SALUD - EDUCACIÓN SEXUAL Y AFECTIVA: Conductas sexuales - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 142 usuarios conectados

 

/natureduca/salud-educacion-sexual-y-afectiva-conductas-sexuales-02






Salud

EDUCACIÓN SEXUAL Y AFECTIVA

Conductas sexuales - 2ª parte

Fuente: AUPEX


1 2 3



letra capitular Eas relaciones humanas constituyen un complejo campo de estudio, englobadas en diferentes disciplinas científicas, como la sociología, la medicina o la sexología. En el campo que nos ocupa, de la educación sexual, los humanos iniciamos las primeras manifestaciones de acercamiento físico a través del beso. El beso es, sin duda, la expresión de afecto, cariño y deseo que antes se recibe y se manifiesta. Desde pequeñas las personas aprenden que el beso sirve para expresar sentimientos y se identifica como algo placentero. Suele marcar el primer contacto erótico y forma parte del preámbulo que llevará a otras manifestaciones sexuales. Los besos pueden tener una gran carga erótica o ser símbolos de cariño e intimidad, el significado siempre lo marca el contexto. Existen muchos tipos de besos, apasionados, lentos, profundos, suaves, de compromiso. etc...

La boca tiene una gran amplitud de movimientos por lo que es un buen instrumento para proporcionar placer, pero a su vez la gran cantidad de terminaciones que existen en los labios y en la lengua hacen de ella un gran foco de sensaciones placenteras, además al besarse todo el cuerpo entra en contacto y permite a la vez caricias, abrazos y otras conductas sexuales. Las caricias son una forma de expresar ternura, afecto e intimidad. La piel de todo el cuerpo está compuesta de infinidad de terminaciones nerviosas que al ser estimuladas a través de tacto proporcionan placer. Este primer acercamiento aumenta el deseo, crea un clima de confianza e intimidad, permite experimentar y disfrutar con el cuerpo, haciendo a las personas sentirse sensuales.

El masaje erótico es otra forma de comunicación y conducta adecuada para estimular la excitación, crear un espacio de intimidad y conocer el cuerpo de la pareja. Además de ser una experiencia muy placentera, da la oportunidad de concentrarse única y exclusivamente en dar placer o en recibirlo. El masaje tiene un efecto general de relajación, permite disfrutar ampliamente del sentido del tacto en todas las partes del cuerpo. A través de él se puede descubrir que es lo que le proporciona placer a la pareja e incluso, algunas personas pueden experimentar por primera vez sensaciones placenteras en determinadas partes de su cuerpo.

Para llevar a cabo el masaje es importante crear un ambiente relajado, adoptar una postura lo más cómoda posible y utilizar cremas y aceites corporales para que las manos se deslicen con facilidad. El masaje depende del uso de las manos y los dedos para presionar rítmicamente el cuerpo, también se pueden incluir otros estímulos como besar, lamer, soplar y palpar el cuerpo de la pareja con el pecho o el cabello, es interesante utilizar todas las variedades posibles para obtener el máximo placer.

Otra práctica sexual es el coito anal, que consiste en la introducción del pene en el ano, tanto en relaciones heterosexuales como homosexuales. El sexo anal era considerado tradicionalmente como antinatural, vicioso y pecaminoso, entre otros motivos porque para algunas religiones cualquier conducta sexual que no tuviese fines reproductivos era vista como tal. Hoy en día no se acepta el término antinatural para las prácticas con penetración anal, ya que se tratan de juegos eróticos o variantes sexuales dentro del amplio abanico de posibilidades que la expresión de la sexualidad ofrece. El ano, al igual que la vagina, tiene terminaciones nerviosas sensibles. La penetración anal permite la estimulación de gran parte del cuerpo y las caricias simultaneas en los genitales.

A la hora de realizar la penetración anal hay que tener en cuenta una serie de cuestiones: El tejido del recto es muy fino y delicado y por tanto puede desgarrarse con facilidad, proporcionando una forma de entrada al torrente sanguíneo de gran variedad de microbios y virus que provocan la aparición de enfermedades de transmisión sexual como el SIDA, por lo que es de suma importancia prevenir que entren en contacto la sangre y los fluidos sexuales utilizando siempre el preservativo durante toda la penetración anal. El ano, al tratarse de un esfínter muscular tiende a ofrecer resistencias por lo cual debe procurarse una buena relajación corporal previa. Como, a diferencia de la vagina, no se autolubrica, es conveniente utilizar crema o gel lubricante no irritante, para tal fin. El lubricante debe ser con base de agua ya que los que tienen base de aceite dañan el preservativo. Es importante llevar a cabo la penetración de manera cuidadosa, suave y paulatina, a veces es conveniente dilatar el ano mediante estimulación manual antes de proceder a la penetración. Tras haber practicado el coito anal no debe pasarse nunca al coito vaginal directamente. Es necesario tomar medidas de higiene, como lavarse y cambiar el preservativo, ya que se corre el riesgo de transmitir a la vagina bacterias que provienen del recto.

1 2 3

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios