El Marqués de Santillana

   Blog Cultureduca educativa marques_santillana El Marqués de Santillana El Marqués de Santillana (1398-1458), cuyo nombre era Íñigo López de Mendoza, fue un típico representante del primer Renacimiento español y hombre de extensa cultura, gran adversario de don Álvaro de Luna.

   Pertenecía a una ilustre familia de gran influencia en los asuntos políticos; su padre era almirante de Castilla. Desde joven permaneció en la corte aragonesa, donde se relacionó con poetas valencianos y catalanes, como Jordi de Sant Jordi, al cual dedicó una de sus obras. Tuvo ocasión de conocer la poesía de los trovadores en profundidad.

   Escribió en prosa y en verso. Intentó aclimatar las formas métricas italianas en una serie de sonetos y escribió una Carta Proemio, que en cierta modo constituye el primer intento para establecer las líneas poéticas de la literatura romance española.

   Su obra poética se agrupa por una parte en poemas de tendencia italianizante, como la Comediata de Ponça (que describe la derrota naval que sufrieron Alfonso V y sus hermanos en Ponça), o El infierno de los enamorados; y por otra parte en poemas doctrinales y sentenciosos, como las Coplas a la caída de don Álvaro de Luna y el Doctrinal de Privados (donde ataca a don Álvaro de Luna con gran violencia verbal), Diálogo de Blas contra fortuna, etc.

   Sin embargo, es en la poesía cortesana de inspiración galaico-provenzal donde el Marqués de Santillana obtuvo su mayor acierto, en una serie de canciones, decires y serranillas, de las que destaca como más conocida La vaquera de Finojosa:

Serranilla VMoza tan fermosa
non ví en la frontera,
como una vaquera
de la Finojosa.                    
Faciendo la vía
del Calatraveño
a Santa María,
vencido del sueño,
por tierra fragosa
perdí la carrera,
do ví la vaquera
de la Finojosa.
En un verde prado
de rosas e flores,
guardando ganado
con otros pastores,
la ví tan graciosa
que apenas creyera
que fuese vaquera
de la Finojosa.
Non creo las rosas
de la primavera
sean tan fermosas
nin de tal manera,
fablando sin glosa,
si antes supiera
de aquella vaquera
de la Finojosa.
Non tanto mirara
su mucha beldad,
porque me dexara
en mi libertad.
Mas dixe:–“Donosa
(por saber quién era),
¿aquella es la vaquera
de la Finojosa?…”»
 Bien como riendo,
dixo: –“Bien vengades;
que ya bien entiendo
lo que demandades:
non es desseosa
de amar, nin lo espera,
aquessa vaquera
de la Finojosa.”
   Las Serranillas son composiciones líricas generalmente en versos cortos, derivada de las antiguas cánticas de serrana, las cuales hizo famosas el Marqués de Santillana hizo. 

    Las Serranillas refieren el encuentro de un caballero con una serrana o pastora, en un lugar agreste, con alabanzas del enamorada a la serrana y, en la mayoría de los casos, la negativa de ésta al cortejo amoroso.

    En el caso del marqués, las figuras femeninas que aborda no están rodeadas de la rudeza de las salteadoras de caminos que imprimía el Arcipreste de Hita.

  Bien al contrario, alcanza en su poesía una frescura y sencillez insuperable que permaneció con todo su valor con el transcurso de los siglos.

   Entre las obras más importantes del Marqués de Santillana, caben destacar en verso, además de las canciones, decires y serranillas, los siguientes: 

– Sonetos fechos al itálico modo     

Poemas alegóricos (Comediata de Ponça, Infierno de los enamorados, Coronación de mosén Jorde de Sant Jordi, Planto de la reina Margarita). 

Poemas de tipo moral y político (Diálogo de Bías contra Fortuna, Doctrinal de privados).

También escribió en prosa, como la Carta Proemio al condestable don Pedro de Portugal.

Se le atribuye igualmente la autoría de Refranes que dicen las viejas tras el fuego, una primera recopilación de refranes castellanos.

Un comentario:

  1. Severla Ateople

    Vivo enamorado, desde que lo aprendí en bachillerato, en la literatura española, que era una asignatura. Y se la he cantado a mi esposa que ya se la sabe de memoria, a mis primas, cuñadas, secres, amigas, cada vez que me pongo romántico. Desde aquí un saludo al Marqués y que tenga buenas noches! Jajaja!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *