La Banda de Música de Alozaina (Málaga)

Historia

La Banda de Música de Alozaina es la más antigua de la provincia de Málaga y una de las más antiguas de Andalucía. Sus comienzos se remontan a mediados del s. XIX, cuando un maestro de escuela, D. Francisco Sánchez, comenzó a enseñar música a un grupo de alumnos entre los que se encontraban los hermanos Aguilar Rojas, hijos de Roque Aguilar, del que viene el sobrenombre -Roques- a toda la familia. Poco a poco se consigue formar una Banda de Música que desde aquella época no ha dejado de realizar actuaciones por toda la provincia de Málaga, algunas de ellas tan importantes como la inauguración del pantano de El Chorro ante el rey Alfonso XIII. En el año 1925, por desavenencias familiares se divide la Banda en dos, pero al poco tiempo se vuelve a reunificar.

En 1964 de celebra el centenario, para lo cual se realiza un acto en la Casa de Madrid en Málaga al que acuden importantes autoridades de la época y en el que el director, José Aguilar Gil, cedió la batuta al director de la Banda Municipal de Málaga, Perfecto Artola. A partir de aquí la Banda entra en un lento proceso de decadencia propiciado principalmente por la emigración de muchos músicos a la capital y a otros municipios de la provincia. Este proceso lleva a la práctica desaparición de la Banda a finales de los años 70.

En 1980, por iniciativa de dos maestros de escuela y hermanos, Francisco y Rafael Gaona Lería, se crea el Patronato de la Banda de Música de Alozaina en el que participan el Ayuntamiento, la Hermandad de la Veracruz y el Colegio Arquitecto Sánchez Sepúlveda. Este patronato propicia la creación en 1984 de la nueva Banda de Música de Alozaina. A partir de este momento se inicia un período favorable motivado por la ilusión y que culmina con la construcción de la Casa de la Música, que se inaugura el 14 de septiembre de 1997. A partir de aquí se inicia una nueva etapa de decadencia que culmina a finales del año 2003, cuando una serie de componentes de la Banda proponen la creación de una Asociación Cultural que se encargue de continuar y transmitir los valores y la cultura musical a las futuras generaciones. Es en esta etapa en la que nos encontramos inmersos.

Este es un pequeño resumen de la Historia de la Banda de Música de Alozaina, pero tantos años dan para mucho más. Así, en los siguientes capítulos mostramos una visión mucho más extensa de nuestra historia. Para ello nos basamos en testimonios orales y escritos (sobre todo de Historia de la Banda de Música de Alozaina 1864-1997 de Francisco Gaona Lería) que han sido contrastados con diversas fuentes. Esperamos que la disfrutéis.

Fundación y Primeros Directores

Los comienzos de la Banda de Música de Alozaina datan del año 1864. Antes, un maestro de escuela llamado D. Francisco Sánchez empezó a dar clases musicales a un grupo de alumnos entre los que se encontraban los hermanos Aguilar Rojas: Juan, Francisco, José y Miguel.

A finales del s. XIX, la villa de Alozaina viviría una época próspera. Tenía cerca de cuatro mil habitantes. Contaba con un periódico, “El Reformista Administrativo” (su director era F. Martín de la Cruz). Además tenía tres librerías, tres corresponsales de periódicos, dos médicos. Había una escuela para niños y otra para niñas que se llamaba la “academia” ubicada en la casa, hoy propiedad de José Rueda Trujillo, sito en la Plaza de la Constitución (testimonio de José Rueda). El maestro más recordado en esta época es D. Jerónimo del Río. En el aspecto industrial destacamos que existían dos molinos de zumaque, nueve molinos de aceite y seis molinos de harina (Anuario de 1901).

La economía era próspera y por ende las actividades culturales debieron proliferar. Teniendo la estructura social de finales del s. XIX reminiscencias de “Antiguo Régimen” donde la clase trabajadora aún no podía disfrutar de una educación amplia. Llama la atención que todos los miembros de aquella primera Banda de Música pertenecieran a la clase obrera y tuvieran acceso a la cultura musical hasta el punto de formar una Banda. Y no solo se nos habla de la Banda de Música, sino también de representaciones de zarzuelas y de la existencia de un Coro Parroquial.

No sabemos el tiempo que necesitaron los alumnos de D. Francisco para aprender a tocar los instrumentos musicales. Pero sí sabemos que en 1864 tocaron por primera vez (archivo de D. Diego Marín). También sabemos que José Aguilar Rojas hacía las funciones de director, si así podemos llamarlo. Aunque él tocaba un instrumento como los demás, daba la entrada al comenzar a tocar. Tal vez por ser el alumno más aventajado y el mayor de los hermanos. La idea de formar una Banda debió surgir una vez que estos alumnos aprendieron las lecciones básicas de solfeo.

El primer Director fue José Aguilar Rojas (¿1850?-1938) que fue componente de aquella primera Banda de Música. Comenzó tocando el “requinto”, y tal vez por ser el alumno más aventajado o por ser el mayor daba la entrada a la hora de tocar. De ahí que terminó siendo el director. Era un joven de unos catorce o quince años cuando en 1864 tocaron por primera vez en público.

BANDA DE MÚSICA DE ALOZAINA EN 1915
Sentados de izquierda a derecha: Miguel Aguilar Rojas (Titigue), José Aguilar Rojas y Francisco Aguilar Rojas. De Pie de izquierda a derecha: Alfonso Aguilar González, Francisco Aguilar González, Diego Aguilar Gil, José Aguilar Gil, Juan Aguilar González (hijo de Francisco) y Juan Aguilar González (hijo de Juan)

Marcha José al ejército y es destinado al norte de España. Allí perfecciona y amplía sus conocimientos musicales. Pertenece a la Banda de Música de su Regimiento y llega a ser músico de segunda, con una graduación equivalente a la de sargento actual. Debido a una enfermedad, vuelve del ejército. Se hace cargo de la Banda con gran satisfacción para sus compañeros. Ya, mayor, le asistirá en la dirección su hijo Diego que destacará sobre los demás componentes. Se casó en primeras nupcias con Dolores Gil Torrejón. De este matrimonio nacerá su hija Francisca. Queda viudo y vuelve a casarse en segundas nupcias con Remedios Gil Domínguez, de cuyo matrimonio nacerán cinco hijos: Catalina, Diego, Esperanza, José y Carmen. Diego y José serían posteriormente directores de la Banda. Catalina y Francisca aprendieron la cultura musical, llegando a cantar en el Coro Parroquial e interpretar algunas zarzuelas. Catalina además tocaba muy bien el acordeón.

No sabemos en qué año, pero José se trasladó a Casarabonela para formar una Banda de Música. Y posteriormente, marcha a El Burgo donde viven varios años, fundando igualmente otra Banda (debió ser en la primera década de este siglo).

Murió en el año 1938 en la calle Iglesia, nº 5 de Alozaina; viejo, cansado, pero orgulloso de haber dedicado toda su vida a la música y de haber visto como sus sucesores continuaron su labor.

El segundo Director fue Andrés Rivas de la Torre. Debió ser en la época en que José marchó al ejército cuando tomó la dirección Andrés. O tal vez cuando aquél se fue a Casarabonela y El Burgo. Lo cierto es que en un acta del Pleno del Ayuntamiento se nombra a Andrés como director de la Banda de Música (28-8-1907). Su hijo Manuel, según testimonio grabado en magnetófono, recuerda que siendo él muy pequeño su padre tocaba todos los instrumentos, pero que tuvo que retirarse a causa de una enfermedad. A pesar de ello, recuerda Manuel, que seguía copiando las partituras de todos los instrumentos que después repartía entre los músicos.

Tuvo Andrés catorce hijos. Los varones pertenecieron a la Banda , aunque en diferentes épocas. Bartolomé, tocaba el clarinete. Andrés, el bajo. José, el trombón. Paco, todos los instrumentos menos el clarinete. Y Manuel, la caja y el clarinete.

El tercer director fue Diego Aguilar Gil. Entre 1915 y 1920, no se sabe exactamente, se hace cargo de la dirección. Corta fue la etapa de Diego al frente de la Banda , pues en 1923 se marcha a Tolox. Allí formará una Banda que durará hasta los años de la Guerra Civil. Actuó esta Banda en las ferias de los pueblos vecinos, incluso llegó a tocar en Alozaina durante la feria. Alternó Diego sus funciones de director con el oficio de zapatero como casi toda su familia.

Tras la marcha de Diego a Tolox, le sucede en la dirección su primo José Aguilar González (Pepito Roque) que tenía grandes cualidades musicales .Durante su etapa, la Banda llegó a tener un excelente plantel de músicos. Se casó Pepito con Luisa Gil Rueda de cuyo matrimonio nacieron seis hijos: Rosario, Francisca, María Luisa, Juan y José.

BANDA DE MÚSICA DE ALOZAINA EN 1924
Sentados de izquierda a derecha: Juan Aguilar González (hijo de Juan Aguilar Rojas), Francisco Aguilar Rojas, Juan Aguilar González, José Aguilar González, Bartolomé Rivas Guerrero, Francisco Rivas Guerrero y Andrés Rivas Guerrero. De pie de izquierda a derecha: Juan Navarro Almagro, Andrés Muñoz Aguilar, José Ortuño, Agustín Carrasco, Antonio Campos Trujillo, Francisco Aguilar González y Alfonso Aguilar González.

En el año 1925 sucederá algo sorprendente, inusual y poco frecuente en un pueblo pequeño de las características de Alozaina. Por desavenencias familiares surge una nueva banda, la Banda Nueva. Nos encontramos, pues, con dos Bandas. La Banda anterior se denominará “Banda Vieja” que seguirá bajo la batuta de Pepito Roque. Y de la “Banda Nueva” tomará la dirección José Aguilar Gil, hijo del primer director. Tuvo bastante éxito la Banda Nueva. Llegó a estar integrada por unos veinte músicos, rivalizando en todo momento con la Banda Vieja. La primera autoridad municipal de Alozaina en estos años, quiso mediar en la rivalidad concediéndoles actuar en las dos ferias: una en la de Santiago y la otra en la de Septiembre. Así se evitó los enfrentamientos musicales, pues no llegaron a otra cosa, sino simplemente a rivalizar en quién tocaba mejor y más fuerte, por lo que debería formarse una gran algarabía musical. Debutó la Banda Nueva el día de la fiesta de los somatenes, cuyo jefe D. Juan Marín (padre de D. Diego Marín) presidió el desfile por las calles del pueblo hasta la Parroquia , donde se celebró la Santa Misa.

La pugna y controversia entre los músicos, quizás fuese la causa que dio al traste con la Banda Nueva. Solo duró cinco años. Hacia 1930 ya se había disuelto, continuando la Banda Antigua a la que se incorporaron muchos músicos de la extinta. José dejará la dirección, pero volverá en los años cuarenta. Será el director que cubra la etapa más larga, durante la cual pasarán por la Banda más de cien músicos (según censo realizado en 1983).

Tras la marcha de Pepito Roque a Málaga se hace cargo de la Banda su primo Juan Aguilar González (1900-1976), hijo de Juan Aguilar Rojas. Esto ocurría hacia el año 1935. Tuvo Juan Aguilar cinco hijos de su matrimonio con Dolores Guerrero Vicario: Francisco, Anita, Carmen, Antonio y Dolores. Francisco formará parte de la Banda tocando primero la caja y después el saxofón, instrumento que llegará a tocar de forma admirable. Antonio no pertenece a ninguna Banda, pero su afición es tan grande que mata el gusanillo de la música con el acordeón. Llegó a formar, en los primeros años de los ochenta, la orquesta Rocío, con un grupo de amigos; principalmente el “redoblante” y Miguel Guerrero; que con sus chanzas y juergas hicieron pasar muy buenos ratos a sus paisanos. Recibió Juan Aguilar clases de música del abogado Francisco Bermúdez. Cubrió la dirección en una de las etapas más difíciles de la Banda , debido a la situación surgida con la llegada de la República (donde difícilmente tenían que elegir si tocar en uno u otro mitin de los diversos partidos políticos) y posteriormente con la triste etapa de la Guerra Civil y de la posguerra. En 1944, Juan Aguilar decide abandonar la dirección de la Banda y la música, retirándose a su oficio de zapatero. Oficio unido tradicionalmente como la música a la familia Aguilar desde que tenemos noticias de ella.

Tras la retirada de Juan Aguilar, vuelve como director José Roque, como le llamábamos todos los que le conocimos. Debido a su experiencia anterior, José Roque tomará la batuta con decisión y arrastrará tras de sí a mayores y jóvenes que aprenderán de su mano las notas musicales; entre ellos como no, sus seis hijos varones: José, que tocará el saxofón, Andrés, el clarinete, Francisco, la caja y la batería, Jorge, el bombardino y la trompeta, Antonio, el trombón y el bajo y Diego, que dominará la percusión.

Además de estos hijos, tiene dos hijas también de su matrimonio con Josefa Campos Rubios: Remedios e Isabel.

Tras dejar la dirección Juan Aguilar en 1944, como indicábamos anteriormente, vuelve como director José Aguilar Gil. En sus frecuentes salidas a Yunquera y El Burgo, sobre todo después de las actuaciones de la Banda , solían hacer pequeños bailes en casa particulares. En cierta ocasión, en la posada de Yunquera, José Muñoz, acompañado de la batería, formó tal juerga tocando la trompeta que la gente no cabía en la casa y bailaban en el corral y en la calle. Entusiasmados lo sacaron a hombros. José Muñoz ha tocado la trompeta y el fliscorno.

[…Seguir leyendo en la web de la Institución]

  Blog Cultureduca educativa logo_infoblog1 La Banda de Música de Alozaina (Málaga) Blog Cultureduca educativa logo_infoblog2 La Banda de Música de Alozaina (Málaga)

 Información procedente de la Banda de Música de Alozaina
 Seguir leyendo esta información en la web de la Institución –>
Aquí

 

Un comentario:

  1. Marilo Aguilar Sanchez

    Maravillosa saga familiar unida por la música, durante generaciones pasadas y venideras
    Mi abuelo Diego Aguilar Gil, y mi padre José, me inculcaron el amor por la música y la familia.
    Al leer esta historia he descubierto detalles que no conocía y me ha encantado que haya quedado escrita.
    Por circunstancias de emplazamiento, no he tenido apenas contacto, pero os siento parte de mi.
    Un abrazo,
    Marilo desde Jerez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *