TECNOLOGÍA - AERONÁUTICA: Historia - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 64 usuarios conectados

 

/natureduca/tecnologia-aeronautica-historia-02







Tecnología

AERONÁUTICA

Historia - 2ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11



El primer viaje dirigido: el dirigible

omo medio de transporte el globo no era viable, pues estaba supeditado al albedrío de las corrientes de aire, las cuales no podían gobernarse ni predecirse con precisión. La solución a este problema vino de la mano del conde, aeronauta y militar alemán Ferdinand von Zeppelin (1838-1917), el cual diseñó y consiguió hacer volar el primer dirigible a principios del siglo XX.

Ferdinand von Zeppelin
Ferdinand von Zeppelin

Zeppelin concibió la idea durante la Guerra de Secesión norteamericana, en la que luchó al lado de los nordistas, cuando observaba los globos aerostáticos cautivos que se utilizaban en la contienda para vigilar las posiciones enemigas. A partir de 1873 Zeppelin se consagró a la empresa de fabricar la nave que ideara.

Los globos aerostáticos se utilizaban suspendiéndolos en un lugar fijo (cautivo) para realizar funciones de vigía
Los globos aerostáticos se utilizaban suspendiéndolos en un lugar fijo (cautivo) para realizar funciones de vigía

La primera aeronave rígida dirigible fue construida en los talleres de Menzell, próximo a Friedrichshafen, en 1900. Se trataba de un globo de aspecto fusiforme, rígido y con capacidad de ser dirigido, que poseía una barquilla cerrada sujeta a su parte inferior para el transporte de personal o carga. La nave constaba de 16 compartimentos de aluminio, los cuales albergaban unas bolsas llenas de hidrógeno encargadas de proporcionar la sustentación en el aire.

El problema del movimiento del aparato quedaba solucionado mediante una serie de motores de hélice, que hacían avanzar la nave sin estar a expensas del viento. El primer modelo montaba dos máquinas Daimler de 16 caballos de fuerza cada una, capaces de proporcionar una velocidad máxima de 32 km. a la hora.

A pesar de su baja velocidad, el dirigible consiguió una fama notable. Se trataba de un medio de transporte alternativo al barco en travesías oceánicas, siendo utilizado profusamente durante varias décadas al no contar con un competidor real. Se construían dirigibles de gran tamaño capaces de transportar a larga distancia, siendo las más famosas las travesías atlánticas. El famoso Graf Zeppelin, por ejemplo, realizó más de 130 vuelos trasatlánticos a lo largo de sus 9 años de servicio.

El famoso dirigible Graf Zeppelin, de 235 m., estuvo 9 años en servicio desde 1928, cruzó el atlántico más de 130 veces y realizó un vuelo alrededor del mundo
El famoso dirigible Graf Zeppelin, de 235 m., estuvo 9 años en servicio desde 1928, cruzó el atlántico más de 130 veces y realizó un vuelo alrededor del mundo

Aunque sólo tres años después de que el dirigible de Zeppelin surcara los cielos se consiguió el primer vuelo de un aeroplano, este éxito no tuvo trascendencia inmediata, de hecho fue considerado de chiflados intentar hacer volar una máquina que pesaba más que el aire, y durante varios años no obtuvo la atención que merecía.

Durante la Primera Guerra Mundial el dirigible jugo su papel, siendo utilizado por las fuerzas alemanas y británicas en bombardeos sobre Inglaterra y puertos de Alemania, respectivamente. Fue probada su eficacia en las primeras luchas aeronavales, cuando la artillería naval y terrestre todavía no tenían el alcance suficiente para derribarlos, a pesar de que eran aparatos de gran envergadura.

Pintura de Pearson (Imperial War Museum, Londres), donde se ilustra la primera acción de guerra aeronaval con un dirigible, realizado por los británicos sobre la base de Cuxhaven
Pintura de Pearson (Imperial War Museum, Londres), donde se ilustra la primera acción de guerra aeronaval con un dirigible, realizado por los británicos sobre la base de Cuxhaven

En 1929 el dirigible todavía gozaba de popularidad; en este año el LZ, con capacidad para 50 pasajeros, dio la vuelta al mundo en 20 días. Hasta una década después todavía podían verse dirigibles en travesías trasatlánticas comerciales. El punto de inflexión quizá lo marcó la catástrofe del Hindenburg, un dirigible alemán destruido por el fuego en 1937 cuando intentaba aterrizar en Lakehurst, Nueva Jersey, y donde murieron 36 personas.

El trágico incendio del Hindenburg, en 1937, se cobró la vida de 36 de sus 92 pasajeros y tripulación
El trágico incendio del Hindenburg, en 1937, se cobró la vida de 36 de sus 92 pasajeros y tripulación

Aunque en muchos dirigibles se reemplazó el hidrógeno por helio, que no es inflamable al contacto con el aire, estas aeronaves fueron poco a poco desapareciendo para el transporte comercial y sustituidos por los aeroplanos, que eran más rápidos y menos voluminosos. Los dirigibles sólo han quedado para meros usos publicitarios o recreativos.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios