HISTORIA Y ARTE - LOS GERMANOS: Economía y sociedad - 1ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 19 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_germanos-economia-y-sociedad01





Historia y Arte

LOS GERMANOS

Economía y sociedad - 1ª parte


1 2



Introducción

onviene señalar que, tanto las estructuras económicas y sociales, como las costumbres de los germanos variaron a medida que sus relaciones con los pueblos romanizados se fueron intensificando. El mayor nivel cultural y técnico del mundo romano, así como la gran diferencia numérica que había entre germanos y romanos, hizo que fueran los invasores los que más se adaptaron, hasta que se produjo una total fusión entre unos y otros.

Dejando a un lado las peculiaridades de cada tribu, señalaremos los rasgos comunes a todo el mundo germánico.

La economía agropecuaria y el comercio

Hasta llegar a asentarse en las fronteras del Imperio, las distintas tribus germánicas practicaban una agricultura pobre y, con frecuencia, itinerante o una ganadería nómada de caballos y vacuno.

Probablemente por influencia romana aprendieron, tras sus asentamientos fronterizos, a practicar la agricultura sedentaria, alternándola con tareas de ganadería. Su artesanía fue inicialmente muy pobre, pero con el tiempo llegaron a destacar por sus trabajos en metal. Esta falta de artesanía condicionó su comercio, limitándose éste al intercambio de materias primas con el mundo romano. Cambiaban así productos como el ámbar o las pieles por metales. Carecían de moneda, por lo que su economía interna era de trueque e incluso en algunas tribus, la propiedad debió de ser, al menos hasta su asentamiento, colectiva.

La organización social

Desde el punto de vista social y antes de su integración en el mundo romanizado, los germanos estaban organizados en grupos no demasiado numerosos y bajo el mando de un caudillo que, generalmente, era elegido por la asamblea de guerreros que era el órgano supremo de poder dentro de la tribu.

Las relaciones sociales se fundamentaban sobre dos pilares: el parentesco y los juramentos de fidelidad. Tomando como base una concepción patriarcal de la familia, los lazos de parentesco eran los que, primordialmente, marcaban el límite de una tribu. Los juramentos de fidelidad eran los que garantizaban el respeto de una o varias tribus a un jefe; los hombres libres que hacían esos juramentos formaban la comitiva y el prestigio de un rey estaba en función de los comites que le ofrecían su fidelidad.

Entre los germanos también existían hombres semilibres y esclavos. Los semilibres eran los que, integrados en una tribu, no pertenecían a ella desde el punto de vista étnico y los esclavos eran, generalmente, cautivos de guerra.

1 2

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios