TIERRAS Y CULTURAS - México: La Revolución Mexicana y sus secuelas, 1910-40 - 3ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 44 usuarios conectados    

 

/cultureduca/tierras-y-culturas-mexico-la-revolucion-mexicana-y-sus-secuelas-03





Tierras y Culturas

MÉXICO

La Revolución Mexicana y sus secuelas, 1910-40 - 3ª parte


1 2 3

La dinastía del norte: Obregón y Calle (continuación)



n 1928 el período presidencial se extendió de cuatro a seis años, y la doctrina de "no reelección" fue modificada para significar "no reelección sucesiva". Obregón fue el exitoso candidato presidencial en 1928, pero, como presidente electo, fue asesinado por José de León Toral, un fanático religioso.

Con Calles legalmente impedido de sucederse, se formó un partido político peculiarmente mexicano: el Partido Nacional Revolucionario, que, después de varias encarnaciones, eventualmente se convertiría en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Su monopolio del poder ocasionaría una gran controversia en los siguientes años. Formado bajo la inspiración de Calles, inicialmente fue una coalición de jefes militares regionales y locales, líderes laborales y campesinos. Para salvaguardar los logros de la revolución, Calles excluyó a la Iglesia Católica Romana y otros posibles elementos reaccionarios. Con Calles a la cabeza, el partido oficial gobernó en nombre de la revolución. Un congreso, extraído de los rangos del partido, nombró sucesivos presidentes de corto plazo para completar el mandato al cual Obregón había sido elegido.

Plutarco Elías Calle, Presidente de México entre 1924 y 1928
Plutarco Elías Calle, Presidente de México entre 1924 y 1928

En el período 1928-34, una depresión mundial (la Gran Depresión) y crecientes intereses personales causaron que muchos de los revolucionarios más antiguos y ahora conservadores, incluido Calles, avanzaran lentamente en la implementación de los mandatos de reforma de la constitución. La camarilla gobernante siguió siendo militantemente anticlerical, el cual también retiró el apoyo a la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM) que se desintegró, siendo sustituido el favor de los gobernantes hacia la nueva Confederación de Trabajadores de México (CTM). También disminuyó el ritmo de distribución de la tierra y redujo los programas educativos. En el lado positivo, los años de Calles vieron el comienzo de un programa de irrigación y construcción de caminos.

Resurgimiento bajo Cárdenas

Dentro de la familia revolucionaria, el general Lázaro Cárdenas era un revolucionario respetado, si no destacado. Después de haber trabajado en silencio y fielmente en la escala del poder político-militar durante los años de Obregón y Calles, parecía un candidato seguro en las elecciones de 1934. También fue aceptable para un poderoso grupo dentro del partido, que redactó un plan de seis años que incorporaba extendidas reformas revolucionarias.

Con su elección a la presidencia por un período de seis años que comenzó en 1934, Cárdenas se movió hacia la izquierda en franca oposición a los deseos de Calles. Cuando llegó la prueba inevitable del poder, Cárdenas ganó, empujó a Calles al exilio temporal y renombró y reorganizó el gabinete. Dio a cuatro grupos importantes representación especial: campesinos; labor; el militar; y el llamado "sector popular", que incluía, entre otros, burócratas y docentes. Los cuatro sectores acordaron apoyar la lista de candidatos que designó el partido. Los representantes locales, estatales y nacionales hicieron la política del partido y ratificaron la elección de candidatos del presidente.

Con un apoyo popular masivo y con las elites del poder bajo control, Cárdenas empujó incansablemente hacia objetivos revolucionarios. Él y sus asesores elaboraron los programas de reforma agraria; utilizando tierras expropiadas de propietarios privados, crearon cooperativas comunales y les otorgaron el estado ejidal. Al final de su mandato, alrededor del 40 por ciento de la fuerza de trabajo rural estaba bajo el programa del ejido. Cárdenas también nacionalizó los ferrocarriles y los colocó bajo la administración del trabajo.

Tal vez la acción más espectacular de Cárdenas fue la expropiación de compañías petroleras extranjeras después de una disputa laboral en la que los sindicatos exigieron no solo aumentos salariales sino también participación en lo que la administración consideraba su rol exclusivo. Una serie de casos judiciales y consejos especiales resolvieron a favor de los trabajadores. Cuando las compañías se negaron a aceptar las decisiones, Cárdenas, el 18 de marzo de 1938, decretó la expropiación de sus propiedades, nacionalizando así la industria del petróleo. Petróleos Mexicanos (Pemex), entonces una pequeña agencia, fue designada para administrar la industria para todo el país. El gobierno británico, cuyos nacionales tenían una participación mucho mayor que las empresas estadounidenses, rompió de inmediato las relaciones diplomáticas. Luego de una breve demora, el presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, indicó que, si México realiza pagos rápidos y justos, no intervendría diplomáticamente en nombre de las compañías petroleras. Esta reacción de simpatía se basó principalmente en el consejo del embajador de los Estados Unidos, Josephus Daniels, quien como secretario de la armada había ordenado la ocupación de Veracruz en 1914, pero que a lo largo de los años se había convertido en un cálido amigo del pueblo mexicano.

Los mexicanos consideran el 18 de marzo de 1938 como el aniversario de la independencia económica de México. Cárdenas no solo había restaurado un recurso importante para el patrimonio nacional, sino que también demostró que el honor y la dignidad nacionales no podían ser ignorados por los empresarios extranjeros, por muy poderosos que fueran. Después de involucrarse en campañas de propaganda, boicots, listas negras y otras formas de guerra económica, las compañías petroleras finalmente se vieron obligadas a resolver sus reclamos en términos esencialmente mexicanos. Al eliminar un pretexto para la intervención, el gobierno mexicano se aseguró de que las empresas recibieran todos sus pagos a tiempo.

Una vez que terminó la chapuza inicial, Pemex desarrolló la capacidad de impulsar la revolución industrial que marcó la siguiente época de México. Nadie se dio cuenta en ese momento de cuán importante sería el petróleo en la escena política y económica mundial en las siguientes décadas.

El general Manuel Ávila Camacho, a quien Cárdenas apoyó, y el general Juan Andreu Almazán pelearon en una cerrada y amarga contienda por la presidencia en 1940. Cuando Almazán perdió, buscó el apoyo de los Estados Unidos para una revolución. Pero para enfatizar la posición de Estados Unidos hacia Ávila Camacho y México, Roosevelt envió al vicepresidente Henry A. Wallace para asistir a la inauguración. Cuando Cárdenas dejó la presidencia en noviembre de 1940, se había cerrado un importante capítulo de la Revolución Mexicana.

La política interna de Ávila Camacho fue conciliadora. Mientras conservaba las formas anteriores, aplacó a los católicos romanos al anunciar: "Soy un creyente". Estas palabras tuvieron importancia política que trascendió su significado religioso inmediato. Querían decir que los programas sociales de la Revolución Mexicana se ralentizarían después de 1940. Sin embargo, los problemas principales de la época eran diplomáticos y económicos; el resurgimiento de Cárdenas había aumentado el respeto de sí mismo de México, pero había dejado a su economía en un estado deprimido. La economía sería probada durante la Segunda Guerra Mundial.

1 2 3

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios