GEOGRAFÍA - HUMANA: Demografía - 3ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 78 usuarios conectados

 

/natureduca/geografia-humana-demografia-03







Geografía

HUMANA

Demografía - 3ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8



Crecimiento de la población mundial

letra capitular El crecimiento de la población mundial constituye un fenómeno que se ha acelerado de forma sorprendente a partir de mediados del pasado siglo XX. Con anterioridad, el proceso era progresivo pero más lento. La llamada explosión demográfica queda demostrada por los 2.000 millones de seres que habitaban el planeta en 1950, y los 4.000 millones que se registrarían a principios de la década de 1980. Esta progresión denotaba una duplicación de la población cada 30 años.

Contrastan estos datos con los que se registraban en el año 1650; en esas fechas la población de la Tierra era de unos 500 millones de personas, pero debieron transcurrir dos siglos (hasta 1850) para que esas cifras se duplicaran; sin embargo en 1950 ya se había quintuplicado (2.500 millones). No obstante, el ritmo de crecimiento parece en la actualidad más moderado, sin llegar a una estabilización.

Factores del crecimiento poblacional

Un factor decisivo en el crecimiento de la población es la esperanza de vida. Los grandes progresos, sobre todo en la medicina, que se han manifestado a partir de mediados del siglo XX, han conseguido disminuir notablemente los índices de mortalidad, especialmente la infantil.

Los avances en el conocimiento científico ya eran patentes a partir del siglo XVII, aunque no habían comenzado a manifestarse directamente en los índices de crecimiento. Así, la agricultura, industria, medicina, organización social, etc., fueron objeto de grandes avances técnicos y científicos en favor de una cada vez mayor calidad de vida; la sustitución de la mano de obra humana por maquinaria y nuevas tecnologías, así como los mayores medios disponibles para controlar las enfermedades, dieron lugar a un considerable crecimiento poblacional.

control del hambre en los países subdesarrollados
Un factor decisivo para iniciar la nueva fase de crecimiento a partir de 1950 fue el control del hambre en los países subdesarrollados, apoyado por políticas agrícolas y de control de plagas

Otros factores inherentes a una mayor calidad de vida fueron decisivos para iniciar la nueva fase de crecimiento que se manifestaría a partir de 1950. Se distingue el control del hambre en países subdesarrollados, donde las producciones agrícolas estaban sujetas a variadas circunstancias, tales como ausencia de redes de abastecimiento de aguas, falta de tecnología de las semillas, y grandes dificultades para hacer frente a las inclemencias o destrucción de las cosechas, que iniciarían un círculo drástico en el diezmado de la población, consecuencia de la ausencia de alimentos, posteriores enfermedades nutricionales, e incluso epidemias y mortandad generalizadas en determinadas regiones y épocas de sequía.

El bajo coste de las medicinas, tales como vacunas y antibióticos, unidas a las nuevas posibilidades de control de las plagas agrícolas mediante insecticidas, así como las variedades de semillas de gran rendimiento, dieron un vuelco a la situación de la población en los países subdesarrollados, disminuyendo los fallecimientos por infecciones y parásitos, a la vez que se conseguían mejores y más abundantes cosechas. Estos factores lograron en algunos países en vías de desarrollo, alcanzar índices de crecimiento de población anual superiores al 3%, llegando a duplicar la población en poco más de 20 años.

El crecimiento cero

El problema del crecimiento y superpoblación mundial en los países subdesarrollados tiene su contrapunto en el llamado crecimiento cero. Este fenómeno es negativo y característico de los países desarrollados. Consiste en que el número de nacimientos es igual al número de fallecimientos, por tanto la población queda estancada al no renovarse, iniciándose un proceso de envejecimiento, es decir, la población sufre un desplazamiento de edades en el cual la mayoría de habitantes son de edad avanzada, frente a una minoría de jóvenes.

Las consecuencias del crecimiento cero es catastrófico para la economía de un país, especialmente en aquellos modelos de pensiones en los cuales una generación de personas ya ancianas, reciben la solidaridad y sustento hasta el final de la vida mediante el trabajo de las siguientes generaciones de jóvenes.

1 2 3 4 5 6 7 8

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios