FALKLAND: FAUNA POLAR, LOS PINGÜINOS (PÁJAROS BOBOS)

Posiblemente pocas aves me caigan tan simpáticas como los pingüinos (la verdad que el frailecillo es otra de esas especies que me encantan) así que, lógicamente, cada vez que me cae información filatélica sobre estos pájaros inmediatamente me recuerdan algunos momentos por frías latitudes.

Es cierto que la palabra pingüino es un galicismo para nuestro pájaro bobo, pero también lo es que ese galicismo acabó por imponerse y es el más usado en nuestros días [y no creemos que el célebre sello editorial británico sea el culpable de esa popularidad]. Es el ave por excelencia que identifica las tierras australes y, por consiguiente, el continente antártico. Sólo una pequeña especie se localiza en las islas Galápagos, justo por encima de la mitad del mundo, el resto está en las aguas australes, zonas subantárticas [las islas Georgia y Sándwich pasan por tener una colonia de más de cinco millones de pingüinos] y el Cono Sur del continente americano.

 

Las islas Falkland (Malvinas para los argentinos), acaban de lanzar una serie de seis sellos para satisfacer la tarifa actual destinada a las tarjetas postales a cualquier lugar del mundo, se aprovecha que es la tarifa más usual (65 peniques) durante el verano austral y que es utilizada por miles de cruceristas que llegan a la región en busca de nuevas sensaciones y cada sello recoge una de las especies habituales por estas desangeladas islas australes donde el viento es una constante y el frío una incuestionable realidad.

Los seis sellos son obra de Robin Carter, se imprimieron en litografía y sistema estocástico [imagen en movimiento] en hojas minipliego de diez ejemplares y en hojita bloque con los seis efectos que comenzaron a circular el 21 de noviembre de 2013.

El pingüino albino es un tipo bastante raro y, generalmente, nace en cautividad. El que aparece en la foto es el denominado “leucistic” que en la realidad no es un albino genuino; se trata de una mutación que interfiere con la producción de la melanina que impide la reproducción del color negro en su plumaje, técnicamente esta mutación no afecta al desarrollo del pájaro mientras está en su nido, otra cosa es el comportamiento de la colonia cuando trata de mezclarse.

El gentoo (Pygoscelis papua) es, posiblemente, el más común de todos ellos por estas islas, es allí el más grande de todos y el segundo de mayor tamaño de todas las especies existentes, justo detrás del pingüino real, alcanza los 76 centímetros . Suele confeccionar sus nidos con hierbas secas que arranca y reúne en pequeños huecos que rodea de piedras para tratar de mantener unida la masa vegetal que dará calor a las crías tras el nacimiento.

El Magallanes (Spheniscus magellanicus) es popularmente conocido por los lugareños como el “Jackass” por la forma en que realiza sus llamadas. Es un poco más pequeño que el anterior y los adultos se aparejan en septiembre y a mediados de octubre realizan la puesta que eclosiona prácticamente con la llegada del buen tiempo austral. Generalmente crían dos polluelos y los jóvenes abandonan la colonia en marzo y prácticamente, en el mes de abril, han desaparecido todos del lugar de estancia y criadero para pasar el invierno en alta mar.

El Eudyptes chrysocome es, posiblemente, el más pequeño de todos los filatelizados en esta ocasión (61- 64 centímetros ) y su plumaje amarillo en torno a los ojos lo hace fácilmente identificable. Durante los meses de invierno están en alta mar y en septiembre inician el retorno a sus grandes colonias para iniciar el período de emparejamiento y reproducción. Suele compartir territorio con el cormorán imperial y en abril es impresionante ver el desfile de la gran colonia bajando o lanzándose por los acantilados para introducirse en el mar, es el momento esperado por miles de mamíferos marinos para darse su especial atracón antes de que desaparezcan mar adentro en donde pasan el invierno polar.

El pingüino real Aptenodytes patagonicus) es uno de los más bellos, posiblemente ese porte sea efecto de su tamaño: 91- 96 centímetros . No es la especie más numerosa por las islas, pero si es uno de los más fotografiados. Los adultos suelen sacar adelante un par de polluelos cada tres años.

El macarroni (Eudyptes chysolaphus) consume la mayor parte de su tiempo en tierra cuidando de su nido en los altos de los acantilados, presenta un tamaño entre 69- 71 centímetros y su parte más distintiva son plumas anaranjadas en torno al cuello y la cabeza. No es muy frecuente por las islas Falkland y a veces se le encuentra compartiendo territorio con la Eudyptes chrysocome especie que se ha utilizando también para realizar la ilustración de la hojita y para el sobre de primer día.

www.falklands.gov.fk/pb
www.pobjoystamps.com
www.smsg-falklands.org/blog philatelicbureau@townhall.gov.fk
jcs137@pobjoy.com

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@yahoo.es

¿Te gusta? Pincha para compartir en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • CONSULTA TAMBIÉN LOS ARTÍCULOS RELACIONADOS: