GEOGRAFÍA - PAÍSES: Lituania - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 85 usuarios conectados

 

/natureduca/geografia-paises-lituania-02






Geografía

PAÍSES

Lituania - 2ª parte


Geografía económica   Historia

1 2



Geografía económica

letra capitular Entre 1940 y 1960 la economía de Lituania estaba asentada fundamentalmente en el sector agrícola, que proporcionaba trabajo al 75 % de la población activa. A raíz de los masivos desplazamientos de los habitantes del campo hacia las ciudades, este porcentaje descendió al 50 %. No obstante, el país continúa siendo eminentemente agrícola, ya que la producción de cereales (lino, trigo, centeno), patatas y remolacha azucarera es de vital importancia para su economía. La ganadería está en permanente expansión y en ella resaltan la cría de bovinos --que da lugar a una destacada industria alimentaria-- y de porcinos. Por otro lado, en el puerto de Klaipeda se realiza el 20 % de las capturas de pescado de todo el conjunto báltico.

El subsuelo proporciona carbón, petróleo y gas natural. La industria, que ocupa al 42 % de la población activa, se vio favorecida en el pasado por el Gobierno soviético, que determinó la construcción de cuatro centrales térmicas y una nuclear (situada en Ignalina). A partir de la puesta en funcionamiento de esas nuevas fuentes de energía, cobraron vigor el sector metalúrgico, el de ingeniería mecánica, el químico y el textil. Las instalaciones portuarias de Klaipeda, donde el tratamiento de minerales y las construcciones navales son una especialidad, se han convertido en el punto de partida de las exportaciones de productos químicos y petroquímicos. Tras iniciarse el desmembramiento de la antigua U.R.S.S., la economía de Lituania entró en una fuerte crisis pero, al mismo tiempo, se volvió más abierta. En septiembre de 1991 se inició un proceso de privatización, a través de un sistema de bonos, que daba prioridad a los lituanos para adquirir propiedades que estaban antes en manos del Estado.

En 1992 se aprobó una controvertida ley que permitía a los exiliados y deportados, o a sus descendientes, reclamar los bienes confiscados por el Gobierno soviético. Además, se inició la liberalización de precios, se intentó reformar el sistema financiero y se aprobó la puesta en circulación de una nueva moneda nacional, el lit. Si bien la situación económica de Lituania, en su corta vida de estado independiente, ha sido más venturosa que la de sus vecinas bálticas, los habitantes de esta región continúan padeciendo los estragos de la crisis y la escasez general.

Historia

Los lituanos habitan el litoral oeste del mar Báltico desde hace al menos 2 000 años. En el s. XIII, y tras establecerse una confederación de estructura feudal destinada a atacar a las poblaciones eslavas y a defenderse de la agresión germánica, el príncipe Mandaugas (1239-1263) unificó el territorio y obtuvo con ello el título de rey. Entre 1316 y 1341 la región estuvo gobernada por Gediminas, quien dio al reino estructura de ducado; a partir de entonces se estableció allí una dinastía que permaneció en el poder hasta 1572. La capital del ducado era la actual ciudad de Vilnius.

Entre el s. XV y el XVIII la historia de esta nación báltica comenzó a fundirse cada vez más con la de Polonia, ya que en 1569 se creó, a través de la Unión de Lublin, el Estado polaco-lituano. Pero, en 1795, al producirse la tercera partición de Polonia, Lituania quedó anexionada al Imperio ruso. Sin embargo, la impronta polaca permaneció en la cultura lituana ya que muchos pobladores que habían cruzado la frontera desde Polonia sentaron las bases de una comunidad perpetua en esta región. El poder zarista, empecinado en disminuir la influencia católica y polaca en el nuevo territorio conquistado, agudizó sus intenciones de rusificar al pueblo lituano, hasta el punto de prohibir las publicaciones en lengua autóctona. El procedimiento no tardó en favorecer la creación de un movimiento nacionalista, que hizo públicas sus primeras reivindicaciones en 1905. Pero comenzó la Primera Guerra Mundial y el territorio que los lituanos pretendían que fuera soberano pasó a ser ocupado por los alemanes (1915).

Terminada la guerra, el 16 de febrero de 1918 Lituania se convirtió en un estado independiente que sobrevivió, simultáneamente, al anhelo soviético de crear una república lituano-bielorrusa y a la presión ejercida por Polonia para reconquistar la región perdida dos siglos antes. No obstante, esta última tuvo sus frutos en octubre de 1920, cuando los polacos conquistaron Vilnius, que permaneció bajo su poder hasta 1939. Durante ese período la capital del país fue Kaunas. El 1 de agosto de 1922 se redactó la primera Constitución, que declaraba a Lituania como un estado democrático con régimen parlamentario. Pero, la inestabilidad política reinante no permitió a la población disfrutar durante mucho tiempo de esa primavera democrática; en diciembre de 1926, el presidente nacionalista Antanas Smetona dio un golpe de estado militar y estableció un régimen dictatorial que duró hasta 1940.

En 1939, comenzada la Segunda Guerra Mundial, la U.R.S.S. había recuperado la ciudad de Vilnius y se la había cedido a Lituania en un intento de recobrar su influencia sobre el país. Pero la invasión alemana, ocurrida en 1941, frenó el proceso de sovietización e implantó un brutal régimen que dio muerte a más de 200 000 personas. Finalmente, Lituania fue recuperada en 1944 por los soviéticos, quienes no tuvieron una buena acogida por la mayoría de la población. Comenzó entonces una etapa de persecusiones religiosas y deportaciones, en la que el régimen estalinista debió enfrentarse a la resistencia armada de un importante sector del pueblo lituano. Pero, el sentimiento nacionalista y el desacuerdo con el Gobierno de Moscú no lograron ser exterminados, sino solamente acallados hasta que, con la llegada de la perestroika, los lituanos hicieron nuevamente públicas sus intenciones independentistas. En octubre de 1988 se creó el frente popular lituano, denominado Sajudis, y a fines del año siguiente el Partido Comunista de la entonces República soviética de Lituania decidió separarse del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS).

El 11 de marzo de 1990, después de la victoria del Sajudis en las elecciones celebradas un mes antes, el Parlamento lituano proclamó la independencia y eligió a Vitautas Lansbergis como presidente. La respuesta de Moscú a esta declaración fue el boicot económico y la sentencia al aislamiento. Tras varios enfrentamientos armados entre las tropas del Gobierno de Moscú y las lituanas, la población votó, a través de un referéndum celebrado el 9 de febrero de 1991, la independencia de la nación. Lituania pasó a ser reconocida como estado soberano primero por la Comunidad Europea, después por la propia U.R.S.S. y, finalmente, por la ONU (17 de septiembre de 1991). En las primeras elecciones parlamentarias celebradas en octubre de 1992, tras dos años de gobierno nacionalista, el 45 % de la población lituana votó a los ex-comunistas de Brazauskas, en medio de un ambiente de desencanto político y de crisis económica que influyeron indudablemente en el resultado electoral; dos años después Brazauskas fue elegido presidente.

Geografía económica   Historia

1 2

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios