Cuidado con los timos inmobiliarios en Internet

Fuente: www.cincodias.com
—————————————–

A la hora de emprender la búsqueda de una vivienda los portales inmobiliarios son una herramienta muy útil. Los usuarios pueden ver los datos del inmueble e incluso fotografías y planos. No obstante, hay que tener cuidado con algunos anunciantes que llaman la atención del interesado con atractivas ofertas que luego resultan ser timos.

Por: Miriam Calavia Rogel

Buscar una vivienda para comprar o alquilar a través de Internet parece cómodo y fácil. Los portales inmobiliarios ponen a disposición de los usuarios multitud de anuncios clasificados con información sobre las características del inmueble y el precio. Pero lo que comienza como una consulta puede convertirse en una pesadilla si se cae en la trampa de un timo inmobiliario.

Las distintas modalidades de estafas inmobiliarias por Internet se han ido perfeccionando, de manera que, aunque algunas son de sobra conocidas, todavía hay personas que muerden el anzuelo, lo que anima a los timadores a seguir con sus triquiñuelas.

Evitar dar dinero por adelantado

Una de las técnicas consiste en llamar la atención con un anuncio que ofrece un magnífico piso en alquiler a un precio casi irrenunciable. El usuario apenas puede evitar la tentación de ‘pinchar’ para echar un vistazo. El supuesto arrendador presenta unas características inmejorables del inmueble, e incluso cuelga fotos, por un importe mensual muy llamativo. Por ejemplo, un piso de película en el distrito de Ciudad Lineal de Madrid por 650 euros al mes.

Cuando el interesado se pone en contacto a través de un correo electrónico con el anunciante para pedir más información, la respuesta ya es algo inusual. Dice ser una persona que vive en el extranjero y por eso no puede enseñar la vivienda, pero ofrece enviar las llaves y entrar a vivir sin problemas a cambio de la transferencia de una cantidad a través de una compañía de envío de dinero, como Western Union, Money Gram o MoneyBooking. Aunque se garantiza que no se cobra hasta confirmar la recepción de las llaves, el timo radica en que las llaves son falsas, en que la vivienda no se corresponde con lo anunciado o incluso en que se trata de un piso fantasma.

Pero también sufren timos los arrendadores. Uno muy extendido es del “africano” o el extranjero que ha recibido una herencia y se compromete a pagar el alquiler de una finca que le ha interesado mucho. No obstante, para poder cobrar la herencia necesita primero viajar a España, por lo que le pide propietario que le preste algo de dinero y así poder realizar todos los trámites.

También es posible encontrarse con el inquilino de una casa que se hace pasar por su propietario y simula querer venderla, de modo que pide a los interesados una cierta cantidad de dinero a modo de señal para reservar el inmueble.

Segundamano.es alerta en el momento de elegir la opción de contactar con el anunciante que en los últimos meses la empresa “ha tenido conocimiento de algunos intentos de estafa”. Por ello, advierte de que el portal “actúa únicamente como punto de encuentro entre compradores y vendedores, de tal modo que en ningún caso interviene en las transacciones realizadas entre ellos ni es responsable de dichas operaciones”. Asimismo, ofrece a los usuarios consultar su ‘Guía de Seguridad ‘.

aconseja no enviar dinero a través de Western Unión, MoneyGram, Bidpay u otros servicios de pago similares, “ya que no se pueden garantizar las transacciones con desconocidos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.