GEOGRAFÍA - PAÍSES: Holanda - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 125 usuarios conectados

 

/natureduca/geografia-paises-holanda-01






Geografía

PAÍSES

Holanda (Países Bajos) - 1ª parte


1 2 3 4



Geografía física

olanda es un Estado de Europa Occidental. Limita con el Mar del Norte al N, Alemania al E, Bélgica al S y el Mar del Norte al O. La capital es Amsterdam. Tal y como su propio nombre indica, los Países Bajos (Nederland) ocupan un territorio de tierras bajas y llanas, que forman parte de la gran llanura noreuropea. En el interior del país se extienden las tierras más elevadas, las tierras altas, con poco más de 100 m de altitud media y una máxima elevación en el S de tan sólo 321 m.

La parte O es la de las tierras bajas, con una media de altura de 5 m y una gran parte bajo el nivel del mar (se alcanzan los -6,5 m cerca de Rotterdam). A pesar de esta uniformidad e inexistencia de relieves importantes, se distinguen en el país diversas grandes unidades paisajísticas: las vastas extensiones arenosas del S y el E interiores (regiones de Brabante, Overijssel y Drenthe); la meseta calcárea de Limburgo, en el SE, donde se alza el punto más elevado del país; los terrenos aluviales de las regiones litorales del centro y S (Holanda y Zelanda) y de los territorios ganados al mar en el NE; los suelos de turberas, muy frecuentes sobre todo en las regiones del N; y el largo cordón de dunas litorales que constituyen barreras naturales de entre 30 y 50 m de altura, protegiendo el litoral de mareas e inundaciones, y que se prolongan formando las islas Frisias Occidentales.

El aspecto más característico del medio físico del país lo constituye, pues, esta gran superficie que se extiende por debajo del nivel del mar, y que a lo largo de los siglos ha ido siendo recuperada por la población con los típicos pólders que hoy dominan el paisaje, los canales con sus también característicos molinos y, más modernamente, con grandes diques, como el que cierra la mayor extensión territorial en actual proceso de recuperación: el lago artificial de Ijsselmeer o antiguo mar de Zuiderzee.

El escaso relieve y la reducida superficie favorecen la total influencia de un clima atlántico. Se trata de un clima moderado, de escasa amplitud térmica, con unas temperaturas medias anuales sobre los 10 ºC. Los vientos predominantes son del O, fuertes y frecuentes, por lo que se da un paso constante de frentes atlánticos que provocan lluvias persistentes, aunque el volumen total de precipitaciones no resulta muy elevado (unos 800 mm anuales). Los fuertes vientos han permitido un gran desarrollo del uso de energía eólica, y en invierno suelen provocar fuertes tempestades que ponen en peligro los cordones de dunas, desprotegiendo las costas. Los inviernos son fríos y húmedos, registrándose unas temperaturas medias en enero entre 2 ºC y 4 ºC, mientras que en verano oscilan entre los 15 ºC y 17 ºC. El territorio de los Países Bajos constituye un espacio altamente humanizado, en el que los frondosos bosques caducifolios de tipo atlántico (robles, hayas, abedules, fresnos, sauces) casi han desaparecido, encontrándose tan sólo formaciones vegetales residuales y algunos enclaves protegidos (existen cuatro parques naturales y unas veinte reservas naturales), que en total suponen escasamente un 8 % de la superficie forestal.

En las pocas zonas no urbanizadas o cultivadas, donde el desarrollo de un estado arbóreo es difícil por la falta de suelos potentes, predomina un tipo de formación vegetal degradada, la landa, constituida por densos matorrales. En muchas de estas zonas la llana superficie dificulta un buen drenaje, por lo que una formación vegetal natural también muy característica son las marismas y las turberas, constituyendo normalmente importantes hábitats para muy diversas aves. En los bordes de las dunas litorales, el hombre ha introducido bosques de pino rojo como modo de fijación de éstos, a veces combinados con otras especies. También muchas extensiones de landa están siendo repobladas, más recientemente, con coníferas. Los Países Bajos no cuentan con una red fluvial propia, aunque en el S del país desembocan tres grandes ríos europeos, el Escalda, el Mosa y el Rin, que discurren por el país en sus amplios y dilatados cursos bajos, con multitud de meandros, y fraccionados en numerosísimos brazos, que confluyen en la desembocadura de los tres ríos formando un enorme estuario.

Durante siglos, los brazos fluviales han sido desviados, canalizados y drenados, formándose una muy densa red de canales entre ellos y todo tipo de estructuras, en previsión de crecidas de los ríos o de penetración del mar durante tempestades y mareas. De todas estas acciones de regulación destaca el llamado Plan Delta, un plan de realización de diques de unión entre islas para cerrar varios brazos de mar, concebido tras unas catastróficas inundaciones en 1953 y llevado a cabo entre 1955 y 1979. En cuanto a la red de comunicaciones fluviales (ríos y canales), los 4 380 km de vías navegables hacen del transporte fluvial en los Países Bajos el más importante de Europa. Ello va ligado a la importancia que adquieren los ríos como ejes estructuradores del desarrollo económico, al constituir vías de entrada naturales al corazón económico de Europa. En el N del país, sólo cabe destacar el río Vecht, que desemboca en el Ijsselmeer.

1 2 3 4

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios