BICENTENARIO FÉLIX JACOB LUDWIG MENDELSSOHN BARTHOLDY

Este gran maestro y compositor nació en el seno de una familia de banqueros de origen judío el 3 de febrero de 1809 en Hamburgo y murió en Leipzig el 4 de noviembre de 1847. Creció en un privilegiado entorno y muy joven inicia sus estudios de piano con Ludwig Berger (teoría) y Zelter (composición), la primera representación pública la realizó en 1818 interpretando la parte de piano de un trío de Wolf, de hecho las primeras lecciones musicales las recibió de su propia madre. La primera pieza la escribió en 1820 (tenía 11 años).

Blog Cultureduca educativa mendelssohn BICENTENARIO FÉLIX JACOB LUDWIG MENDELSSOHN BARTHOLDY

Tras una gran profusión de sonatas, conciertos para piano y cánticos, se revelará como un consumado autor que domina el contrapunto y la forma. Tuvo una alta influencia de los personajes de su tiempo, entre los que destacan Humboldt, Hegel o Goethe; en su gran producción musical es fácil detectar también la influencia del inmortal escritor británico William Shakespeare, reconocible en lo mejor de su música, destacan Octeto para cuerda op. 20 y la inolvidable obertura Sueño de una noche de verano que tantas parejas eligen como su particular marcha nupcial. Como director de orquesta destaca a temprana edad, en 1829 dirigió una pionera interpretación de la Pasión según San Mateo que inició el culto del genial Juan Sebastián Bach.

Gran viajero, sus conciertos le llevaron a los mejores lugares de los circuitos de su tiempo, destacar Inglaterra (Escocia, 1829), Italia (1830-31), París (1931) y de nuevo Londres en 1832-33. Poco después se haría cargo de la dirección de la orquesta de Dusseldorf (1833-35) en donde concentra su energía en los oratorios de Haendel. Su más significativo logro lo alcanzará como director de la Orquesta Gewandhaus de Leipzig (1835-1845) en donde incluyó obras históricas y modernas que cautivaron a los melómanos del momento. En dicha ciudad fundó su célebre Conservatorio (1843) que poco después sería rebautizado Mendelssohn Akademie (1846), allí impartieron clases diferentes personalidades del mundo de la música, entre otros Schuman y Reger, también atrajo a estudiantes de todo el orbe entre los que destacan Delius, Grieg o Sullivan.

Su fase productiva se centraba en los periodos vacacionales del estío debido a que tenía un empleo real como compositor y director del coro de Berlín; Federico Guillermo IV proyectó un conservatorio para la capital imperial, allí residió varias temporadas y fue donde escribió esa música escénica que ha llegado hasta nuestros días con gran predicamento: Sueño de una noche de verano (1843).

Como organizador de festivales estuvo muy requerido por este tipo de eventos musicales, su impronta marcó, sobre todo, los de Niederrhein y Birmingham (Inglaterra). Su muerte, con apenas 38 años, significó una de las grandes pérdidas en su tiempo. De las muchas composiciones hay una pieza de especial significado: Paulus, estrenada en el Musikfeste de 1836, era una adaptación inspirada en el Nuevo Testamento pero que es toda una alegoría de la historia familiar del clan Mendelssohn [familia judía convertida al cristianismo que tiene un apartado especial en uno de los más modernos museos de Berlín: el MUSEO JUDÍO especializado en la historia de este sufrido pueblo, hay un apartado especializado en ellos y en donde se encuentra una máquina a la que se le introduce una moneda de 5 céntimos de euro y tras su accionado manual saldrá “planchada en formato oval” con el busto del músico y prácticamente no quedará ni rastro de la original moneda de cobre].

En la parte coral destaca la extremadamente dramática Die erste Walpurgisnact op. 60 inspirada en uno de los poemas de Goethe que nos descubre la nueva balada coral en donde se saluda a la primavera. Muchas de sus piezas tienen un desigual carácter y permiten vislumbrar una amplia variedad de funciones sociales. Al margen de sus piezas, también realizó arreglos sobre obras de Bach, Beethoven, Haendel y Mozart.

En 1837 se casó con Cecilia Jeansenand de la que tuvo cinco hijos. La pérdida de su hermana Fanny, a la que estaba muy unido, a finales de mayo de 1847, fue sin duda la más dolorosa de las circunstancias (su padre había fallecido en 1835 y su madre en 1842). De hecho, meses después fallecía el gran compositor, podría decirse que no superó el drama de la muerte de su hermana; a pesar de las circunstancias, en esa etapa creó algunas de sus más importantes obras. Por sus oratorios, podemos considerarlo uno de los más grandes maestros de la época de oro de este género musical.

El gran maestro ha sido filatelizado en numerosas ocasiones, ahora lo hacen las autoridades postales de Mónaco con motivo del Bicentenario. Es un sello de 1,50€ emitido en minipliegos de diez ejemplares en formato vertical diseñado por Guéorgui Chichkine y grabado por Yves Beaujard. Fue puesto en circulación el 29 de enero de 2009 dentro de la serie dedicada a personajes célebres, comparte honores con Louis Blériot (pionero francés de la aeronáutica) y Juana de Arco de la que se está celebrando también el centenario de su beatificación.

Félix aparece de frente, su mano derecha sostiene una partitura y, como contrapunto, la imagen de Jesús con la cruz a cuestas, rindiendo tributo a algunas de sus composiciones de alto contenido religioso.

www.oetpmonaco.com

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@gmail.com
lacandon999@yahoo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *