ANTÁRTIDA - EXPLORACIÓN - EXPEDICIONES: Jean-Baptiste Charcot 1908 - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 107 usuarios conectados

 

/natureduca/antartida-exploracion-expediciones-jean-baptiste-charcot1908-02






Antártida

EXPLORACIÓN - EXPEDICIONES

Jean-Baptiste Charcot 1908 - 2ª parte


1 2



letra capitular El 1 de enero de 1909 se localizó un puerto excepcional en la isla Peterman, que Charcot llamó Port Circumcision. Tres días más tarde a las 17:00, Charcot, Gourdon el Geólogo, y el Lugarteniente Godfrey, salieron hacia un cabo cercano a explorar la zona. En su travesía iban recordando los cinco horribles días que sufrieron durante la expedición del Francais; esta vez la vía se encontraba libre de hielos. Estudiaron el litoral y las islas cercanas, y una vez completadas las observaciones los hombres se sentaron a comer; al finalizar se disponían a retornar a la nave.

A las 22 horas la nieve empezó a caer; el cauce comenzó a estrecharse y allí donde existía agua quedó bloqueaba por los témpanos. Silenciosamente, los hielos fueron formando una placa alrededor de los hombres, mientras la nieve que caía terminó empapándolos. El motor del bote era un estorbo y cuando el Lugarteniente Godfroy intentó romper el hielo con una azada, observó con horror como la herramienta resbalaba de sus entumecidas y entorpecidas manos yéndose al fondo del mar.

Tres días y tres noches pasaron antes de que los hombres fueran descubiertos; Charcot escribió:

"Todos nosotros gritamos de alegría cuando vimos el Pourquoi-Pas? acercarse entre la niebla y la nieve. Era una maravillosa vista".

Veinticuatro horas más tarde Charcot, Gourdon y Godfroy todavía comentaban el milagroso rescate de que fueron objeto, cuando se repitió otro suceso que ya les sonaba familiar: el Pourquoi-Pas?, al igual que le ocurriera al Francais en la anterior expedición, varó; parte del casco se arañó y algunos pedazos salieron flotando a la superficie. Afortunadamente las máquinas se encontraban en buen estado, y la robustez del casco impidió que se produjera una vía de agua más peligrosa. En estas condiciones se esperó a la pleamar para reflotar el buque y apartarlo de las piedras. Con un lento movimiento la nave fue sacada a aguas libres, retirándose a continuación a la isla Peterman para inspeccionar los daños. Se reparó sin novedad la zona accidentada que se limitaba a daños superficiales. La pequeña vía de agua que provocó fue fácilmente reducida mediante las bombas automáticas.

Hacia finales de enero de 1909 el Pourquoi-Pas? cruzó el Círculo Polar Antártico y se dirigió a la isla Adelaida. Todo el litoral que aparecía ante ellos era trazado sección por sección. Finalizado enero se dirigieron al puerto Circuncisión, en la isla Peteras, donde la tripulación levantó el campamento de invierno. Casi un mes se necesitó para descargar todo el material e instrumentos científicos. Se construyeron cuatro refugios en la orilla occidental de la entrada; desde el Pourquoi-Pas? se suministró electricidad al campamento, los cuales eran sustentados mediante cables en pértigas de bambú. Para evitar que penetraran los témpanos en la bahía y encerraran al buque, se estiraron alambres a todo lo largo de la entrada. La propia nave fue anclada con cadenas, y toda la cubierta se tapó con lonas.

Para marzo de 1909, el otoño antártico había acabado. El buque notaba los tirones en las cadenas del ancla provocados por los icebergs, que forzando por penetrar en la bahía eran parados por la barrera de alambres. En abril las tormentas regresaron, las temperaturas bajaron notablemente y la nieve caía de forma muy pesada. Los hombres no permanecieron inactivos; Charcot organizó cursos de gramática, geografía, inglés y navegación; mientras Liouville dio conferencias de primeros auxilios. De gran interés entre la tripulación era la novela romántica que escribía el Lugarteniente Rouche, que tituló El amante del mecanógrafo; los hombres disfrutaban escuchando cada nuevo capítulo que Rouche leía en voz alta.

El Comandante Charcot terminó cayendo enfermo; las piernas se le hincharon y sus pulmones no podían ingerir aire con normalidad, respirando con gran dificultad . El tiempo llegó a ser extremo y las excursiones en tierra quedaron paralizadas. Charcot escribió:

"Los meses parecían pasar rápido, pero las horas eran largas".

El 18 de septiembre de 1909, se puso en marcha una expedición a Tierra de Graham; Charcot se unió todavía enfermo, pero a mediados de octubre se encontraba en el buque.

El 31 de octubre los hombres comenzaron a cargar el equipo científico a bordo, y al finalizar se dirigieron hacia la colonia de balleneros noruegos en isla Decepción, a donde llegaron el 27 de noviembre para restituir sus disminuidas reservas de carbón. Aquí recibieron buenas noticias: Ernest Shackleton, pocos meses antes,  había conseguido internarse 180 km. hacia el Polo Sur, y  en abril el Polo Norte había sido alcanzado por el americano Robert E. Peary. Los noruegos le ofrecieron los servicios de un buzo, para inspeccionar el casco del Pourquoi-Pas?, descubriéndose que se había rasgado una sección de la quilla. Los anfitriones le aconsejaron que si deseaba salir airoso de la expedición, debía partir para el hogar inmediatamente. Charcot asumió que el honor de la nación francesa y su reputación personal estaban en juego, así que a pesar de estrecharse el porcentaje de éxito, de nuevo el Pourquoi-Pas? navegaba hacia el sur. Tres días más tarde cruzaban el paralelo 69º.

El 11 de enero de 1910 Charcot descubrió una tierra desconocida dentro del Círculo Polar Antártico, situada en 70º Sur, 76º Oeste que se llamó Tierra de Charcot, no por él, sino en honor a su padre. Intentaron acercarse pero el hielo les previno de causar más daño a la nave, limitándose a navegar en redondo al oeste. Exploraron el litoral a 124º Oeste, y el 22 de enero de 1910 pusieron rumbo de regreso a América del Sur, llegando el 11 de febrero de 1910 a Punta Arenas. El 4 de junio navegaba por el Río Sena, escoltado por buques de guerra enviados por el Ministro de Marina.

Esta segunda expedición de Charcot fue catalogada de impresionante. Se trazaron un total de 1250 millas de litoral y descubierto una nueva tierra; los mapas eran tan precisos que todavía se usaban 25 años más tarde; las colecciones científicas ocupaban docenas de cajas; las ilustraciones gráficas de la expedición superaban las 3000.

El historiador polar Edwin Balch, escribió sobre Charcot:

"Ocupa un lugar en la primera línea de las expediciones Antárticas más importantes. Nadie le ha superado y pocos lo han igualado como Jefe y observador científico".

1 2

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios