ANTÁRTIDA - ECOLOGÍA: La CBI y las actividades balleneras - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 95 usuarios conectados

 

/natureduca/antartida-ecologia-la-cbi-y-las-actividades-balleneras-01






Antártida

ECOLOGÍA

La CBI y las actividades balleneras - 1ª parte


1 2



a actividad de caza de la ballena en los mares de nuestro planeta, y en la Antártida en particular, se realizó de forma indiscriminada hasta 1946, en que una "Convención Internacional para la Regulación de la Caza de la Ballena" creó la "Comisión Ballenera Internacional (CBI)", la cual pretendió la administración de la caza, que no su prohibición, con el propósito de "proveer la conservación adecuada para las poblaciones de ballenas" y "de esta manera, hacer posible el desarrollo ordenado de la industria ballenera".

En aquellos momentos no existía una sensibilidad social e internacional sobre la caza y muerte de estos mamíferos, por lo que la comisión sólo pretendió regularizar el sistema de capturas para seguir manteniendo la industria, al observar que el descontrol llevaba a la extinción de la materia prima.

En mayor o menor medida, según su rendimiento, todas las especies de ballenas han sido objeto de caza indiscriminada
En mayor o menor medida, según su rendimiento, todas las especies de ballenas han sido objeto de caza indiscriminada

El sistema de gestión para establecer las cuotas de capturas se basó en lo que se llamó "Unidad Ballena Azul". Esta unidad era el punto de referencia para la caza de otras especies de ballenas. Así, según el volumen de aceite que podía suministrar la Ballena Azul (unos 110 barriles), se podía establecer la equivalencia para las demás: 1 Ballena Azul = 2 Rorcuales Comunes = 2,5 Yubartas = 6 Rorcuales del Norte. Las ballenas Francas y Grises de Groenlandia quedaron protegidas al ser consideradas extinguidas comercialmente.

A lo largo de su historia las reuniones de la CBI tuvieron sus altibajos, generalmente por motivaciones de política económica de los diferentes países miembros; así, en 1949 nada más celebrarse la primera reunión de la CBI en Londres, se creó un subcomité científico para guiar las decisiones de la comisión, pero la primera decisión fue eliminar la prohibición de cazar Yubartas en la Antártida y abrir a la caza los santuarios que se establecieron en 1946.

Posteriormente, en 1954, el subcomité científico recomendó prohibir la captura de Yubartas y Ballenas Azules en la Antártida, pero la comisión ignoró esa recomendación. Por otro lado, las prohibiciones que sí estaban establecidas sobre algunas especies no eran respetadas en muchos casos, por ejemplo: en una expedición soviética en 1961/62, el buque factoría Sovjetskaya Ukraina capturó 1.200 ballenas Francas al sur de las costas argentinas a pesar de la expresa prohibición de capturar esta especie. Al mismo tiempo no resultaba difícil falsear los informes; en 1963/64 el buque Sovietskaya Rossiya capturó 530 Ballenas Azules, sin embargo el informe presentado a la CBI indicaba que las cuatro flotas soviéticas solo habían capturado 74. Todos estos datos fueron de dominio público mucho más tarde, cuando se dieron a conocer tras la disolución de la Unión Soviética.

La CBI se dio cuenta de que la "Unidad Ballena Azul" no era eficaz para su control y en 1962 se recomendó abandonarlo, pero no se tomaría ninguna medida en ese sentido hasta una década más tarde.

En 1965 la captura de Ballenas Azules en la Antártida quedó prohibida por la CBI, y en el 1966 se recomendó prohibir la del Rorcual Comun. No obstante, las protecciones distaban mucho de ser respetadas. De hecho, la prohibición de capturar ballenas Francas establecida en los principios de la CBI no consiguió detener a los balleneros. Así por ejemplo, la flota soviética llegó a capturar en 1965 y 1966 más de 300 ballenas Francas en Alaska, y otras 1000 en el mar de Okhotsk. Inexplicablemente, incluso bajo la supervisión de la CBI se capturaron más ballenas que en las peores épocas en que no existía órgano de control alguno. Un ejemplo llamativo lo observamos en la temporada de 1967, en que se capturaron 67.000 ballenas, más del doble de las capturas realizadas en 1933 (30.000) cuando no existían restricciones.

1 2

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios