JARDINERÍA - CONTROLES: Enfermedades y plagas - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 115 usuarios conectados

 

/natureduca/jardineria-controles-enfermedades-y-plagas-01

Jardinería

CONTROLES

Enfermedades y plagas - 1ª parte


1 2 3 4

as plantas, al igual que cualquier otro ser vivo pueden enfermar o verse afectadas por parásitos o plagas, que limitan o impiden el desarrollo normal, concluyendo en ocasiones con la muerte de la propia planta.

Algunas enfermedades pueden ser atacadas con buenos resultados en el momento del contagio, pero otras requieren de la acción preventiva como único método eficaz.

Más vale prevenir que curar

Existe un precepto que todo amante de las plantas debe tener presente, y que queda suficientemente bien expresado en el refrán: mas vale prevenir que curar. Esta máxima universal tiene en jardinería un sentido indiscutible, pues la curación de muchas de las enfermedades y plagas que ya se han instalado en los vegetales, resulta en la mayoría de ocasiones traumático.

Cuando la enfermedad ya se hizo presente y se encuentra en todo su apogeo, será preciso utilizar una serie de productos altamente tóxicos para combatirla; pero aunque consigamos eliminar la enfermedad o plaga, estaremos causando daños colaterales a otros organismos que son necesarios para el equilibrio del sistema. Así, los pájaros, pequeños anfibios e insectos, forman una cadena alimentaria que puede verse perjudicada por la ingestión de las sustancias tóxicas que contienen los plaguicidas. Los efectos de estas sustancias no son visibles a corto plazo, sino que son fruto de un proceso que se transmite incluso genéticamente.

El equilibrio de la cadena alimentaria puede verse alterado por las sustancias tóxicas que contienen los plaguicidas
El equilibrio de la cadena alimentaria puede verse alterado por las sustancias tóxicas que contienen los plaguicidas

En definitiva, la prevención es la mejor arma para defendernos de las plagas y enfermedades. Debemos entender como prevención todas aquellas actividades tendentes a evitar que se generen las condiciones más favorables para la infección. Estas incluyen no solo el examen de las plantas, sino también el estudio del cultivo en función de la especie y sus necesidades. Por ejemplo, intentar plantar lo mismo en una zona arenosa y con escasa materia orgánica, que en otra boscosa y rica en humus, solo nos traerá dificultades.

Enfermedades fúngicas

Las enfermedades producidas por hongos o fúngicas, pueden desarrollarse en la superficie de los vegetales, en cuyo caso se denominan hongos ectoparásitos; o afectar a sus órganos internos, en cuyo caso se denominan hongos endoparásitos. Para uno y otro tipo de infección se utilizan productos distintos; los hongos ectoparásitos se combaten con fungicidas, y los hongos endoparásitos con criptogamicidas. Hay que hacer notar que los criptogamicidas tienen un índice de éxito menor que los fungicidas, al tener que realizar su acción en el interior de los vegetales.

Seguidamente se describen las enfermedades fúngicas más conocidas:

Hongos ectoparásitos

Oidio

Conocido vulgarmente como "mal blanco", el oidio es el nombre genérico de varios hongos microscópicos parásitos, por ejemplo el de la vid (Oidium tuckeri), o el del trigo (Erisiphe graminis), cuyo micelio forma sobre las hojas una red de filamentos blanquecinos y pulverulentos. Aunque normalmente los hongos se desarrollan en presencia de humedad, en este caso el oidio tiene la capacidad de superar ese inconveniente, así como el frío.

Hoja infectada por Oidio
Una hoja que ha sido infectada por Oidio

La prevención más eficaz para el oidio es colocando las plantas en zonas bien soleadas, y manteniéndolas bien regadas durante la exposición más calurosa si nos encontramos en regiones de clima cálido. Si no hemos podido evitar la infección y está recién instaurada, podemos dar un tratamiento de azufre en polvo, pero siempre y cuando exista calor suficiente -no mayor de 25º para evitar la quemadura de las hojas- para que los gases sulfurosos emanen de la oxidación del producto. Si existen condiciones extremas, tales como excesivo frío o calor, o alta humedad, lo mejor es utilizar un adecuado fungicida líquido.

Tizón


Tizón del maíz

Abarcan más de 700 especies de hongos parásitos. Ataca a plantas con flores, especialmente gramíneas. La infección consiste en unas masas de esporas con aspecto de hollín o polvo negro que terminan por asfixiar a la planta. Los productos utilizados para intentar erradicarlos son Polisulfuros de cal o potasio.

1 2 3 4

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios