MARIBOR
(ESLOVENIA)
www.posta.si
darko.loncaric@posta.si
info@posta.si 

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@yahoo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.