ANTÁRTIDA - EXPLORACIÓN - EXPEDICIONES: Erich Von Drygalski 1901 - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 127 usuarios conectados

 

/natureduca/antartida-exploracion-expediciones-erich-von-drygalski-1901-01






Antártida

EXPLORACIÓN - EXPEDICIONES

Erich Von Drygalski 1901 - 1ª parte


1 2



letra capitular Entre 1900 y 1901 se organizaron en Europa cuatro expediciones combinadas de varios países, impulsadas por el Congreso Internacional de geografía reunido en Berlín: la alemana del Dr. Erich Von Drygalski, la del sueco Otto Nordenskiöld con patrocinio inglés, la inglesa de Robert Falcon Scott y la escocesa de William Speir Bruce.

La Comisión Alemana para el Polo Sur, sugirió poner al mando de la expedición al profesor de geografíay Geofísica de la Universidad de Berlín Dr. Erich Von Drygalski. La Comisión autorizó la petición de Drygalski de que se construyera una nave, en lugar de habilitar una ya existente. Así, el 11 de agosto de 1901 la flamante embarcación Gauss partía de Kiel rumbo al Sur. Llevaba a bordo 32 hombres, de los cuales 5 eran Oficiales de la Armada, 5 científicos (entre ellos Drygalski) y el resto personal de marinería.

Erich Von Drygalski
Drygalski
[Biografía]

El 2 de enero de 1902 llegaron a las Islas Kerguelen donde permanecieron hasta el 31, fecha en que continuaron hacia el Antártico. Siete días más tarde vieron el primero de muchos icebergs. La navegación estaba siendo particularmente difícil, y no fue hasta el 21 de febrero que divisaron tierra en los 66º 5' Sur y 90º Este. Drygalski describió los contornos y ventisqueros que descansaban sobre ella. Los glaciares semejando ríos terminaban abruptamente al borde del agua, en ocasiones formando precipicios de 40 o 50 metros de alto. Llamaron a esta tierra del Emperador Guillermo II.

En la tarde del  día 21 de febrero muy cerca de la Tierra del Emperador Guillermo II, intentaron entrar en una abertura entre dos masas de hielo pero el barco quedó atrapado. Durante horas la nave y su tripulación llegaron a ser un juguete de los elementos, hasta que al final se cerró cualquier vía de salida. En los siguientes días la tripulación hizo tremendos esfuerzos por liberar la embarcación pero fue inútil.

Para el 2 de marzo la trampa en que se habían metido quedó totalmente sellada por los hielos, Drygalski y sus hombres tenían la sospecha de que les esperaban grandes penalidades durante el invierno antártico, como ya le ocurriera anteriormente a Carsten Borchgrevink y la tripulación del Bélgica. Afortunadamente, la nave se encontraba bien aprovisionada de alimentos, y los alojamientos y zonas de recreo eran muy cómodas.

La vida a bordo se organizó de manera que la rutina no llegase a crear depresiones. Los domingos por la noche bebían cerveza, los miércoles se reunían para dar charlas y contar historias, pero lo que más les gustaba era sentarse los sábados por la noche delante de un vaso de ron con agua, mientras hacían juegos de mesa o conversaban. Para hacer menos penoso el paso de los interminables días, alguien creó una banda de música compuesta por una armónica, una flauta, un triángulo y las tapas de dos cacerolas.

Aunque en el interior de la nave el ambiente era relativamente aceptable, fuera al aire libre era muy diferente. La nieve y el hielo llegaron a tal nivel que el barco casi había desaparecido entre ellos. Las temperaturas llegaron a caer hasta los -18º F. Muchos instrumentos crujieron y partieron al congelarse la humedad en sus mecanismos, y docenas de botellas de cerveza alemana explotaron. Sin embargo, ocasionalmente había días realmente buenos y era en esos momentos, que se aprovechaba para realizar observaciones y recabar datos científicos.

Para marzo la situación se había estabilizado bastante y decidió Drygalski organizar una expedición fuera de la nave. El 18 de marzo se inició la primera que duró 8 días. Los miembros de la expedición regresaron con la prueba física de que habían llegado al Continente, mostrando pedazos de piedra de una cima volcánica. La montaña descubierta que se llamó Gaussberg se encontraba aproximadamente a 50 millas de la nave.

1 2

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios