ANTÁRTIDA - FILATELIA ANTÁRTICA: Centenario de la bioespeleología - Emil Racovitza - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 98 usuarios conectados

 

/natureduca/antartida-filatelia-centenario-de-la-bioespeleologia-emil-racovitza-01







Antártida

FILATELIA ANTÁRTICA

Colaboración de Juan Franco Crespo

Centenario de la bioespeleología - Emil Racovitza - 1ª parte


1 2



letra capitular Emil Racovitza (1868) participó en la expedición liderada por Adrien Victor Joseph de Gerlache a la Antártida (Bélgica 1897-1899) lugarteniente de la Marina Real Belga, en aquella época contaba con 29 años y Bélgica tenía pocos recursos para la expedición al continente blanco, por lo que Gerlache tuvo serias dificultades para realizarla a bordo del ballenero Patric que había sido rebautizado como Bélgica, tenía 250 toneladas de registro y se pagaron 70.000 francos a los propietarios noruegos.

En aquella histórica expedición viajarían gentes de diversos orígenes que hoy son nombres sobradamente conocidos entre la comunidad científica y, sobre todo, entre los amantes de las tierras polares, especialmente entre los filatelistas temáticos en donde brillan con luz propia.

Emil Racovitza era el zoólogo rumano; Henryk Arctowski el geólogo polaco; Roald Amundsen el noruego que años después conquistaría el Polo Sur; Frederick A Cook el médico norteamericano y resto de personal de nacionalidad belga, noruega, rusa... La expedición escribió una de las páginas históricas dentro de las expediciones realizadas al continente blanco y marcaron el camino para la posterior conquista de la Antártida en la que Amundsen marcó el camino frente a la adversidad.

Hoy traemos a Racovitza, no por aquella histórica gesta, sino por el campo en el que sería una auténtica autoridad mundial: la bioespeleología cuyo centenario se conmemoró en el 2007 con una emisión postal que el correo rumano dedicó al mundo de las profundidades; esta ciencia comenzó a popularizarse con los trabajos del gran científico y explorador antártico rumano.

La existencia de animales cavernícolas había sido documentada mucho antes de que naciera la bioespeleología; pasando del silencio a las leyendas con raíces subterráneas en el siglo XVII cuando en 1689 se descubre el batracio urodélido Proteus anguinus en una cueva del actual territorio esloveno, sistemáticamente estudiado desde 1768. Será en 1842 cuando J E De Kay describe el Amblyopsis spelaea de las cuevas del mamuth (Kentucky). La exploración subterránea se convertirá en una búsqueda de carácter científico en 1888 con Edouard Martel que comenzó a visitar las grutas francesas y de una veintena de países, entre ellos España. La tarea sería continuada por su discípulo A Vivé entre 1895-1899, que realizó una profunda recopilación para su tesis sobre la fauna acuática (hipogea) y fundador del denominado Laboratorio de las Catacumbas (Jardín de Plantas de París).

Centenario de la bioespeleología - Emil Racovitza

Con anterioridad a la publicación de la memoria de Racovitza (1907), hubo varios intentos de establecer la catalogación de la fauna cavernícola, entre otros los de J C Schiodte (1849); J R Schiner (1854) y G Joseph (1882). Fue el segundo el que estableció la primera clasificación válida. Años después sería recuperada por el genio rumano y ha llegado hasta nuestros días, con alguna actualización secundaria, quedaron establecidas tres categorías básicas:
  • Trogloxenos (huéspedes temporales)
  • Troglofilos (huéspedes colectivos)
  • Troglobites (huéspedes auténticos y reyes de la obscuridad)

Racovitza nació en la señorial Iasi, antigua capital de Moldavia [actualmente departamento homónimo dentro de la República Rumana], está situada en torno a siete colinas que le confieren el nombre de “Pequeña Roma”, es la tercera ciudad del país. En ella se fundó la primera universidad y no es nada extraño que de allí saliera Racovitza. Actualmente tiene tres teatros, dieciséis museos, casi 300 bibliotecas (una británica y otra norteamericana), tres centros culturales (Alemania, Francia y Chile). Aquí nació el Premio Nobel rumano George Emil Palade.

Centenario de la bioespeleología - Emil Racovitza

1 2

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios