EL HOMBRE Y LA TIERRA - DEGRADACIÓN DEL MEDIO: La minería de superficie - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 33 usuarios conectados

 

/natureduca/hombre-y-tierra-degradacion-del-medio-la-mineria-de-superficie-01







El Hombre y la Tierra

Las relaciones vitales Hombre-Tierra analizadas desde un punto de vista crítico

DEGRADACIÓN DEL MEDIO

La minería de superficie - 1ª parte


1 2



a minería de superficie es, de todas las formas de explotación mineral, la más extendida en todo el mundo. Extraer minerales de la corteza terrestre implica siempre extraer o mover grandes cantidades de materiales, de los cuales sólo se recuperará una pequeña parte de producto útil.

Esta modalidad de minería es una de las causas más importantes de degradación medioambiental, además de suponer una actividad traumática para la imagen de nuestros paisajes. Incluso con labores de recuperación las zonas afectadas tardan mucho tiempo en conseguir alcanzar su antiguo esplendor, aunque los rasgos orográficos ya difícilmente se podrán restaurar a su estado original.

La rentabilidad es la causa de que las explotaciones mineras de superficie se encuentren muy extendidas en todo el planeta, en comparación con aquellas otras en que es preciso excavar galerías verticalmente. Más del 60% de los materiales extraídos en todo el mundo lo son mediante esta modalidad de minería, es por ello que las altas inversiones que se realizan en minas profundas se ven normalmente compensadas por el valor o calidad del material extraído. Por ejemplo, en algunas minas de Sudáfrica se realizan extracciones de oro a profundidades de hasta 3.500 metros.

Las modalidades de la minería de superficie

La extracción en las minas de superficie se realiza avanzando horizontalmente sobre la cubierta terrestre, y se denominan de diferentes formas según el tipo de material extraído: minas a cielo abierto para metales; explotaciones al descubierto para carbón o lignito; canteras para materiales de construcción e industriales (arena, granito, pizarra, mármol, grava, arcilla, áridos, caliza, esquistos, cuarzo, talco, fosfatos, sal común, potasio, azufre, etc.); y minas de placer para minerales y metales pesados, generalmente oro y plata, pero también platino, hierro, cromo, titanio, cobre, estaño, plomo, cinc..., e incluso metales nucleares como uranio radio y torio.

Minas a cielo abierto

Las minas a cielo abierto se asemejan a terrazas dispuestas en grandes fosas anchas y profundas. Las minas de diamantes de Sudáfrica son muy representativas de este tipo de minería de superficie. La nuevas tecnologías para esta modalidad de minería consiguen remover o demoler en poco tiempo muchos m3de roca, que pueden ser incluso triturados en el lugar y retirados en camiones de gran tonelaje o mediante cintas transportadoras.

minería de superficie
La minería de superficie, tras la extracción y eliminación de la cubierta vegetal, deja tras de sí un paisaje desolado, desnudo y ausente de recursos vivos

Los mejores rendimientos en la velocidad de extracción y procesamiento del mineral, acrecientan los problemas medioambientales que ya de por sí nos deja este tipo de minería, pues los materiales de desecho no revierten normalmente en la recuperación del lugar. Tras la extracción del mineral y eliminación de la cubierta vegetal, queda atrás un paisaje desolado, desnudo y ausente de recursos vivos.

Explotaciones al descubierto

Las explotaciones al descubierto son modalidades de minería de superficie utilizadas preferentemente para extraer carbón y lignito. Es probablemente la menos agresiva con el medio ambiente, pues el material de desecho extraído no se deposita en zonas de vertidos, sino que retorna de nuevo a la cavidad que ha quedado tras extraer la veta de carbón.

Estas minas, al contrario que las de cielo abierto que se hacen progresivamente más grandes, llegan en poco tiempo a su tamaño máximo, sin embargo avanzan lentamente, pues se debe levantar la cubierta vegetal y la roca superior, recuperar el carbón y volver a cubrir con los materiales previamente reservados, en un intento de que la superficie recupere el aspecto original. Obviamente, las características originales tardarán un tiempo en recuperarse, en tanto no se desarrolle la sucesión vegetal, no obstante ya existirá un daño probablemente irreparable en lo que a fauna se refiere; tras la destrucción de su hábitat muchas especies arraigadas morirán, y otras adaptables y con movilidad serán desplazadas forzosamente.

1 2

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios