CL ANIVERSARIO DE GUSTAV MAHLER

El gran músico nació el 7 de julio de 1860 en Kaliste (Bohemia), ese mismo año toda su familia se traslada a Jihlava y allí tomó sus primeras lecciones de teoría y piano; murió en Viena el 18 de mayo de 1811, ciudad en la que realizó su formación universitaria, compaginaba estudios de Derecho con los de Música: armonía, composición y piano -tenía quince años- en el Conservatorio [Gesellleschaft der Musik Freunde] entre 1875-1878 siendo uno de sus maestros Antonio Bruckner; trabajó como profesor de música y en esa etapa compuso Das Klagende Lied [La canción del lamento). 

Blog Cultureduca educativa mahler01 CL ANIVERSARIO DE GUSTAV MAHLER

Su fama comenzó a fraguarse tras sobresalir, a los veinte años, como director de orquesta. En 1880 aceptó dirigir el teatro de verano de Bad Hall, entre 1881-1883 en los de Ljubljana y Olomouc, etapa en la que compaginó la dirección con la composición hasta alcanzar, en 1883, el puesto de director musical de Kassel, donde el repertorio, compuesto de ópera ligera, no  le acabó de convencer y un desengaño amoroso con una de las cantantes le lleva a producir su primera obra maestra Lieder eines fahrenden Gesellen (Canciones de un camarada errante), de un esquema tonal que evoluciona paralelamente a la cambiante suerte de su héroe viajero; se trataba de un ciclo de canciones que completó con el comienzo de su primera sinfonía. Finalmente acaba dirigiendo el Landestheater de Praga (1887) en donde cosechó grandes éxitos con las interpretaciones de La Walkiria o El oro del Rhin junto a otras obras de Beethoven, Gluck, Mozart o Wagner.

Posteriormente sustituirá a Arturo Nikisch al frente de la célebre Ópera Estatal de Leipzig (Neus Stadt-Theater) donde se acaba imponiendo su talento. En 1888 dirigía la Orquesta Real de Budapest, período ensombrecido por la muerte de sus padres y hermana que, junto al nombramiento de un intendente para ejercer el control artístico le crean una situación insostenible y decide rescindir el contrato para pasar a dirigir el famoso Stadt Theater de Hamburgo (1891-1897) y, finalmente, la Imperial de Viena (1897) de la que sería director artístico un año más tarde, tuvo que apostatar de su fe judía y abrazar la religión católica. Dicho cargo fue muy criticado, él supo demostrar su valía contra los prejuicios de los jóvenes compositores radicales de su tiempo [incluso los llegó a apoyar] entre los que se encontraba Berg, Schoenberg, Webern y Zemlinsky, vivió la campaña antisemita de la prensa de su tiempo pero su gran profesionalidad y valía le acabó granjeando el respeto y admiración del público y de los músicos. En 1907, sumamente enrarecido el ambiente vienés, afectado también por una agudas afección cardiaca, decide dimitir y orientar sus pasos hacia la ciudad de Nueva York en donde dirigirá la Orquesta Filarmónica y la Metropolitan Opera House hasta 1911 cuando su salud empeora y decide regresar a Viena en donde fallece poco después.

Discutido como director y como músico, su legado -sobre todo sinfónico- nos ofrece una grandiosidad que no sólo despierta curiosidad, sino admiración y hacen de él una de las grandes figuras anteriores al dodecafonismo. Entre la decena de sinfonías que compuso destacan por su lirismo Die Argonauten, Lieder (Los argonautas y Canciones) o la número 8 conocida como «Sinfonía de los mil»,  donde la escena final está inspirada en el famoso Fausto de Goethe. También acabó la ópera de Weber Die drei Pintos cuyas exitosas representaciones en 1888 le acabaron dando el espaldarazo definitivo y una considerable independencia económica.

Acaba descubriendo la potencialidad música de los textos populares recogidos en Des Knaben Wunderhorn que le dieron la oportunidad de escribir la mayor parte de sus canciones durante los tres lustros siguientes, en su música dejó traslucir sus inquietudes y las evidentes contradicciones de un posromántico de gran sensibilidad. Se enamoró de la bisnieta de Weber y en 1902 se casó con Alma (hija del artista Emil Jacob Schlinder) que le proporcionó una seguridad emocional que le permitiría completar las sinfonías 5 y 8, junto a unos poemas de Rückert sobre la muerte de los niños (Kinbdertolenlieder). Se autodefinía como un compositor de verano ya que esta era la época más prolífica en su creación musical.

Mahler, en suma, hizo de las formas sinfónicas y la orquesta -sobre todo con los timbres agónicos de los instrumentos de viento- un dolido adiós al Romanticismo de su tiempo; representó la transición entre el wagnerismo y la revolución atonal. Su música se ha revalorizado mundialmente, engrandeciendo su legado hasta límites antes insospechados.

El servicio postal de Mónaco le dedica un sello de 0,90€ programado para las emisiones previstas para la Exposición Internacional de Filatelia MONACOPHIL 2009. Se anticipan al centenario de su muerte (2011) y al 150 de su nacimiento (2010, aunque de hecho la emisión forma parte del programa de este año y de ahí que el pie de imprenta indique ese dígito) aunque técnicamente comience a tener validez postal a partir del 4 de diciembre de 2009 según nos anunció su oficina de prensa.

El efecto monegasco nos muestra una imagen frontal del músico según el diseño de Cyril de la Patelliere y el grabado correspondió a Claude Andréotto; al lado izquierdo va la firma del músico [azul en vertical ascendente], el sello se realizó en talla dulce a dos colores, formato vertical [40x52mm] y la impresión se realizó en hojitas de seis ejemplares con fósforo incorporado para su tratamiento postal automatizado y la impresión se realizó en la Philaposte del correo francés.

http://www.oetp-monaco.com/
oetp@gouv.mc
http://www.mpo.cz/dokument40343.html
www.radio.cz/espanol

 

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@yahoo.es

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.