Bicentenario de Ole Bull (Noruega)

Un nuevo sello honra a uno de los más grandes violinistas de todos los tiempos, se trata del noruego Bull del que estamos celebrando el bicentenario de su nacimiento y el 130 aniversario de su muerte. En el sello aparece en una fotogénica imagen, a la derecha está tocando el violín (de espaldas al espectador) y, como fondo, la partitura “Gruss aus der Ferne”. La estampilla forma parte de una serie de dos efectos, el otro dedicado al historiador Peter Andreas Munich, uno de los primeros no católico que logró acceder en el XIX a los archivos históricos del Vaticano. Fue diseñado por Sverre Morken, tarifa acifrada para correo interior (8,50 coronas), la impresión se realizó en bobinas de 100 ejemplares para su expendición en las máquinas del correo y corrió a cargo de la holandesa Johan Enschedé en offset.
 
Olle Bornemann Bull nació en Bergen el 5 de febrero de 1810 y murió de cáncer en la pequeña isla de Lysoen in Os (cerca de su ciudad natal) en donde se había hecho construir una exclusiva residencia que encargó al arquitecto Conrad von der Lippe, el 17 de agosto de 1880. Está considerado como el primer noruego que alcanzó renombre internacional y el día de su entierro, el navío, que devolvía sus restos a su ciudad natal, fue escoltado por quince barcos de vapor y centenares de pequeñas embarcaciones le acompañaron hasta el puerto en donde le estaban esperando miles de personas; fue sin duda uno de los más grandes violinistas del XIX.
 
Blog Cultureduca educativa olebull01 Bicentenario de Ole Bull (Noruega)

Su padre había previsto que siguiera la vida religiosa, pero desde la más tierna infancia Bull supo captar las melodiosas y tranquilizadoras canciones que le cantaba su madre, pronto se vería en la orquesta del teatro de su ciudad y como solista en la Orquesta Filarmónica de Bergen. A los 18 años fue enviado a la Universidad de Cristianía [era el nombre que en aquella época tenía la capital de Noruega, actualmente Oslo] aunque no pudo pasar el examen preliminar, allí estudió en el Musical Lyceum del que acabaría siendo director al tiempo que dirigía la Orquesta del Teatro (1828), en esa época conoció a Henrik Wergeland que acabaría escribiendo su biografía.

Poco después partía para Kassel (Alemania) con la pretensión de estudiar derecho, allí estudió con Sporh y un par de años más tarde lo tenemos en París en donde entra en contacto con el virtuoso moravo Heinrich Wilhelm Ernst que lo guiará para continuar los pasos del genial Paganini: era 1832. Al año siguiente consigue su primer éxito del público de Bolonia con su “Concierto den La”. En la década siguiente realizaba una estancia en Mallorca, residió una temporada en Pollensa y allí realizó numerosos conciertos al aire libre. Un lustro después Bull era uno de los mejores violinistas de la historia y realizaba centenares de conciertos en solitario [en Inglaterra realizó 274 en 1837], en la Ciudad de la Luz estudió con Villaume; pero hay algo que pocos biógrafos citan de esta estancia en la capital francesa: su intento de suicidio, se arrojó al Sena ante la desesperación en la que cayó, se armó un gran revuelo y se formó un gran corro de curiosos, entre ellos estaba una dama que lo tomó bajo su protección y con cuya hija acabará casándose. Fue un gran coleccionista de violas y violines, tenía ejemplares únicos de Amati, Gasparo da Salò, Guarneri o Stradivarius; algunos fueron donados por su viuda al Bergen Vestlandske Kustindustrimuseum.

nació en Bergen el 5 de febrero de 1810 y murió de cáncer en la pequeña isla de Lysoen in Os (cerca de su ciudad natal) en donde se había hecho construir una exclusiva residencia que encargó al arquitecto Conrad von der Lippe, el 17 de agosto de 1880. Está considerado como el primer noruego que alcanzó renombre internacional y el día de su entierro, el navío, que devolvía sus restos a su ciudad natal, fue escoltado por quince barcos de vapor y centenares de pequeñas embarcaciones le acompañaron hasta el puerto en donde le estaban esperando miles de personas; fue sin duda uno de los más grandes violinistas del XIX.

En Bergen fue fundador (1850) de unos de los primeros teatros en lengua noruega el Der Norske Theater [El Teatro Noruego], que más tarde se conocería como Den Nationale Scene. En 1858 conoce a otro de los grandes músicos noruegos: Edvard Grieg [al que le unían vínculos de sangre ya que su hermano se había casado con la hermana de Edvard que en aquel entonces apenas tenía 15 años], convenció a su familia de la potencialidad de Grieg y logró que fuese a estudiar al exclusivo Conservatorio de Leipzig (Alemania).

Entre sus numerosas composiciones destacan Saterjenstens Sontag y Nocturno en Re mayor Op. 2, aunque es más recordado como intérprete y mucho menos como compositor. Sus primeros triunfos se dieron en las ciudades italianas de Bolonia y Nápoles (1833), dos años más tarde el público parisino y londinense le aclama y encumbra en todo el continente, rápidamente salta a los Estados Unidos en donde desarrollará la mayor parte de su vida artística.

El violinista viajó en varias ocasiones por los Estados Unidos y el 24 de mayo de 1853 consiguió hacerse con una propiedad en Pensilvania en donde fundó New Norway (45 km² por los que pagó 10.388$), se compuso de cuatro colonias: Nueva Bergen (actual Camp Carter), Oleana (que la bautizó junto a su madre), Nueva Noruega y Valhalla; intentó construir un castillo en una de sus colinas pero Nordjenskald no logró materializarse y la colonia socialista que soñó casi acabó costándole la vida, le arruinó. En esa aventura también había embarcado a Ibsen, Bjornson e incluso al jovencísimo Grieg, recordemos que el XIX fue un siglo de grandes migraciones escandinavas a los Estados Unidos y son numerosas las poblaciones que tienen topónimos nórdicos.

Contrajo matrimonio en 1836 con Alexandrine Félicie Villeminot con quien tuvo seis hijos, aunque sólo dos le sobrevivieron [Alexander Ole Félix Etienne Bull 1839-1914 y Eleonore Felicie Bull 1843-1923]. Enviudó en 1862 y seis años después conocía a Sara Chapman Thorp (1850-1911) tras un concierto que había realizado en Madison (Wisconsin); en 1870 volvió a la zona y comenzó a cortejarla (entonces el tenía 60 años y ella apenas 20) y se casaban secretamente en Noruega (Junio de 1870), un año después celebraron la ceremonia pública en Madison, fruto de ese enlace sería Olea (1871-1913). Sara fue su inseparable compañera y, en muchas ocasiones, le acompañó en sus conciertos tocando el piano. Tras la muerte del gran músico se instaló en Cambridge (Massachusetts) en donde se convierte en una de las intelectuales más importantes de su tiempo y en 1883 publicaba las memorias sobre la vida del gran violinista; su último concierto se dio en Chicago un año antes de su muerte, cuando era consciente de su enfermedad, volvió a su tierra natal en donde muere poco después en la islita que había elegido para su residencia.

Hijo de la corriente nacionalista noruega cuya realidad se consigue cuando el país alcanza la independencia respecto al reino de Suecia en 1905: 25 años después de su muerte, solía introducir variaciones folklóricas que realzaban su ideal por una Noruega libre. Está considerado como el gran héroe y el símbolo que permitió aunar las fuerzas que rompieron, definitivamente, más de 400 años de dominación danesa.

Algunos de los testimonios que honran su figura son la villa de Oleona [algunos rótulos todavía conservan la grafía original] en el Condado de Potter (Pensilvania) en la zona norte del estado, en una región montañosa entre las carreteras 44 y 144 (también conocida como la Ole Bull Road). En esa región nos encontramos el parque que lleva su nombre (está en el Susquehannock State Forest) y el inacabado castillo en una de sus colinas que es uno de los muchos atractivos para los visitantes que acuden a esta región. En Kentucky están las Cuevas del Mamuth (Mammoth Cave) una de cuyas grutas fue bautizada como la Ole Bull Concert Hall, habitualmente se dan conciertos en tan peculiar sala. Varias estatuas honran su legado, entre otras las de Loring Park (Minneapolis) y en Bergen, su ciudad natal, en la plaza que lleva su nombre en pleno casco histórico de la ciudad marinera. El séptimo arte lo clebró con la película Ole Bull-El Titán que dirigió en 2006 Aslak Aarhus. El Festival Internacional de Bergen rinde tributo en cada nueva edición a uno de los más grandes de la música clásica nórdica, donde Bull y Grieg pusieron los cimientos para que, pocos años después, sobresalieran músicos tan importantes como Sinding, Johansen, Jensen, Sæverud, Egge, Tveitt, Sommersfeldt, Kvandal, etc. 

 Blog Cultureduca educativa bull_advers_150 Bicentenario de Ole Bull (Noruega)  Blog Cultureduca educativa bull_revers_150 Bicentenario de Ole Bull (Noruega)

También se le ha conmemorado numismáticamente el mismo día 5 de febrero de 2010; la moneda, de 10 coronas, lleva -en su reverso- el rostro del gran músico y parte de la partitura de su celebrada Sætergjentens Søndag, tiene un diámetro de 24 mm, 2 mm de grosor y un peso de 6,8 gramos. En su aleación se ha empleado un 81% de cobre, 10% de zinc y 9% de níquel, siendo su canto liso/estriado.

El reverso fue diseñado por el escultor Wenche Gullbransen, debajo del apellido del músico aparece la inscripción 200 AR (200 años), bajo el valor liberatorio del metal van las iniciales del grabador. La moneda conmemorativa es de curso legal y ya está en circulación en el país nórdico.

En el anverso aparece el soberano Harald V mirando hacia la derecha, se acuñó en la Det Norske Myntverkets [Ceca de Noruega] cuya marca -pico y martillo cruzados- aparece entre la segunda y tercera cifra del año 2010, justo bajo el cuello del rey. El diseño del anverso correspondió a Ingrid Rise Austlid, cuyas iniciales IAR aparecen tras el cuello del monarca, lado izquierdo de la moneda, a la altura de las letras HA (de Harald). 

www.posten.no/frimerker
frimerketjenesten@posten.no

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@yahoo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *