GEOGRAFÍA - PAÍSES: República Checa - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 144 usuarios conectados

 

/natureduca/geografia-paises-republica-checa-01






Geografía

PAÍSES

República Checa - 1ª parte


Geografía física   Geografía humana   Geografía económica   Historia

1 2



Geografía física

a República Checa es un Estado de Europa central. Limita con Alemania y Polonia al N, con Eslovaquia al E, con Austria al S y con Alemania al O. La capital es Praga.

Dos regiones principales dividen el país: la meseta Bohemia en la parte central y occidental, y Moravia, con su apéndice de Silesia, en la parte oriental. La meseta Bohemia, de una altura media de 500 m, está rodeada al NO por los Montes Metálicos (Krusné Hory); el NE por los Montes Gigantes (Krkonose), que culminan en el Monte Sn97ka de 1 602 m, y los Sudetes, que forman la frontera con Polonia; al E por las colinas checo-moravas, y al SO por la Selva de Bohemia y de Sumava, cuyo pico más alto se sitúa a los 1 475 m. Moravia es una región más baja, que tradicionalmente ha señalado el paso entre la Europa del N y la llanura danubiana.

Delimitado al O por las colinas que llevan su nombre, este territorio ocupa la cuenca del río Morava y se comunica con la región de Silesia, coincidente con la cuenca media y alta del río Oder (Odra). En la zona occidental, Moravia se ve interrumpida por el macizo de Bohemia, y en la oriental por los Cárpatos Blancos, que la separan de Eslovaquia.

La República Checa está situada en una franja de transición entre el clima marítimo y continental, con inviernos largos y fríos (medias en enero por debajo de 0º C) y veranos entre suaves y cálidos, acompañados a menudo de fuertes tormentas. La pluviometría oscila entre los 450 mm en la Bohemia central y los 1 500 mm en las laderas de los Montes Gigantes, expuestas a los vientos oceánicos. El territorio abunda en bosques, pese a que grandes zonas han sido deforestadas para su aprovechamiento agrícola y otras han sufrido las graves consecuencias de la polución industrial, que ha causado un desastre ecológico de grandes proporciones, con un tercio de los bosques afectados por la lluvia ácida. Robles de diversas especies crecen en las tierras bajas; en las laderas de los Cárpatos predominan hayas y abetos, mientras que en Bohemia se extienden también los bosques de abetos.

El país está regado por numerosos ríos, varios de los cuales llevan agua abundante en la época de deshielo. El Elba (Labe) es una importante vía de comunicación que nace en la vertiente S de los Sudetes y corre por la llanura Bohemia hacia el NO, para adentrarse en Alemania. En el extremo SE de los Sudetes están las fuentes del Oder, cuyas aguas fluyen en dirección a Polonia. El río Morava nace también en los Sudetes y su amplia red fluvial desemboca en el Danubio, tras dibujar parte de la frontera con Eslovaquia.

Geografía humana

La población se caracterizó en el pasado por su complejidad étnica, con una fuerte presencia de judíos y alemanes, pero el exterminio de los primeros por los ocupantes nazis y la deportación de tres millones de alemanes entre 1945 y 1947 dieron lugar a una nueva configuración, con mayoría checa. En la actualidad más del 80% de la población está constituida por checos, mientras que las minorías no son significativas, salvo un 3% de eslovacos, a los que siguen unos 70 000 polacos, 50 000 alemanes, 23 000 húngaros y 10 000 ucranianos.

En las últimas décadas del s. XX se ha producido una concentración de la población en los centros urbanos, como consecuencia de la voluntad de industrialización sistemática de las regiones menos desarrolladas. El principal centro económico y cultural es Praga, capital de Checoslovaquia desde 1918 y de la República Checa desde 1993, ciudad de más de un millón de habitantes, junto al río Moldava (Vitava), con un rico pasado histórico y una enorme riqueza artística e intelectual. Le siguen en importancia Brno, capital administrativa de Moravia, Ostrava y Plzen.

Geografía económica

La producción agrícola, relegada a un segundo plano en favor de la industria por la planificación comunista, representa menos del 10% del producto interior bruto, lo que alcanza para cubrir buena parte de las necesidades alimentarias del país. Las fértiles tierras negras constituyen la base de la producción, cuyos principales cultivos son cereales (trigo, cebada, centeno), forrajes, patatas, remolacha azucarera, uva, colza, girasol, tabaco, hortalizas (tomates, cebollas) y frutas (ciruelas, manzanas, peras). La producción animal se basa en la leche y las carnes de cerdo y vacuna.

El subsuelo no es rico en recursos, salvo en los polos mineros de Moravia, donde se obtienen grandes cantidades de carbón, aunque de poca calidad, para generar energía eléctrica en las centrales térmicas. En pequeñas cantidades también se extrae lignito, hierro, uranio, grafito y plata. Por su desarrollo y diversificación, la industria checa ocupó en el pasado, junto con Alemania Oriental, los primeros puestos entre los países del Este. La industria de consumo (cristal, vidrio, porcelana, textil), que predominó hasta la Segunda Guerra Mundial, dejó paso posteriormente a la industria pesada.

En el presente, la producción industrial constituye la mitad del producto nacional, con un neto predominio de la industria mecánica, seguida de la alimentaria, y los sectores químico, metalúrgico, textil y electromecánico. Esta orientación hacia el sector siderometalúrgico no ha impedido el mantenimiento de actividades artesanales, como la tradicional fabricación de piezas de cristal de Bohemia.

Historia

Fueron los boios, pueblo celta al que debe su nombre la región de Bohemia, los primeros pobladores de estas regiones. Expulsados de sus tierras a principios de la era cristiana por los germanos, éstos a su vez fueron desplazados en el s. VI por los ávaros. A mediados del s. VIII ya estaban asentados en Bohemia y Moravia los pueblos eslavos. A finales de esa centuria, Carlomagno, ayudado por los noravos, destruyó el reino de los ávaros y anexionó el territorio a su imperio. Pero los moravos lucharon denodadamente por su independencia y ya en el s. IX lograron constituir un reino soberano, bajo el mandato de Mojmir I.

Durante el reinado de Svatopluk, a finales del siglo, se creó la Gran Moravia, que incluía Bohemia, Eslovaquia y diversos territorios polacos y húngaros. Pero las invasiones magiares terminaron por destruir el reino de la Gran Moravia en el 907, con lo que el centro de gravedad político de desplazó del Morava al Moldava, favoreciendo así a las tribus checas que se unieron alrededor de la dinastía Premsyl. Ésta se estableció en Praga, dando lugar al desarrollo de una época de esplendor entre los años 895 y 1306. Sin embargo, el reino conoció su mayor fasto y auge cultural bajo el reinado de Carlos IV de Luxemburgo, rey de Bohemia desde 1346, quien al ser nombrado emperador de Alemania en 1355 trasladó la capital imperial a Praga, ciudad a la que dotó de Universidad.

Geografía física   Geografía humana   Geografía económica   Historia

1 2

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios