COSMOS: La Galaxia y sus cuerpos planetarios: El Sistema Solar - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 68 usuarios conectados

 

/natureduca/cosmos-la-galaxia-y-sus-cuerpos-planetarios-el-sistema-solar-02







Cosmos

LA GALAXIA Y SUS CUERPOS PLANETARIOS

El Sistema Solar - 2ª parte


1 2



Formas de la materia y propiedades del Sistema Solar

a materia de la que está formado el Sistema Solar se encuentra confinada casi totalmente en una región cuyo radio abarca unas 50 unidades astronómicas. Esta materia presenta, fundamentalmente, tres formas: rocosa, gaseosa y hielos. La rocosa está básicamente constituida por hierro, magnesio y silicio; la gaseosa está formada por hidrógeno y gases nobles apenas condensados; los hielos los componen agua, metano y amoníaco.

Existen diversas propiedades en el Sistema solar, algunas dignas de mención son sus órbitas, éstas son casi circulares y todas muy próximas al plano de simetría de todo el sistema; con respecto al plano común, Mercurio forma un ángulo de 7º, y Plutón de 17º. Salvo Venus y Urano, el movimiento de rotación de todos los planetas, así como más del 80% de los satélites, es directo en el mismo sentido que el de las traslaciones (contrario a las agujas del reloj).

Una característica de interés se refiere a las densidades planetarias, éstas se reducen conforme nos desplazamos desde el centro del sistema hacia sus confines. Con respecto al Sol, con algo más del 99% de la masa total del Sistema, éste gira muy despacio con respecto a los planetas.

Hipótesis sobre el origen del Sistema Solar

Existen muchas hipótesis sobre el origen del Sistema Solar, sin embargo hay dos que tienen mayoría de seguidores:

La primera hipótesis estima que el Sistema Solar se originó tras la colisión de dos estrellas, que pasaron muy próximas entre sí, tras verse afectada la más pequeña por la atracción de la mayor. La estrella más ligera habría desprendido los fragmentos de los cuales se formaron todos los elementos del Sistema Solar.

Una de las hipótesis sobre el origen del Sistema Solar Una de las hipótesis sobre el origen del Sistema Solar
Una de las hipótesis sobre el origen del Sistema Solar Una de las hipótesis sobre el origen del Sistema Solar
Una de las hipótesis sobre el origen del Sistema Solar

En la segunda hipótesis, el Sistema Solar se habría formado partiendo de una nebulosa de gas y polvo cósmico. El Sol originario se habría formado mediante la concentración en el centro de la nebulosa, de la mayor parte de la masa.  Mediante el giro de la nebulosa irían gravitando los materiales y concentrándose en discos, los cuales, tras sucesivos choques formarían los planetas, configurando el actual Sistema Solar.

Modernas simulaciones sobre el origen del Sistema Solar

En la actualidad, las técnicas de simulación por ordenador para el estudio de los fenómenos de formación y evolución de los cuerpos celestes, permite establecer teorías relativas sobre el origen del Sistema Solar, así como de los planetas y satélites. Las simulaciones permiten justificar la hipótesis nebular, según la cual el Sistema Solar se habría formado mediante el proceso de contracción de una primitiva nebulosa en rotación, tras la onda de choque de una supernova que habría explosionado en las proximidades, y que habría añadido elementos pesados a la nube. La condensación en la zona central habría dado lugar al Sol, para posteriormente formarse los planetas por fragmentación de un disco de materia restante.

La teoría de los planetesimales explicaría la formación de los cuerpos que conocemos en la actualidad, por la cual los granos de materia seguirían un proceso de aglomeración. Inicialmente, se condensarían los fragmentos de roca y posteriormente los hielos, dando lugar a las atmósferas primitivas. El Sol, que estaría en formación, tendría una furiosa actividad arrasando y sometiendo las atmósferas iniciales de los planetas a un bombardeo continuo de cometas. Salvo Mercurio, que carece de atmósfera, consiguieron regenerar sus atmósferas durante la contracción y enfriamiento después de los procesos volcánicos. Por su parte, los planetas exteriores fueron escasamente afectados por el Sol, reteniendo su atmósfera inicial. Sin embargo, la poca atracción gravitatoria sobre Plutón y los satélites, debido al pequeño tamaño, provocó que éstos perdieran el helio e hidrógeno.

1 2

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios