ANTÁRTIDA - ECOLOGÍA: Turismo y otros recursos
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 56 usuarios conectados

 

/natureduca/antartida-ecologia-turismo-y-otros-recursos







Antártida

ECOLOGÍA

Turismo y otros recursos




a Antártida contiene recursos escénicos muy abundantes cuyo aprovechamiento ha ido en aumento desde finales de 1950. La industria turística empezó de una manera modesta en enero y febrero de 1958, con giras al área de la Península Antártica llevadas por los argentinos. Desde enero de 1966 los turistas son llevados en cada verano austral por aguas costeras de la Antártida, deteniéndose para visitar las estaciones científicas y los lugares donde hay establecidos colonias de pingüinos.

El número de visitas fue aumentando en cada nuevo crucero, y a mediados de 1970 el auge de este sector llevó a la inauguración de una ruta de vuelos turísticos en aviones comerciales. La popularidad de los vuelos turísticos a la la zona antártica declinó considerablemente después de que en noviembre de 1979, un avión de Nueva Zelanda que cubría esa ruta turística cayese en el Monte Erebus, con la pérdida de 257 pasajeros y tripulación.

Actividades turísticas en el Antártico
Actividades turísticas en el Antártico

En el verano de 1990-91 se realizaron más de 4800 visitas turísticas; para mediados de 1990 unos 40.000 turistas habían visitado la Antártida, principalmente por barco en giras al norte de la península Antártica, aunque un puñado de turistas mas aventureros se suelen internar por el interior continental mediante esquís, trineos tirados por perros, o aviones privados.

La imaginación "ve" una vez más una infraestructura hotelera en la Bahía de MacMurdo, quizá en uno de los valles secos de esta bahía, con pista de aterrizaje para reactores y helicópteros (como la que existe en Isla Rey Jorge), y posiblemente un centro habilitado para el esquí y el alpinismo. Con tales medios, es probable que aumentase considerablemente el volumen turístico, animando las desoladas aunque espectaculares tierras antárticas.

Nuevas tecnologías para el aterrizaje de aviones en grandes plataformas de hielos interiores, ha abierto posibilidades para los medios turísticos en muchas áreas de la Antártida. Las acomodaciones permanentes en tierra para turistas parece inevitable, sobre todo en la Península Antártica.

La floreciente industria turística tiene poco control bajo la regulación actual del Tratado Antártico. Las naciones del Tratado estudian los efectos del turismo para proveer regulaciones que aseguren la protección del ecosistema antártico, el cual es muy sensible. Salvaguardar las colonias de pingüinos, que tan particularmente atrae a los fotógrafos turistas, es una preocupación especial. Los problemas que supone un turismo creciente incluye alcantarillado y depuración de los desechos; la necesidad de establecer medidas de seguridad; asimismo de buques y medios de rescate (un barco de turistas varado o atrapado en el hielo requiere disponer de medios de auxilio); y, obviamente, un sistema policial que maneje los asuntos civiles, pues inevitablemente se producirán hechos delictivos, y la agresión al ecosistema antártico que se encuentra legalmente protegido es uno de ellos.

Con imaginación se pueden "ver" otras muchas y ricas posibilidades de recursos antárticos, además de los minerales o biológicos. La hoja de hielo continental contiene casi el 90% del hielo glacial del planeta (es un potencial suministrador de agua potable). Pero cualquier intervención no se plantea o es evitado por el alto coste económico que supondría. Se ha propuesto a la Antártida como un lugar de almacenamiento a largo plazo para grano y otros alimentos, pero los cálculos muestran igualmente que tal uso no puede ser económico, a causa del excesivo embarque, manipulación y costos de inversión.

La Antártida alberga el 90% del hielo glacial del planeta
La Antártida alberga el 90% del hielo glacial del planeta

El Tratado Antártico previene el continente de la utilización como lugar para disposición y almacenamiento radiactivo. La Antártida e islas sub-antárticas podrían jugar un papel importante en tiempo de guerra, particularmente en la región del Mar de Scotia y Paso de Drake, para control del tráfico interoceánico. En 1940-411 por ejemplo, invasores alemanes de naves comerciales hicieron una considerable utilización de la Isla Kerguelen para esos propósitos. El Tratado Antártico prohíbe las operaciones y utilización militar de la zona; de todos modos, las actuales capacidades y autonomía de los aviones, así como la vigilancia vía satélite, disminuye en gran medida la posible importancia militar de la Antártida.

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios