ANTÁRTIDA - FILATELIA ANTÁRTICA: Centenario de la bioespeleología - Emil Racovitza - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 57 usuarios conectados

 

/natureduca/antartida-filatelia-centenario-de-la-bioespeleologia-emil-racovitza-02







Antártida

FILATELIA ANTÁRTICA

Colaboración de Juan Franco Crespo

Centenario de la bioespeleología - Emil Racovitza - 2ª parte


1 2



acovitza llegó a este mundo el 15 de noviembre de 1868. Su pasión por las ciencias naturales le fue inoculada por el profesor Grigore Cobalcescu mientras estudiaba en la escuela superior de Iasi “Institutos Unidos”. Tras finalizar esta etapa, marchó a París siguiendo los deseos de su padre para estudiar en la Facultad de Derecho; a la hora de la verdad se inclinó por la Facultad de Ciencias de La Sorbona bajo la dirección de uno de los científicos más famosos de su tiempo: Henri de Lacazé-Duthiers (a la sazón profesor de zoología).

En 1896 Racovitza se convirtió en uno de los más respetados científicos europeos y obtuvo el título de doctor con su trabajo sobre “Le lobe céphalique et l’encéphale des anélides polychètes”. Viajó como naturalista de la expedición belga (1897-99) y tras su viaje polar publicó “La vida de los animales y las plantas en el Antártico”, recopiló información y recogió 1600 ejemplares de zoología y botánica. Su fama le llegó con la bioespeleología que este año celebra su centenario. Es la ciencia que estudia la vida de los seres que habitan en la oscuridad de las profundidades cavernícolas. Publicó “Ensayos sobre los problemas bioespeleológicos” (1907) y sienta las bases de la nueva disciplina científica referida a las cavidades y sus aguas interiores.

Centenario de la bioespeleología - Emil Racovitza

Tras su exitoso viaje polar, el 1 de noviembre de 1900 es nombrado subdirector del Laboratorio Oceanográfico “Aragó” en Banyuls-sur-Mer (Francia), fundado veinte años antes. En 1904 hizo un descubrimiento que marcaría definitivamente su carrera y su vida: nuevas especies de crustáceos en las Cuevas del Drac (Porto Cristo-Mallorca). Quedó tan fascinado con aquel hallazgo que abandonó la investigación oceanográfica y se dedicó de por vida a las profundidades de la Tierra.

Exploró y estudió junto a René Jeannel más de 1200 cuevas, abrigos y cavernas de Europa, África y América, recogió valiosísimo material zoológico, hizo posible el conocimiento científico de la denominada fauna cavernícola, llegó a tener una colección de 5000 ejemplares publicados en 66 trabajos que totalizaron 6.000 páginas sobre esta peculiar y desconocida fauna.

En 1920 regresó a su país natal, fundó el primer Instituto de Espeleología del mundo en la ciudad de Cluj [en varias ocasiones hubo matasellos y material filatélico sobre su legado] del que fue profesor y director hasta su muerte en 1947 [falleció a los 79 años tras la reorganización del Instituto]; también lo fue de la revista Bioespeleologia. Uno de los más importantes trabajos de esta etapa fue “Espeloelogía” (1927), se convirtió en Presidente de la Academia Rumana de Ciencias (1926-1929) y rector de la Universidad de Cluj (1929-1930) y dictó el primer curso de espeleología general de Rumania. En 1929 publicaba “La evolución y sus problemas” que aportaba una original idea sobre la teoría evolucionista desarrollada desde la filogenética y la perspectiva sistemática de la evolución de los animalesen la oscuridad.

Centenario de la bioespeleología - Emil Racovitza

Gran amante de la naturaleza, fue uno de los iniciadores de la corriente proteccionista de los espacios naturales de Rumania, algunos de los cuales aparecen en la emisión del correo rumano en esta serie de cuatro sellos -también hojita bloque, tarjetas máximas y sobres de primer día- diseñados por Radu Oltean. Se lanzaron diferentes tiradas, 79.968 series completas, 12.000 hojitas, 340 series en máximas, 400 en sobres de primer día oficial (no se contabilizan los preparados por los filatelistas a título personal). La tirada específica de los faciales difiere: 0,40 (896.000), 1,60 (352.000) y 7,20 (32.000), totalizando 1.647.872 sellos sobre papel de origen británico.

Los faciales y sus motivos fueron: la Cueva del Altar en las montañas de Bihorului (0,40); el de 1,60 lo muestra en una fotografía extraída de una de las jornadas de laboratorio (máxima, con cuatro colegas y numerosas probetas); el de 7,20 ofrece un plantígrado Ursus spelaeus y, los huesos del cráneo, en primer término de la estampilla. El último sello tiene un facial de 8,70 Lei y muestra el crustáceo que cambió su vida y su obra: Typhlocirolana moraguesi especie descubierta en el lago de Martel en las Cuevas del Drac (Mallorca-Islas Baleares), de origen cárstico, son una de las cuevas más importantes de España, debido al hundimiento costero se forman lagos, es muy visitada tras su iluminación realizada por Carles Buigas en 1934. La primera exploración científica la realizó el francés Edouard Martel en 1878. Mallorca le honró con un monumento situado en el Paseo Marítimo, cerca de Can Barbarà, en dicha escultura [de bronce sobre un pedestal] tenemos al insigne rumano que sostiene, en la mano derecha, la especie que le cambió la vida y en la izquierda el libro cuyo estudio publicó un año después de su viaje. La taxonomía moraguesi le viene porque con Racovitza iba Fernando Moragas en aquella expedición de julio de 1904 que llegó a Baleares a bordo del Roland y, como le acompañaba el propietario del terreno, de ahí que le honrase con el apellido, algo bastante habitual en los descubrimientos y la taxonomía de animales y plantas.

El sobre de primer día reproduce uno de los vertebrados más raros y famosos, una especie similar a una angula ciega y sin pigmentación: Proteus anguinus, existente en las cuevas de Carriola [filatelizada hace unos años por el correo de Eslovenia], una especie que descubrió Valvasor en 1689, fue el primer vertebrado cavernícola que se documentaba en estas cuevas de los Alpes Dináricos (Eslovenia). Para el matasellos especial se empleó uno de los crustáceos (similar a una gamba) de perfil. Las tarjetas máximas permiten observar con mayor atención y detalle los motivos centrales de las estampillas, la más completa, para nuestro gusto es la que sirve de soporte, precisamente, a la especie española, donde encontramos a la especie que sirvió para el matasellos, una especie de hormiga, otra de alacrán y el microscopio que tanto utilizó a lo largo de su vida dedicada las profundidades de las cuevas y su enigmática fauna de la oscuridad.

Otros grandes nombres de la bioespeleología fueron:

  • C Eigenmann (1909, vertebrados cavernícolas norteamericanos).
  • A Vandel (investigaciones esenciales sobre la Proteus anguinus).
  • P A Chappins (investigaciones sobre poblamiento de la fauna hipogea).
  • L Fage (sobre arácnidos cavernícolas).
    C Kosswig (genética subterránea y evolución regresiva).

www.romfilatelia.ro

1 2

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios