CINEMATOGRAFÍA: Tecnología del cine: Las lentes
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 16 usuarios conectados    

 

/cultureduca/cine_tecnologia-del-cine-las-lentes01



Cinematografía

TECNOLOGÍA DEL CINE

Las lentes

Fuente: Recursos educativos del Mº de Educación de España (Licencia Creative Commons)




l objetivo es el dispositivo que controla la luz que llega a la cámara y por consiguiente a la emulsión. Se compone de una serie de cristales curvos de distinto tamaño colocados en una estructura cilíndrica. Los rayos de luz convergen en un punto situado tras el objetivo que se establece como el plano de la película.

Dado que el objeto o sujeto a fotografiar puede estar situado en cualquier punto distanciado de la cámara, es preciso encontrar el modo de ajustar su presencia en el plano de la cámara, de enfocarlo, algo que se realiza con un anillo rotatorio denominado anillo de enfoque que acerca y aleja el objetivo de la cámara y con ello permite dar nitidez a lo que se desee.

¿Sabías que...?

el director de fotografía Gregg Toland, en películas de finales de los años 30 y sobre todo en Ciudadano Kane (Citizen Kane, 1941) de Orson Welles, fue quien, creando ópticas de menor longitud focal y aumentando la iluminación para cerrar diafragma, desarrolló la amplitud de la profundidad de campo enriqueciendo con ello las capacidades lingüísticas del cine?

La longitud focal es la distancia que existe desde el objetivo de la cámara al punto a fotografiar, que se denomina foco, en el que convergen los rayos de luz. La longitud focal está determinada por una serie de variables como el ángulo de toma de los objetivos o la cantidad de luz que llega a la cámara.

Los objetivos de longitud focal corta se denominan angulares (para una cámara de 35 mm, los objetivos angulares serían los de 18 mm y los de 25 mm.). Son ópticas que abarcan un amplio ángulo de visión; muy luminosas aumentan las líneas de fuga, la perspectiva y la sensación de distancia.

Los objetivos de longitud focal larga se llaman teleobjetivos (serie de 50 mm, de 75 mm, de 100 mm, y aun mayores) Son ópticas que comprenden un reducido ángulo de visión; poco luminosas, achatan la perspectiva y la distancia entre los objetos. Por otro lado, al estar más alejadas del plano de la película dan gran calidad de definición de imagen.

Con objetivos normales nos referimos a aquellos que se aproximan a la características de la visión del ojo humano; se mueven, dependiendo del formato de película, entre los 32 mm y los 50 mm. Este tipo de óptica recibe el nombre de objetivo de focal fija pero también existe un tipo de objetivo de focal variable popularmente conocido como zoom. Los objetivos zooms avanzan y retroceden variando la longitud focal; se les reconoce por su relación de longitud; con frecuencia van de 20/100 mm o de 25/250 mm, con lo que se dispone de un juego de ópticas amplio que abarca desde angulares hasta teleobjetivos en un mismo cuerpo.

Las ópticas pueden ser esféricas o anamórficas. Las esféricas obtienen una imagen en el negativo proporcional a la escena real. Las anamórficas comprimen la imagen, utilizando el mismo ancho de emulsión, 35 mm, produciendo un estrechamiento de las imágenes que al ser proyectadas han de pasar nuevamente por este tipo de lentes para restaurar las proporciones. Según el tipo de lente se obtienen formatos de 2:1 , 2,35:1, 2,55:1 (Cinemascope) o incluso 2,66:1.

El que una imagen esté nítida, en foco, se basa en el concepto de profundidad de campo, la zona por delante y por detrás del punto de foco que mantiene una definición aceptable. La profundidad de campo podemos controlarla estableciendo la cantidad de luz que llega a la película. Para ello contamos con el diafragma, una serie de láminas opacas superpuestas en espiral, que con un anillo pueden abrirse o cerrarse y que actúan como lo hace el ojo: a mayor intensidad de luz más se cierran y viceversa.

El grado de abertura del diafragma se indica en una escala escrita en el anillo establecida en números f, serie logarítmica formada por 1 — 1,4 — 2 — 2,8 — 4 — 5,6 — 8 — 11 — 16 — 22 — 32 — 64. Cada paso se denomina stop y supone el doble o la mitad de luz que llega a la emulsión según abramos o cerremos diafragma. Los valores menores (1 — 1,4 — 2) refieren a la mayor abertura del diafragma y mucha luz que accede a la emulsión y los valores mayores (22 — 32 — 64) a menor abertura o poca luz. En suma, y simplificando, en un desierto rodaríamos con un f 32 y en una gruta con f 2.

Estos valores se consideran indicativos de la rapidez que posee un objetivo. Se habla de ópticas ultraluminosas refiriéndose a aquellas de f 1,3; a partir de f 2 abren casi todas. Pero esta rapidez es relativa puesto que no considera las pérdidas de luz que se producen al atravesar tantas lentes en el objetivo, por ello es usual tener también la referencia en números T (valores reales de transmisión). Evidentemente la principal función del diafragma es la regulación de la luz que llega a la película pero es junto a la distancia focal, el otro elemento que determina la profundidad de campo.

La longitud focal y el diafragma son valores relacionados: A menor longitud focal (por ejemplo un objetivo 18 mm) y menor abertura (f 22) mayor profundidad de campo, mayor espacio que tendremos en foco a los objetos a fotografiar y a mayor longitud focal (100 mm) y mayor abertura ( f 2) menor profundidad de campo.

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios