COCINA Y GASTRONOMÍA: Micología: La recolección de setas - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 51 usuarios conectados

 

/natureduca/cocina-y-gastronomia-micologia-la-recoleccion-de-setas-02







Cocina y gastronomía

MICOLOGÍA

La recolección de setas - 2ª parte


1 2



Las setas más comunes (continuación)

letra capitular El boletus edulis es la seta más consumida del grupo de los boletus, cuyos componentes tienen las siguientes características: su sombrero puede ser de diferentes colores ya que se dan blancos, rojos, castaños, marrones y amarillentos; su pie es reticulado y en general tiene una carne de sabor y olor agradables, inmutable en su color al corte y contacto con el aire.

Boletus edullis
Boletus edullis

Cuidado con las setas venenosas. Aquí se muestran sólo tres de las más comunes:

Entoloma lividum
Entoloma lividum

Amanita muscaria
Amanita muscaria

Amanita Phalloides
Amanita Phalloides

Algunas reglas a seguir

Los micólogos aconsejan seguir unas reglas básicas para la recolección de setas:
  • Respetar el entorno naturales la primera de las reglas que debe observar un recolector de setas.
  • Utilizar cestas de mimbre y no bolsas de plástico, porque así las esporas podrán caer al suelo durante el transporte por sus espacios abiertos y sembrar nuevos ejemplares. Además, las setas se conservarán mejor a lo largo de la jornada, esto se podrá comprobar al hacer el balance de la recolección.
  • Seleccionar bien los utensilios que se utilizan, porque los rastrillos, el azadón o la pala son muy agresivos para el equilibro natural de la tierra. Lo conveniente es una navaja de hoja fuerte y con buen filo. Necesitaremos la navaja para la recogida de Setas porque éstas han de ser extraídas con todo el pie para poder clasificarlas debidamente. Sabido es que la "volva", característica propia de las Amanitas y Volvarias, se halla adherida a la base del pie, siendo esta morfología la que hace necesaria la extracción de toda la seta completa.
  • El bastó nes un elemento útil que facilita el rebusco entre la vegetación del setal, evitándonos más de un molesto pinchazo, también nos resultará práctico en aquellos parajes donde las ramas se interpongan en nuestro camino, con él las apartaremos cómodamente y sin molestias.
  • Comprobar la especie antes de meterla en la cesta. Es muy importante comprobar que corresponde a una especie conocida porque pueden confundirse con otras parecidas (por cruzarse los micelios de setas diferentes) y pueden parecernos que pertenecen al mismo setal.
  • No recolectar ejemplares con síntomas de vejez o agusanados; en la cesta no harán más que daño y al final terminarán en el cubo de la basura. En cambio, dejándolas donde las encontramos, continuarán desprendiendo las esporas reproductoras sobre el terreno, y la especie se perpetuará.
  • La prudencia, es algo que debemos tener siempre en cuenta. Existe una regla de oro en el recolector de setas: EN CASO DE LA MENOR DUDA, ABSTENERSE DE CONSUMIRLA. Hay que examinar uno por uno todos los ejemplares y tener sobre su comestibilidad una seguridad del cien por ciento.
  • Utilizar un chaleco reflectante. Es muy conveniente por seguridad cuando se vaya a recoger setas, para así evitar ser confundidos por los cazadores, con un animal, a partir de cierta distancia. Otra posibilidad es colgar un cascabel en la cesta para que nos identifiquen.

1 2

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios