EL HOMBRE Y LA TIERRA - DEGRADACIÓN DEL MEDIO: La deforestación - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 53 usuarios conectados

 

/natureduca/hombre-y-tierra-degradacion-del-medio-la-deforestacion-01







El Hombre y la Tierra

Las relaciones vitales Hombre-Tierra analizadas desde un punto de vista crítico

DEGRADACIÓN DEL MEDIO

La deforestación - 1ª parte


1 2 3 4



a acción humana es la responsable de la destrucción a gran escala de los bosques del planeta, que pierden su masa forestal a un ritmo que no pueden superar los agentes de la erosión aunque se multiplicara varias veces su potencia devastadora.

Anualmente millones de hectáreas de bosques y selvas desaparecen en todos los continentes, aunque más acusadamente en Asia, Suramérica y Pacífico, siendo más estable en Europa y Norteamérica.

El papel de los bosques

La deforestación, así como la degradación forestal, reducen notablemente la capacidad de los suelos para retener los nutrientes, además de producir su erosión y fomentar tanto las inundaciones como las sequías, por la desestabilización de las capas freáticas del subsuelo. El resultado es la pérdida o reducción de la biodiversidad, es decir, la capacidad de los bosques (especialmente los tropicales) de albergar hábitat's, especies y variabilidad genética.

Pueblos y culturas de la selava
A lo largo de la historia y al amparo de los bosques evolucionaron muchos pueblos, sus culturas y conocimientos

A lo largo de la historia y al amparo de los bosques evolucionaron muchos pueblos, sus culturas y conocimientos. El arraigo que muchos de esos pueblos tenían en los bosques deforestados culminó con su propia desaparición. Todavía muchos millones de personas en el mundo dependen en gran medida de los bosques para recogerse, obtener alimentos y fuentes de energía, en definitiva, para subsistir.

Pero no sólo a la subsistencia y bienestar inmediato del hombre sirven los bosques, también al mantenimiento del carbono. Si no existieran las masas forestales, además de contribuir a desequilibrios climáticos, podría elevar el dióxido de carbono en la atmósfera, lo que traería consigo temibles efectos ambientales, estimándose como el más grave el calentamiento global del planeta, que a su vez generaría otros muchos efectos secundarios.

Los orígenes de la deforestación

La deforestación ha sido una practica desarrollada desde antiguo, especialmente en las zonas templadas con objeto de aprovechar la fertilidad del suelo. Así, el convertir bosques, muchos de ellos de maderas nobles, en productivas tierras de labradío o para la instalación de infraestructuras, eran actividades habituales generadoras de capitales que contribuían al desarrollo de muchos países, aunque no existía entonces el actual conocimiento sobre el funcionamiento de los ecosistemas particulares, y su influencia en el ambiente total del planeta.

Las nuevas ciudades industriales, que demandaban combustibles, materiales de construcción, y mayor cantidad de alimentos, fue causa de desaparición de  muchos bosques en Europa, auque ya en el siglo XIV se habían deforestado grandes áreas boscosas en Inglaterra. En los siglos XVIII y XIX se aceleró la deforestación, especialmente en Norteamérica y la Europa Continental, debido al incremento y concentración de las poblaciones nacidas de la revolución industrial.

bosques tropicales que han sido deforestados
Muchos bosques tropicales han sido deforestados para convertirlos en tierras de labor mediante la aplicación de políticas equivocadas, al desconocerse los efectos de la lixiviación del suelo en esas regiones

En las últimas décadas del siglo XX, con el apoyo de maquinaria pesada se manifestaron rápidos aumentos en la deforestación tropical en busca de tierras fértiles, consecuencia de la aplicación de políticas equivocadas que llevaron a cabo los colonizadores. Éstos estimaron que la exhuberancia de los bosques tropicales debían estar sostenidos por suelos ricos y fértiles, sin embargo, no contaban con que las lluvias torrenciales de esas zonas impedirían fijar los nutrientes del suelo, perdiéndose éstos por efecto de la lixiviación. El resultado de aquellas políticas fue una devastadora deforestación, que dejó exhaustas inmensas áreas de muchos países tropicales.

1 2 3 4

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios