150 ANIVERSARIO DEL ZOO DE BUDAPEST

Esta magnífica instalación budapestina [muy cerca del impresionante conjunto monumental dedicado a los héroes] impresiona al visitante por la riqueza de sus edificios estilo Art Nouveau levantados a principios del siglo XX [aunque el Zoo arranca su historia en 1866] entre ellos destaca la famosa casa de los elefantes.

La conmemoración filatélica refleja la composición inspirada en la publicación del Conde Kálmán Lazar “Körut az állatkertekben” [De paseo por el zoo podría ser una traducción más o menos aproximada] en la que se inspiraría Tibor Zoltán Petényi para el bello facial de 1000 florines húngaros emitido en hojita bloque y offset multicolor y 60.000 ejemplares de tirada que iniciaron su validez postal el 9 de agosto de 2016.

150 ANIVERSARIO DEL ZOO DE BUDAPEST

La idea de montar un zoológico comenzó a gestarse en 1820-1830, pero sólo toma cuerpo a finales de 1848-1849 cuando casi estuvo a punto de iniciarse la construcción que quedó momentáneamente en el aire debido a los acontecimientos políticos que vivía todo el imperio austro-húngaro. Varios científicos aunaron sus esfuerzos, entre ellos los llamados padres fundadores József Szabó (geólogo), Agustín Kubinyi (Director del Museo Nacional, József Gerenday (Director del Jardín Botánico) y el naturalista János Xantus que acabaría siendo el primer director.

Las puertas se abrieron al público el 9 de agosto de 1866 al sonido de las campanas de su puerta principal: eran las 12, mediodía y cuentan las crónicas que la jornada correspondía a un día plenamente estival. Sus visitantes se encontraron con especies del territorio húngaro pero también infinidad de animales exóticos para aquellas latitudes: monos, lemures, loros, camellos, canguros, etc. En 1873, a petición del director Károly Serák, se incorporaron al espectáculo las actuaciones en vivo, tenían como objetivo atraer al público.

La primera casa de leones se inaugura una década después de su apertura (1876) y al rey de la selva se le añadieron los tigres y poco después llegarían elefantes, hipopótamos, rinocerontes, etc. En 1907 se inició un ambicioso plan y el zoológico fue prácticamente reconstruido con un costo de más de cuatro millones de coronas de oro.  Fue reabierto el 20 de mayo de 1912 bajo la dirección del zoólogo Adolf Lendl, de esa época datan los magníficos edificios que hoy embellecen este rincón de la capital húngara que tanto me impactó cuando llegué a ella a finales de 1976.

150 ANIVERSARIO DEL ZOO DE BUDAPEST

Hoy el zoológico es toda una institución, goza de un merecido prestigio y está considerada como uno de los zoológicos más bonitos y modernos del continente europeo. No hay que olvidar que fue había sido prácticamente destruido en la I Guerra Mundial y ello provocó una durísima contracción económica y social que estallaría con el conflicto de la II Guerra Mundial, pero los húngaros siguieron trabajando y sus puertas fueron abiertas precisamente el 1 de mayo de 1945, una manera más de tratar de paliar los efectos perniciosos del recuerdo bélico.

Tras la caída del régimen comunista se inician las reformas en todo el país, algunos de los edificios del recinto fueron catalogados y se les devolvió el esplendor original tras su puesta al día. Hoy funge como un oasis en el centro de la capital húngara, pasa tan desapercibido que muchos visitantes ignoran, cuando visitan la célebre plaza de los héroes, que están ante una de las instalaciones más prestigiosas de Europa. Actualmente cuenta con más de 2.000 especies y tiene áreas dedicadas a la sabana africana y el Ártico. Para los más pequeños suelen montar un par de veces al día espectáculos infantiles.

www.posta.hu
www.eshop.posta.hu
www.zoobudapest.com
belyeg@posta.hu
philately@posta.hu

 

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@yahoo.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




  • CONSULTA TAMBIÉN LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS: