TIERRAS Y CULTURAS - México: Historia precolombina - 5ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 27 usuarios conectados    

 

/cultureduca/tierras-y-culturas-mexico-historia-precolombina-05





Tierras y Culturas

MÉXICO

Historia precolombina - 5ª parte


1 2 3 4 5 6



El amanecer de los aztecas (continuación)

a larga peregrinación del pueblo azteco terminó, según el calendario occidental, en el año 1325. En una pequeña isla en el lago Texcoco, miembros mayores avanzados de la tribu divisaron el águila, el nopal y la serpiente.

Allí mismo, tomaron los avistamientos como señales de que habían encontrado su "tierra prometida", construyendo un templo y, a su alrededor, las primeras viviendas de lo que iba a convertirse en la poderosa ciudad de Tenochtitlán. Cinco siglos después la historia fundacional de la ciudad capital se representa y conmemora en la bandera nacional de México.

En el año 1325, los avanzados aztecas divisaron el águila, el nopal y la serpiente en una pequeña isla en el lago Texcoco, y allí mismo decidieron concluir su peregrinaje
En el año 1325, los avanzados aztecas divisaron el águila, el nopal y la serpiente en una pequeña isla en el lago Texcoco, y allí mismo decidieron concluir su peregrinaje

El águila, el nopal y la serpiente sen han convertido en la señas de identidad del México actual, y así está reflejado en su blasón oficial
El águila, el nopal y la serpiente sen han convertido en la señas de identidad del México actual, y así está reflejado en su blasón oficial

La isla rodeada de pantanos en el que los aztecas se refugiaron era tan poco atractiva que ninguno de los poderes en el Valle de México la había reclamado. Tenochtitlán fue por lo tanto el borde de las tierras ocupadas por los tres poderes del valle: el chichimeca de Texcoco, los toltecas de Culhuacán y el tepaneca de Azcapotzalco. La ciudad, se convertiría en una gigantesca y poderosa metrópoli.

La isla en donde el imperio mexica estableció su capital, Tenochtitlán, acogió una gigantesca y poderosa urbanización
La isla en donde el imperio mexica estableció su capital, Tenochtitlán, acogió una gigantesca y poderosa urbanización

No pasó mucho tiempo antes de que los aztecas usasen su posición estratégica ventajosa ayudando a la tepaneca en una guerra de expansión contra los toltecas, los chichimecas y otros pueblos vecinos. Y por el 1.428 el gobernante de los aztecas, Itzcóatl ("Serpiente de Obsidiana"), y su principal consejero, Tlacaélel, llevó a los aztecas en la conquista de sus antiguos aliados. En una sucesión de reyes ambiciosos en el siglo XV, los aztecas establecieron un dominio que llegó a abarcar la mayor parte del México actual.

La casi increíble historia de una pequeña tribu errante que fue capaz de construir un imperio en un siglo (desde el principio del siglo XIV hasta el comienzo del XV) se explica en gran medida por tres factores principales: la religión azteca, la economía del Valle de México, y la organización sociopolítica.

La religión azteca gira en torno al feroz dios del sol Huitzilopochtli. Después de luchar en su camino cada día a través del cielo, regresó al seno de la tierra, su madre (Coatlicue), donde renueva sus fuerzas con el fin de retomar la lucha contra la oscuridad.

Con el fin de garantizar la existencia humana, los aztecas, como "pueblo del sol," tenía que nutrir a Huitzilopochtli con sangre humana. Para ellos la guerra era, por tanto, una obligación religiosa que proporcionaba prisioneros que podrían ser sacrificados al dios sol. A medida que su poder crecía, los aztecas asesinaban ritualmente a los prisioneros de todas partes de lo que hoy es México en Tenochtitlán, a menudo, al arrancar su corazón del pecho aún latiendo.

La base económica de la hegemonía azteca era la agricultura del Valle de México, que se caracterizó durante varios siglos por los sistemas de riego y las chinampas (los mal llamados "jardines flotantes"), que eran en realidad un sistema de campos elevados para la agricultura.

Ilustración de la técnica agrícola azteca de la chinampa. En primer plano, construcción de una chinampa; al fondo, diversas chinampas ya en producción. La eficacia productiva de este sistema se tradujo en una fuerte densidad de población en el valle de México.
Ilustración de la técnica agrícola azteca de la chinampa. En primer plano, construcción de una chinampa; al fondo, diversas chinampas ya en producción. La eficacia productiva de este sistema se tradujo en una fuerte densidad de población en el valle de México.

La riqueza del suelo del fondo de los lagos se amontonaba y servía de base nutriente para las chinampas. Así, con el clima suave y abundante agua para el riego, estas estructuras producían varias cosechas al año, tanto de verduras y flores, como del producto que formaba parte de la base de su alimentación: el maíz.

1 2 3 4 5 6

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios