INVENTOS E INVENTORES: Historia de los inventos: La radiotelefonía - 3ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 120 usuarios conectados

 

/natureduca/inventos-e-inventores-historia-de-los-inventos-la-radiotelefonia-03

Inventos e inventores

HISTORIA DE LOS INVENTOS

Fuente: Revista "Sucesos"

La radiotelefonía - 3ª parte


1 2 3 4

Ondas electromagnéticas (continuación)

letra capitular En 1890 una nueva hazaña iba a facilitar el camino hacia la telegrafía sin hilos: Edouard Branly, físico francés nacido en 1846, inventaba el "cohesor", pequeño tubo de vidrio lleno de limaduras de plata, que se utilizaría como detector para señales inalámbricas. En honor a la exactitud histórica, este tubo había sido descubierto ya en 1884 por el italiano Temístocles Calzecchi-Onesti, pero esta invención se desconocía en Francia.

El último elemento que prepararía la serie que utilizaría finalmente Marconi fue la antena. Su invención corresponde a Alexander Stepanovitch Popov, catedrático de física de la Escuela Imperial Rusa de Torpedos, que funcionaba cerca de Kronstadt, próximo a San Petersburgo. Alexander S. Popov se sintió atraído hacia nuevas experimentaciones, después de escuchar una conferencia ofrecida por Oliver Joseph Lodge sobre "La obra de Hertz". Después de realizar algunos experimentos con los cohesores Branly construyó, en 1895, un "receptor de alambre exterior", que describió en una monografía leída ante la Sociedad de Física y Química Rusa, el 7 de mayo del mismo año. El receptor de Popov tuvo el mérito de poder captar perturbaciones eléctricas, incluidas las de carácter atmosférico.

Sobre este punto, puede agregarse que la antigua Unión Soviética consideraba a Alexander Stepanovitch Popov como el verdadero inventor de las "radiocomunicaciones". En la actualidad y desde 1945, se celebra el 7 de mayo de cada año "El Día de la Radio" en la federación rusa; la celebración también se extiende a Bulgaria.

Y finalmente, la idea de aplicar las ondas hertzianas a la telegrafía sin hilos perteneció al inglés William Crookes, quien adaptó el manipulador y el receptor de Morse. Dos años más tarde, Oliver Lodge, también inglés, enviaba señales de una a otra orilla a través del Canal de Bristol. La era de la radiocomunicación estaba dando sus primeros pasos, y el fructífero camino que le esperaba era insospechado.

Marconi, el primero

Todos los elementos anteriores serían recogidos finalmente por el genio de un solo hombre, considerado el verdadero e inmediato precursor de la radiotelefonía, y honrado como el inventor de la telegrafía sin hilos (TSH) : Guillermo Marconi.

Marconi coordinó hábilmente el carrete de Ruhmkorff, del excitador de Hertz, la antena del ruso Popov y el cohesor de Branly. Con estos cuatro elementos básicos puestos en acción transmitió, en mayo de 1896, las primeras señales de un punto a otro. La experiencia se llevó a cabo en el patio de su propia casa, extendiéndose más tarde a un punto "más allá de las colinas" de la campiña que circundaba su hogar: la telegrafía sin hilos había sido inventada.

Poco después Marconi presentaba su invento en Inglaterra y se abocaba a perfeccionarlo con ayuda oficial. En 1907 hacía transmisiones primero a noventa metros, y luego a catorce kilómetros, uniendo con un mensaje Lavernock Point y Brean Down. "The Marconi Wireless Telegraph and Signal Co.", como se llamó en definitiva la empresa que creó para utilizar comercialmente su invento, daría sucesivamente nuevos y sorprendentes golpes.

En 1899 un radiograma cruzaba el Canal de la Mancha; en 1900, dos barcos franceses se comunicaban en plena navegación. Finalmente, el 12 de diciembre de 1901 se lograba que un mensaje cruzara el Atlántico desde Poldhu, condado de Cornwall, en el sudoeste de Inglaterra, hasta la colina de Signal Hill, en la costa, cerca de Saint John, en Terranova.

Las comunicaciones en ondas de radio se hacían, así, mediante sistema telegráfico, y para la época, tal posibilidad sería superior a cualquier expectativa. Pero había una meta próxima, a la que Marconi no logró llegar: la reproducción o retransmisión de la voz humana y el sonido.

La modulación

El problema que se suscitaría en seguida era, en términos simples, impartir a las ondas de radio las vibraciones que caracterizan los sonidos de cada letra, y en conjunto de ellas, las palabras.

LEE DE FOREST. Considerado como el creador de la radiodifusión, mediante la telefonía inalámbrica
LEE DE FOREST. Considerado como el creador de la radiodifusión, mediante la telefonía inalámbrica

La forma y número de las vibraciones era variable, y era necesario descubrir la forma de imprimirlas a la onda de radio. En este punto entraban también a jugar los términos de amplitud y frecuencia.

OJO ELECTRÓNICO. Antena del radiotelescopio de la base de Schenectady, que puede captar señales desde una distancia de 410.000 millas
OJO ELECTRÓNICO. Antena del radiotelescopio de la base de Schenectady, que puede captar señales desde una distancia de 410.000 millas

Las investigaciones en torno a la solución de este punto fueron acuciosas, y conformaron una desesperada carrera contra el tiempo. La palma de oro se la iba a llevar el norteamericano Lee de Forest, al inventar el "audión", que haría posible la telefonía inalámbrica a largas distancias, y que le valiera el título de creador de la radiodifusión.

1 2 3 4



Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios