AGRICULTURA - HISTORIA: La revolución científica - 3ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 110 usuarios conectados

 

/natureduca/agricultura-historia-la-revolucion-cientifica-03





Agricultura

Agricultura

HISTORIA

La revolución científica - 3ª parte


1 2 3



Evolución de la ciencia y la agricultura (continuación)

Control de plagas y ciencias biológicas

letra capitular Entre los siglos XVII y XVIII se comenzaron a estudiar formas sistemáticas de controlar las plagas, las cuales se realizaban hasta entonces manualmente. En el siglo XIX ya se desarrollaron venenos para emplear en forma de fumigaciones, y se emplearon los primeros métodos biológicos de control mediante insectos depredadores.

Fue a principios del siglo XIX cuando comenzó a manifestarse una verdadera revolución científica en la agricultura, impulsada por el avance de varias ciencias biológicas. Destaca la ciencia genética y los nuevos conocimientos sobre la herencia genética, gracias a trabajos como los del monje agustino Gregor Joham Mendel, pero no fueron menos importantes los descubrimientos en bioquímica y bacteriología de Luis Pasteur, y otros eminentes científicos. Gran parte de todos estos avances nacieron inspirados por la ciencia ecológica y las teorías de la evolución, en que Charles Darwin y Lamarck fueron precursores.

Charles Darwin y Jean-Baptiste Lamarck, precursores de la ciencia ecológica y las teorías evolutivas
Charles Darwin y Jean-Baptiste Lamarck, precursores de la ciencia ecológica y las teorías evolutivas

Los transportes

Los transportes, junto con los canales y carreteras, adquirieron en el siglo XIX una importancia capital para la agricultura. El ferrocarril, especialmente, permitió a los agricultores comercializar sus productos en mercados más amplios, además de obtener todos los suministros que necesitaban para sus explotaciones agrícolas.

A finales del siglo XIX y principios del XX, los buques y los avances producidos en los sistemas de refrigeración especializaron los transportes hasta el extremo de que muchos proveedores agrícolas cambiaban de localización.

La "revolución verde" y la crisis del petróleo

En el siglo XX, tras la II Guerra Mundial, se manifestó una explosión demográfica con la consiguiente demanda de alimentos, esto dio lugar a la llamada "revolución verde", que supuso el cultivo selectivo de determinadas especies tradicionales con objeto de obtener el máximo rendimiento; los métodos de cultivo intensivo se generalizaron y se desarrollaron nuevos híbridos. No obstante, la crisis mundial del petróleo de la década de 1970, y simultáneamente un conjunto de fenómenos naturales como sequías e inundaciones, causaron una reducción importante de las cosechas en todo el mundo, provocando hambrunas generalizadas en el continente africano. Todos estos factores fueron determinantes para el cambio y desarrollo agrícolas.

Las ciencias aplicadas a la agricultura

Los nuevos conocimientos físicos y químicos sobre la tierra y los cultivos favorecieron el desarrollo de la edafología, ciencia de la biología que estudia los procesos de formación, evolución y fenómenos biofisicoquímicos que tienen lugar en los suelos, especialmente en lo que respecta a los seres vivos, como plantas y microorganismos.

En general, en lo que respecta a las ciencias aplicadas, se manifestó un gran progreso en todas las técnicas agrícolas y los procesos en que se ven inmersos, tales como la analítica de los suelos, elaboración de abonos químicos, etc. Se pudo conocer por primera vez como actuaba la química del suelo, los diferentes procesos que se manifiestan en él, sus necesidades en cuanto a nutrientes y las específicas de cada planta, etc. Los grandes rendimientos obtenidos en cosechas consecutivas permitió que las tierras pudieran trabajarse de forma intensiva e industrial, identificándose con precisión el tipo de elemento químico que cada planta necesita para crecer, aportándose así al suelo todos aquellos nutrientes consumidos y facilitando la producción continua.

Con el conocimiento profundo de la química del suelo, los rendimientos agrícolas se incrementaron notablemente, permitiendo cultivos de forma intensiva e industrial
Con el conocimiento profundo de la química del suelo, los rendimientos agrícolas se incrementaron notablemente, permitiendo cultivos de forma intensiva e industrial

Durante el siglo XIX se produjo una reestructuración del comercio mundial tras la demanda de alimentos para las zonas urbanas, motivado por el desplazamiento de trabajadores hacia los núcleos de población industrializados, así como la necesidad de materias primas para la industria. De esta forma comenzó a desarrollarse la ciencia y la tecnología industrial aplicadas a la agricultura, dando lugar al nacimiento de la industria agrícola a mediados del siglo XX.

La nueva era de la agricultura

Los progresos obtenidos durante la revolución científica se vieron no obstante condicionados por nuevas cuestiones, mayormente ajenas a los temas puramente científicos. La mecanización y profundos cambios producidos en la organización de la economía agrícola trajo consigo una serie de problemas, tanto políticos como sociológicos.

Las reformas agrarias, el nacimiento de sindicatos para defender los derechos colectivos de los trabajadores, la despoblación del medio rural, etc., generó una nueva era de la agricultura marcada por movimientos sociales importantes; en definitiva una fisonomía de la agricultura totalmente diferente a los tiempos precedentes.

1 2 3

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios