ARQUITECTURA EN SELLOS DE MACAO: VISTAS DEL CONTINENTE

La administración postal de Macao sigue sorprendiéndonos con preciosas estampillas, algo nada inusual, desde que era colonia portuguesa, su filatelia era bastante exótica y colorida, sobre todo si comparábamos con la anodina confección de los sellos españoles y portugueses que eran los más fáciles de obtener en aquella época en que prácticamente teníamos tarifa postal única para España, Andorra, Portugal y Gibraltar [pero que se ampliaba si uno quería escribir por superficie al resto de países de habla hispana, Guinea Ecuatorial y Filipinas]. Vamos, igual que hoy que nos han convertido en “millonarios” a la hora de abonar la tarifas, pero seguimos padeciendo los peores servicios [vean mis argumentados artículos sobre el tema en HISTORIA POSTAL MODERNA de los últimos años] y que tan poco parece afectarles a los prebostes postales que se instalaron en la nube hace décadas y se lavan las manos ante los desmanes de las oficinas.

Blog Cultureduca educativa mac201303xxxxxxx_jpg_zpse8a9c84a ARQUITECTURA EN SELLOS DE MACAO: VISTAS DEL CONTINENTE

En fin: ¡Para qué contarles!, así que volvemos a la emisión que nos ha llaman la atención. Se trata de la quinta pieza de una serie que han titulado VISTAS DEL CONTINENTE, en esta oportunidad muestra uno de los lugares declarados PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD por la UNESCO. Cuando uno conoce China, la comisión que se encarga de ese trámite tiene allí centenares de sitios para catalogar e imaginamos que a medida que van teniendo más presencia económica y global, los lugares de este inmenso país no se harán de esperar para verlos en ese listado.

Blog Cultureduca educativa mac201303pagecbl_jpg_zps4ebed5d8 ARQUITECTURA EN SELLOS DE MACAO: VISTAS DEL CONTINENTE Blog Cultureduca educativa mac201303fdcgcbl_jpg_zpsfbf7bcb9 ARQUITECTURA EN SELLOS DE MACAO: VISTAS DEL CONTINENTE Blog Cultureduca educativa mac201303bloc01s_jpg_zpsaad0b324 ARQUITECTURA EN SELLOS DE MACAO: VISTAS DEL CONTINENTE

El Dialou de Kaiping y sus villas fue inscrito en la lista el 28 de junio de 2007, la emisión conmemorativa del correo macaense consta de una preciosa hojita bloque horizontal con una facial de 12 patacas [la Región Especial continúa utilizando su propio sistema monetario e imaginamos perdurará hasta su total integración administrativa en China] que se imprimió en litografía offset por la firma holandesa Johan Enschedé Security Print, tamaño 138×90 mm [40×30 la superficie dentada del sello], fue diseñado por Lou Kam Ieng y comenzó a circular el 1 de marzo de 2013.

Estas construcciones son edificaciones fortificadas o torres que, en el caso que nos ocupa, se levantaron para dar cabida a los retornados tras la primera guerra mundial [básicamente de América del Norte, Hong Kong y Malasia] entre 1920-1930. Fue un estilo arquitectónico que fusionó lo chino y lo occidental que hoy se trata de preservar. Originalmente se levantaron más de 3.000 edificios o torres para tratar de paliar la falta de vivienda, también sirvió como sistema de autodefensa que funcionó relativamente bien cuando se produjo la invasión nipona [esa herida cuesta de cerrar y las últimas escaramuzas por algunas de las deshabitadas islas en el denominado Mar de China podrían desembocar en algo más grande porque todavía supura el recelo histórico].

Se realizaron construcciones de tres tipos o utilidades, incluso ya en el XIV [Dinastía Ming]: comunales, residenciales o defensivos/vigilancia. Hasta nuestros días han llegado prácticamente la mitad de esas edificaciones y se distinguen cuatro zonas históricas con ese tipo de arquitectura:

-Jinjiangli Village

-Magianlong Village

-Sanmenli Village

-Zili Village.

Esta última es la que se ha escogido para el sello que nos ha traído el comunicado del servicio postal de Macao.

Kaiping es una pequeña ciudad a poco más de dos horas de autobús desde la histórica Cantón (Guangzhou) y unas 4 horas si tomamos el mismo en Hong Kong y Macao. Poco a poco se está abriendo al turismo y aunque hay edificaciones por doquier, muchas veces se hace imposible fotografiar sus históricas torres libres de personas; entonces uno tiene que plantearse madrugar o esperar esa oportunidad perdida en momentos de asueto del abigarrado y multicolor cortejo en torno a las torres. Seguramente el reconocimiento de la UNESCO ha obrado el milagro, ahora hay que pagar por entrar en el pueblo que está en medio de impresionantes campos de arroz. A poco que profundicemos, descubriremos una rica cultura que subyace en la región. Durante la dinastía Ming, Kaiping fue duramente castigada por los desastres naturales y los enfrentamientos bélicos. En aquella etapa fue cuando se iniciaron las construcciones denominadas Dialou (o torres) que acabaron eclosionando en el siglo XX ante la avalancha de expatriados.

La distribución por plantas tenía, originalmente, una diferente utilización, los de meras residencias o pisos se situaban en las partes más altas y en las inferiores encontramos las partes comunes para la autodefensa. Estaban dotadas de pequeñas ventanitas para evitar que se pudiera acceder desde el exterior y al mismo tiempo poder disparar o defender la construcción [ello nos recuerda nuestros castillos medievales] en la terraza, que generalmente sobresalía en la parte más alta, se instalaban los defensores que trataban de repeler los ataques con todo tipo de ingenios. Muchísimas veces, los atacantes se limitaban a incendiarlas pero no siempre lograban su objetivo de acceder a los edificios que se dividían en tres categorías: comunal, residencial y la del reloj o vigía principal.

En la primera prácticamente todo el pueblo contaba con un pequeño habitáculo para guarecerse de cualquier ataque de los bandidos o los desastres naturales. La parte residencial correspondería a las familias más adineradas y por ello suelen presentar mejores decorados e incluso mejor estado de conservación. La última categoría serían las clásicas torres de vigilancia en las que se instalaban los diferentes ingenios o sistemas de alerta para toda la población, el uso de las sirenas era el más común; vendría a ser similar al que se utilizaba en nuestra historia desde las almenadas torres de las iglesias y también los toques de campana [ahora, en muchos lugares, permanecen mudas porque los que acaban de llegar se sienten molestos por el repiqueteo].

Las correspondientes al siglo XX se levantaron con materiales más fáciles y resistentes. Fue, en cierta medida, la época dorada de esta peculiar arquitectura civil-militar china, pero sin tantas connotaciones defensivas y más uso social, a veces era una forma de demostrar el poder adquisitivo de los retornados y las podríamos comparar con nuestras Casas de Indianos que, en muchos casos, se caen a pedazos por toda nuestra geografía. Se perfilaba un concepto con técnicas y gustos occidentales que demostraban también la procedencia del propietario original que la mandó construir.

Podemos decir que se produce una fusión de estilos en la construcción que acaban modificando la estricta arquitectura china y la imbrica en un tipo de construcción global que en nada se diferencia del resto del mundo. Las ciudades chinas (o las nuevas construcciones) han experimentado un boom que el paso de las excavadoras ha dejado desierto, en muchos casos, el casco histórico. Beijing por ejemplo se está quedando sin sus clásicos “hutong” y la lacerante especulación está creando megalópolis cada vez más difíciles de manejar.

 

Divisao de Filatelia
-Loja de Filatelia-
Largo do Senado
MACAO (CHINA)
www.macaupost.gov.mo

philately@macaupost.gov.mo

 

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@yahoo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *